Fútbol Internacional

¡Cardona monumental! Boca le ganó como visitante 1-2 a River Plate

El colombiano fue mal expulsado por el árbitro Néstor Pitana.

Edwín Cardona

Edwín Cardona marcó gol y fue trascendental en la victoria de Boca 1-2 contra River Plate.

Foto:

Reuters

06 de noviembre 2017 , 04:16 p.m.

Boca Juniors se adueñó del superclásico del fútbol argentino al derrotar a River Plate por 2-1 (parcial 1-0), en un emotivo encuentro jugado este domingo en el estadio Monumental de Buenos Aires por la octava fecha de la Superliga de primera división del fútbol argentino.

El colombiano Edwin Cardona (41), con un fantástico tiro libre, puso en ventaja al equipo 'xeneize', pero en el segundo tiempo Leonardo Ponzio (69) igualó para River, y enseguida el uruguayo Nahitán Nandez (72) convirtió el 2-1 definitivo. Ambos equipos terminaron el partido con diez jugadores por las expulsiones de Ignacio Fernández (38) en River y de Cardona (61) en Boca.

De este modo, Boca extendió su impecable arranque de campeonato, hilvanó su octava victoria en fila y ahora le lleva nueve puntos de ventaja a Talleres y San Lorenzo, sus seguidores más cercanos. En los primeros minutos River intentó presionar sobre la salida de Boca, y por esa vía tuvo la primera llegada, pero 'Nacho' Scocco definió débil, sin problemas para Rossi.

Del otro lado, Boca se preocupó más por asegurarse la tenencia del balón, con la intención de tomar el ritmo y el control del encuentro, y la idea de tratar de generar espacios moviendo la pelota con paciencia y precisión, hasta llegar por primera vez al área local con un zurdazo de Cardona que buscaba el ángulo, pero Lux lo sacó al tiro de esquina.

De todos modos, ese dominio parcial visitante no pasó de alguna insinuación, y a partir de los 20 minutos River se mostró más concentrado y metido en el partido, Ponzio tomó las riendas en el mediocampo y el local asumió el protagonismo. Pity Martínez empezó a generar riesgo sobre el sector derecho y Magallán tuvo un cruce salvador, y poco después, el arquero Rossi sacó mal desde el fondo y le entregó la pelota a Rojas, que remató y exigió una buena intervención del portero 'xeneize'.

Sin embargo, en el mejor momento 'millonario' llegó la jugada que cambió el desarrollo, porque en acción que no llevaba demasiado peligro, Ignacio Fernández le metió un planchazo en el pecho a Cardona, por lo que el árbitro Pitana, muy cerca de la maniobra, no tuvo más remedio que sacarle la tarjeta roja de manera directa al volante de River.

Tras recuperarse del golpe, Cardona tomó el balón con determinación. El habilidoso colombiano, que ya había inquietado en el comienzo, se paró en un escenario ideal, de frente al arco; tomó una carrera corta, inclinó ligeramente el cuerpo y con un derechazo de ensueño colocó la pelota en el ángulo superior, ante el vuelo estéril de Lux.

A pesar de estar con un hombre menos, River se animó a más ante un
Boca que no terminaba de convencer, y estuvo cerca de la igualdad en un pase que encontró mal parado a Magallán y Scocco se fue solo, pero el arquero Rossi se lució y salvó su valla con un manotazo cuando el balón buscaba el segundo palo.

Roja insólita

De manera inesperada, otra acción cambió el juego, y fue la expulsión de Cardona, en lo que pareció un grueso error de Pitana, ya que decidió la salida del colombiano por un codazo que nadie más vio, ya que el atacante de Boca sólo había apoyado la mano en el hombro de Enzo Pérez, que se arrojó como si hubiera recibido una dura falta.

Enseguida llegó la igualdad de River, en una buena asistencia del charrúa Nicolás de la Cruz, que cedió hacia atrás y dejó libre de marcas a Ponzio, que tuvo espacio para acomodarse y ejecutar un magnífico remate colocado al ángulo derecho, inalcanzable para Rossi.

Quedaban 20 minutos en un superclásico abierto, con un River que quizás asomaba con más resto, pero Nandez, que ya había mostrado una notoria mejoría tras un primer tiempo olvidable, se anotó en la lista de goleadores del superclásico con un remate de aire tras un notable pase de Pablo Pérez a la espalda de Casco, por donde llegó el volante charrúa para rematar.

Herido, River intentó inclinar el terreno, pero Boca resistió y no permitió más resquicios, e incluso dilapidó un par de chances muy claras para anotar el tercero, sobre todo una cerca del final, cuando Fabra llegó cansado y definió desviado cuando sólo tenía enfrente a Lux.

Con mucho oportunismo y actitud en algunos momentos, Boca extendió su excelente momento y metió otro estiletazo en un River ya dolido por la reciente eliminación en la semifinal de la Copa Libertadores, y ahora demasiado lejos -12 puntos- del único líder del campeonato, además de sufrir otro impacto riguroso como lo es perder un superclásico en su propia casa.

AFP

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA