Fútbol Internacional

Con el regreso de Torres, Atlético va por los cuartos de la Champions

El equipo español venció 2-4 a Bayer Leverkusen en el partido de ida.

Fernando Torres

Fernando Torres, delantero español.

Foto:

Reuters

14 de marzo 2017 , 04:16 p.m.

El probable regreso de Fernando Torres, trece días después del choque en Riazor que conmocionó y asustó al fútbol español, y la buena ventaja del Atlético de Madrid, el 2-4 del encuentro de ida, marcan el partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones frente a Bayer Leverkusen.

El delantero, a la espera del entrenamiento vespertino de su equipo, de que reciba el pertinente alta y de que entre en la convocatoria, ya parece listo para su vuelta a la competición. Ya lo avanzó el argentino Diego Simeone el pasado viernes y ya lo confirmó él con su reincorporación a los entrenamientos del grupo este lunes.

Esta tarde, según las previsiones, estará entre los 18 elegidos para el encuentro, a punto para entrar en juego; una inmejorable noticia para él, para su equipo y para el fútbol español, olvidada ya la noche de angustia que se vivió el pasado 2 de marzo en Riazor, en el minuto 84 del partido contra el Deportivo de La Coruña.

Ese momento en el que cayó desplomado e inconsciente al césped tras un choque con Álex Bergantiños. Fue atenido sobre el terreno en cinco minutos interminables y evacuado después en ambulancia, donde recobró el conocimiento camino de un hospital de La Coruña. Un día después recibió el alta; trece más tarde apunta a la convocatoria.

En principio no se prevé que sea titular en el ataque del Atlético, en el que el técnico mantiene la duda del francés Kevin Gameiro por unas molestias musculares en el abdomen que le apartaron del choque en Granada. Si no está disponible, hay dos opciones para acompañar a Antoine Griezmann: Yannick Carrasco o Ángel Correa.
El primero, que ya jugó ahí el sábado en el estadio Nuevo Los Cármenes, con una versión potente, es más probable que el segundo. A la vez, los dos también son opciones para la banda derecha del centro del campo.

También Juanfran Torres, con Sime Vrsaljko en el lateral. Ya ha utilizado esa combinación en algún duelo de 2017. Varias posibilidades, pendientes de Gameiro, para dos de las incógnitas de la alineación. Hay una más en el centro de la defensa.
Ahí es fijo el uruguayo Diego Godín, bien con su compatriota José María Giménez o bien con el montenegrino Stefan Savic, que se fracturó los huesos propios de la nariz en Granada, pero que ya tiene preparada una máscara para entrenar y jugar con normalidad.

El resto de puestos del once están más definidos: en el medio, Koke Resurrección y Saúl Ñíguez, una vez que Gabi Fernández es baja por sanción y por lesión; en la banda izquierda, el argentino Nico Gaitán; en el lateral zurdo, Lucas Hernández, que suplirá la ausencia por un partido de suspensión del brasileño Filipe Luis; en la portería, el esloveno Jan Oblak; y en la delantera, Griezmann, autor de seis goles y dos asistencias en los últimos siete partidos.

En esos parámetros se moverá la alineación de Simeone, que mantiene las bajas del portugués Tiago Mendes y del argentino Augusto Fernández, fuera por lesión desde diciembre y septiembre, respectivamente, y que tiene sólo 18 hombres disponibles del primer equipo, contando con Torres y con tres porteros, para armar la convocatoria, pendiente de si Gameiro está o no disponible este miércoles. 

Por delante, un duelo encarrilado por el conjunto rojiblanco, aunque sin ningún exceso de confianza. No se lo permite él mismo, pero tampoco la competición ni el adversario, por mucho que esté bastante por debajo del que forzó una tanda de penaltis en la misma ronda y el mismo torneo hace dos años en el Vicente Calderón.
Hay ejemplos recientes que avisan al Atlético contra la relajación, pero que a la vez lo protegen para afrontar el choque, como la increíble remontada del Barcelona al París Saint Germain, el sufrimiento del Real Madrid en el primer tramo en Nápoles o, en su caso, el 2-3 con el que le amenazó Las Palmas en el mismo escenario.

Entonces, en los octavos de final de la Copa del Rey, también tenía dos goles de ventaja del partido de ida, un 0-2. Quizá por esa circunstancia rebajó por momentos la tensión.

El resultado final fue un 2-3, cierto que con el último gol rival muy cerca del final, pero también que uno más le habría dejado fuera del torneo. Se clasificó. No quiere sorpresas ni descuidos el Atlético, al que todos los datos, estadísticas, precedentes y sensaciones le dan como vencedor en el envite de este miércoles, el último paso hacia su novena presencia en los cuartos de final de la Copa de Europa; cuatro de cuatro, si lo logra, en la era Simeone y de forma consecutiva.

En la historia de los torneos europeos, de las treinta veces que el encuentro de ida se saldó con un 2-4 para el bloque visitante, sólo en una pasó el contrincante que partía en desventaja en la vuelta (el Metz, con un 1-4 al Barcelona en la Recopa de Europa de 1984-85) y sólo dos clubes, Inter y Ajax, han levantado un marcador adverso como local en la vuelta a domicilio en la Liga de Campeones.

El Atlético, a la vez, ha ganado sus 20 eliminatorias europeas con un resultado a favor en la ida fuera y con la vuelta en su estadio y el Leverkusen ha sufrido todo lo contrario: los diez enfrentamientos a doble partido que comenzaron con una derrota en su campo terminaron después con la eliminación del conjunto alemán.

Las sensaciones también son favorables al equipo rojiblanco, un bloque superior a su rival, como quedó demostrado en la ida y como corroboran las trayectorias de ambos clubes, con el Atlético reenganchado a la pelea por la tercera posición en la Liga gracias al 0-1 en Granada. Sólo ha perdido tres de sus 18 choques de 2017.

El Leverkusen, entre tanto, viaja por una posición menor en la Bundesliga, el décimo puesto. Sólo ha sido capaz de vencer nueve de sus 24 encuentros de este curso en el campeonato y fue goleado 6-2 por el Dortmund en su última salida, el partido que aceleró y culminó la sustitución del técnico Roger Schmidt por Tayfun Korkut.

El estreno del nuevo entrenador tampoco alteró la inercia de su equipo en este curso: empató en casa con el Werder Bremen, cuarto por abajo (1-1), no hubo apenas cambios en el once tipo que manejaba su predecesor y sólo en algún matiz de su estilo, más contenido en sus ataques que con Schmidt, hubo alguna diferencia con el pasado.

Además, llega a Madrid entre una racha de lesiones que obligará al nuevo entrenador a improvisar en la defensa. Ahí son baja para el choque sus dos centrales titulares, Omar Toprak y Jonathan Tah, y Lars Bender, que hubiera podido ser una alternativa para esa demarcación, también sufre una lesión en un tobillo.

Alineaciones probables:

Atlético de Madrid: Oblak; Vrsaljko, Giménez, Godín, Lucas; Juanfran, Saúl, Koke, Gaitán; Carrasco y Griezmann.

Bayer Leverkusen: Leno; Hilbert, Jedvaj, Dragovic, Wendell; Baumgartlinger, Arangüiz; Bellarabi, Volland, Brandt; y Chicharito.

Árbitro: Sergei Karasev (Rusia).

Estadio: Vicente Calderón

EFE

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA