Deportes

Meluk le cuenta… (¡Ningún título como este!)

Ser de Millos es mirarse en el espejo de Santa Fe y romperlo con un alarido de campeón.

17 de diciembre 2017 , 10:22 p.m.

Los hinchas se ubican en el cosmos del fútbol en referencia precisa a su rival. Y la ubicación exacta de los fanáticos de Millonarios está justo en frente de Santa Fe. No al lado de Nacional, no al pie de América. Contra ellos la lucha es diferente. Puede que hasta más dura en puntuales ocasiones, pero distinta.

¡Millonarios ganó su estrella 15 en el duelo bogotano contra Santa Fe, en el clásico más importante de toda la historia! ¡Campeón en una final directa! Campeón como nunca.

Millonarios además tuvo la suerte del campeón. Este domingo Santa Fe lo pudo dejar con las manos vacías. Pudo ganarle. Se le fue en ventaja dos veces y le perdonó la vida una, dos, tres, cuatro y hasta cinco veces.

Pero en el salto de Cadavid que Michael Jordan nunca hizo en la NBA ni el cabezazo de martillo que no lo tiene ni el demoledor Thor de los cómics; pero en el balazo de humo de Rojas que rompió la red, la angustia, la necesidad y abrió la fiesta.

Millos es campeón a pesar de todo. A pesar de sus propios hinchas y de la crítica (voy de primero, seguro) que nunca creyeron en el plantel de jugadores.

¡Hace dos meses, el presidente del equipo no podía ir al palco directivo en el estadio!
Pero, recuerden, que los hinchas se ubican en el cosmos del fútbol justo en frente de su rival y son más hinchas cuando se logran los resultados.
¡Millos es campeón en el clásico más importante de la historia, no lo olviden! Ya no existe más ese 7-3 de hace 25 años, ni la seguidilla reciente de festejos de Santa Fe.

Por eso hoy los hinchas no recuerdan los insultos al dueño del equipo, Gustavo Serpa; ni contra el presidente del equipo,
Enrique Camacho, por tener un equipo sin figuras, sin estrellas.

La gran figura de Millonarios, no lo duden, es su técnico, Miguel Ángel Russo. Punto. Simple.

A un equipo normal le dio una identidad de juego, a este Millonarios lo puso a jugar todo el año el mismo partido hasta ganar el título.

Millos es campeón con un modelo económico relativamente económico: en la Liga de Chará, Teo y el Junior de los 12 millones de dólares; en la Liga de Nacional y Lillo y su millón de euros mensuales fueron los campeones.

En esa Liga de estrellas y toneladas de dólares, los hinchas de Millos hoy gritan, vibran y lloran de felicidad porque aumentaron su grandeza.

¡Ningún título como este! ¡Ninguna victoria como esta!

Ser de Millonarios, lo saben los hinchas, es mirarse en el espejo de Santa Fe y romperlo con un grito de gol, ¡con un alarido de campeón!

P.D . Papá: otra vez lo volviste a ver campeón... ¡Salud!

Meluk le cuenta…

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
En Twitter: @MelukLeCuenta

MÁS COLUMNAS

COLUMNISTAS

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA