Deportes

Meluk le cuenta... (De la Oro y Paz y la Superliga)

12 de febrero 2018 , 11:43 a.m.

¡Sensacional! ¡Espectacular! así fue la primera carrera UCI 2.1 que se corrió en el país. Me quedo corto en los calificativos, pues la Colombia Oro y Paz retomó el lugar que tuvo la vieja Vuelta a Colombia en bicicleta, que desde hace rato es una prueba que se agota por la ausencia de figuras y su falta real de interés.

Esta semana
estuvieron los mejores de nuestra tierra: Nairo, Urán, Henao, Gaviria y el sorprendente campeón, Egan Bernal, y los aficionados salieron por miles a las carreteras para verlos pasar un segundo, como cuando el país se paralizaba porque tenía la oreja pegada al radio. Solo faltaron Chaves y ‘Supermán’ López.

Fue una semana bella y emocionante con los embalajes eléctricos, los ascensos templados y los finales de infarto, como el del sábado, en Salento, cuando los máximos ídolos lucharon pedalazo a pedalazo en la misma línea de meta por el triunfo o como este domingo, en Manizales, cuando el título se definió metro a metro, segundo a segundo. ¡Esto fue como si Falcao, James, Cuadrado y Ospina jugaran desde los cuartos de final de la Liga de fútbol! Ni más ni menos.

Hay cosas para mejorar,
claro, como la logística y la información en carretera para los ciclistas, el público y la prensa o el suministro de resultados con prontitud. Fueron ‘apenas’ seis etapas, ‘apenas’ fue una semanita. Como dirían los cachacos, “lástima lo poquito”. Estuvo muy buena y nos revivió la pasión por el ciclismo.

* * *

Supergrave. Miércoles pasado. Final de la Superliga. Millonarios le ganó 1-2 a Nacional. Antes y durante del festejo, barrabravas de Nacional bajaron al campo y recriminaron a los árbitros y a jugadores de Millos, que abortaron la vuelta olímpica.

Este martes, la Comisión del Campeonato analizará el caso. Además de estudiar los informes del árbitro y demás oficiales, oirá las declaraciones de los cuatro funcionarios de la Dimayor que estuvieron en el estadio.

Según mis averiguaciones, la tesis que más fuerza tiene hoy es que serán sancionados algunos jugadores de Millos por provocar y esa barra brava, por invadir el campo.

En gracia de discusión aceptemos que hubo provocación de los jugadores de Millos. Dos de los reporteros de campo de los servicios de TV aseguran que la hubo.

La provocación es una conducta prohibida y penalizada. En consecuencia, aquí se hubiera castigado a Messi y a Cristiano Ronaldo por desafiar a la tribuna al exhibir sus camisetas con los brazos en alto siendo visitantes en el Bernabeú y el Camp Nou.

Es insólito e inadmisible justificar a las barras en esa “provocación”. Eso es tan ridículo como culpar a la minifalda de la violación y al escote, del acoso. La condena es para la víctima. ¡Increíble!

Como bien lo dijo Martin Luther King: “No me aterra la maldad de la gente mala. ¡Me aterra la indolencia de la gente buena!”. Los valores están invertidos.

Esa barra de Nacional es avalada y apoyada por el equipo, que le dio la logística del estadio y unas ‘tiendas verdes’ para explotarlas comercialmente. ¡Sí la condecoró en la fiesta de los 70 años!

Llevo años rechazando de manera vehemente a estas barras criminales con su amenaza e intimidación, con su microtráfico y reventa de boletas, con sus atracadores de pandilla y puñaleta.

Llevo años repudiando a esas barras criminales verdes, azules, rojas, blancas, amarillas o rayadas... ¡A todas! Por eso aplaudo al presidente de Millos en su lucha frontal: ya les quitó las tribunas que habitaban. Por fortuna, no toda la gente buena es indolente.

Cesar Augusto Londoño, este domingo, en el programa ‘Carrusel deportivo’, dijo: “La cancha es sagrada. No hay ninguna razón, no hay ninguna justificación para invadirla”.

Iván Mejía fue contundente en ‘El pulso del fútbol’: “El que gana tiene derecho a dar la vuelta olímpica. La barra es la que no tiene derecho a estar en la cancha antes del partido y menos al final. Esa barra es el cuerpo de seguridad de Nacional con total complicidad del equipo (...) La barra es la que manda en Nacional. ¿Quién sacó a Lillo? ¡La barra! ¿Quién sacó a Botero? ¡La barra! ¿Quién trajo a Zúñiga? ¡La barra! ¿Quién dejó a Macnelly? ¡La barra! Para qué presidente si la que manda es la barra".

‘Pacho’ Vélez, de Fox Sports, trinó: “Lamentables los hechos que se presentaron por parte de un sector de la barra de Nacional. El tribunal de disciplina de la Dimayor debe ser drástico y ejemplarizante. Los violentos no pueden ensuciar más el fútbol”.

Así es: tolerancia cero con las barras criminales.





Meluk le cuenta…

GABRIEL MELUK
Editor de DEPORTES
En Twitter: @MelukLeCuenta

MÁS COLUMNAS

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA