Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 02:04 p.m. - jueves 24 de abril de 2014

12:54 a.m.

La historia gloriosa de Nairo Quintana, campeón del Tour de L'Avenir

El boyacense adora a su familia, invierte cada peso que se gana y quiere estudiar.

La historia de Nairo Quintana no es diferente a la de la mayoría de los ciclistas colombianos que pasan de inadvertidos a héroes nacionales. Nacido en Tunja, pero criado en Combita, su carrera como ciclista comenzó en el colegio siendo la bicicleta su medio más oportuno y económico de transporte.

"Vivía en la vereda La Concepción y para llegar al colegio (Alejandro de Humbolt) que quedaba en Arcabuco, todos los días me iba en 'bici' para hacer menos largas las jornadas. Me imaginaba que estaba corriendo una vuelta importante y trataba siempre de ganar (risas)", dijo.

En la todoterreno de hierro, con rines de acero y que su papá, con gran esfuerzo adquirió por 60.000 mil pesos en un 'segundazo', Nairo aprendió los secreticos que hoy en día pone en práctica en una bicicleta ligera, rigida, geométrica y de carbono, con cambios y ruedas Shimano y un sillín cómodo, de gel, que apróximadamente cuesta 10 millones de pesos.

"Mi papá ha tenido que ser intervenido en tres ocasiones por un accidente automovilístico que sufrió a los siete años. Él, en este momento, es una persona limitada fisicamente y no puede hacer mayores esfuerzos. Yo lo escucho en todo, y la plata que he podido ahorrar, la he invertido en una tiendita que tenemos y en algunas vaquitas", señaló.

Amante del reggaeton, y de la carrangera, ritmo que no sólo canta, sino también baila muy bien gracias a las clases que recibió en el grupo danzas del colegio, Nairo sabe que su paso por el ciclismo puede ser efímero, por eso, en un tiempo no muy lejano pretende ponerse a estudiar una carrera que le permita administrar "bien la platica y los negocitos, aunque es muy poquita".

Con 20 años, y un futuro prometedor, el pedalista colombiano fue blanco de los 'cazatalentos' europeos tras su gran victoria en territorio francés. Importantes equipos y jugosas ofertas no fueron sufientes para que Nairo cambiara su palabra de seguir con el equipo Café de Colombia-Colombia es Pasión-4-72.

"El próximo año este equipo será Continental Profesional y con esto, se abren las oportunidades de correr, al menos, una de las tres pruebas grandes del calendario, además, de las más importantes aquí en Europa", afirmó.

Hace dos años está enamorado de una 'paisana', a quien prefiere mantener en reserva. Aunque han pensado en unir sus vidas, creen que aún tienen tiempo: ella para estudiar, y él para seguir acrecentando su carrera deportiva.

"Tengo que esperar que decisión toma el profe Saldarriaga (Luis Fernando), pero si quiero correr el próximo Clásico RCN. Sueño con ganarme esa o la Vuelta a Colombia, las dos más prestogiosas del país", afirmó.

Nairo, con todo el equipo, llegará mañana aproximadamente a las 10:00 p.m., a Bogotá. Y espera, al menos el miércoles, estar disfrutando de un plato cero autóctono de su tierra: una buena bandeja paisa.

ANDRÉS BOTERO B.
REDACCIÓN DE DEPORTES

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper