Otros Deportes

'Si tu deporte no es del ciclo olímpico, no hay ayuda': Orlando Duque

El caleño habló con EL TIEMPO sobre su lesión, temporada y lo que viene para él.

Orlando Duque

Orlando Duque, deportista colombiano.

Foto:

AFP

26 de febrero 2017 , 10:06 a.m.

Orlando Duque tiene 42 años, pero su ambición de ganar y ser el mejor en los saltos de altura es igual o incluso mayor que la que tenía hace 20, cuando tomó la decisión de dejar el país para irse a aventurar en el deporte y radicarse en Hawái. Allí comenzó su sueño, que terminó siendo realidad cuando se proclamó campeón mundial de salto de altura en Barcelona 2013, el primero en la historia de esa disciplina.

Lejos de pensar en un retiro, Duque, que volverá a radicarse en su natal Cali, siente la pasión de seguir en la brega y tiene en esta temporada el objetivo de regresar al podio de la Serie Mundial Red Bull Cliff Diving y volver a ser campeón mundial, esta vez en Budapest (Hungría), donde se llevará en julio la principal competencia que es avalada por la Federación Internacional de Natación (Fina).

El caleño, que acaba de ganar una prueba invitacional denominada ‘Salto al fin del mundo’, en Mar del Plata (Argentina), habló de sus expectativas, la recuperación de la lesión que sufrió a mitad de la temporada pasada, de sus metas a corto y largo plazo y de lo difícil que es ser profesional en el país en una disciplina que no sea olímpica.

¿Qué enseñanzas le dejó la temporada 2016?

Tuve un buen inicio, con buenos saltos, y alcancé el tercer lugar de la Copa Mundo, pero a mitad de año, en Francia, tuve una lesión grave; al entrar se separaron las piernas, y eso me afectó los aductores de la pierna derecha y me dio una pubalgia. Fue un dolor intenso. Pese a eso, pude terminar la temporada, casi en una sola pierna, y, claro, eso afectó el resultado final.

¿Ya está recuperado?

Sí, me sentí muy bien en Mar del Plata. No tuve ningún dolor. La recuperación completa se hizo con descanso, terapias y fortalecimiento. Ahora estoy trabajando en tener más variedad en mis saltos.

¿Las lesiones le han hecho pensar en el retiro?

En un deporte de alta exigencia, la edad pasa factura. Pero este año me siento motivado, con la idea de implementar más técnica, y pienso que mientras el cuerpo dé y la exigencia la cumpla, podré seguir saltando. Quiero volver a ser campeón mundial Fina, en Hungría, y regresar al podio de la Serie Mundial. Además, este año también tengo competencias en la Copa del Mediterráneo, en Italia. Hay Orlando Duque para rato. Ya en el 2018 miraremos, pero por ahora no pienso en el retiro, claro que llegará el día de hacernos a un lado.

¿Qué giro les ha dado a los saltos?

Bueno, he cambiado mi preparación, al estar rodeado de otras personas muy técnicas. Me radicaré en Cali y allí entrenaré en las piscinas Panamericanas. Los cambios se realizan paso a paso, y espero que a medida que avance la temporada, la técnica que implemente también ofrezca resultados. La primera gran prueba será en Abu Dabi, en abril.

¿Cómo van los que serán el cambio generacional en saltos de altura en el país?

Miguel García es un joven, estuvo en Mar del Plata y tiene mucho futuro. Es muy técnico y está concentrado en sus objetivos, pese al poco apoyo económico con el que cuenta. Va en el proceso. Cristian Alayón debió parar por un tiempo porque se fue al extranjero a cumplir con obligaciones de trabajo. Es una lástima que por falta de apoyo no pueda seguir, pero volverá en un tiempo; tiene talento y no se puede perder.

¿Es difícil practicar en el país un deporte que no es olímpico? ¿Hay ayuda?

Claro, aquí se maneja el deporte de una manera especial. Es complicado porque si tu deporte no es olímpico, no tiene recursos estatales. Yo he podido practicar y ser profesional gracias a la empresa privada internacional. En Colombia, la empresa privada está apoyando algunos deportes, pero es complicado. Seguramente, cuando sea olímpico habrá mucha gente sacando pecho sin haber hecho labor dirigencial. Cuando hay buenos resultados, que es el día de la competencia, vienen los elogios y las palmaditas en la espalda, pero cuando se necesita el apoyo económico no aparece nadie.

¿Qué hará cuando se retire?

Ya estoy trabajando en varios proyectos. Entrenador no seré, se requiere de mucho tiempo. Me inclino más por ser dirigente, pero a nivel internacional, apoyando el proyecto para que los saltos de altura sean incluidos en el programa olímpico. En la actualidad hago parte del Comité Técnico de la Fina. Ese sería otro sueño por cumplir, así sea que no pueda competir en unos Olímpicos. Desde allí puedo hacer una buena labor.

¿Alguna vez le ofrecieron competir por otro país?

Yo soy ciudadano estadounidense desde el 2008, pero nunca pensé ni he pensado en competir por otro país. Siempre llevo a Colombia en mi corazón, eso está en la sangre, y siempre estoy muy orgulloso de lucir los colores de la bandera, y así siempre será.

JAVIER ARANA
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @arana_javier

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA