Fútbol Internacional

Palmeiras venció 3-1 a Tucumán y avanzó a octavos de la Libertadores

El defensa colombiano Yerry Mina anotó uno de los goles del triunfo del equipo brasileño.

Yerry Mina

El colombiano Yerry Mina abrió el marcador para su equipo, el Palmeiras, en la victoria 3-1 sobre Atlético Tucumán de Argentina.

Foto:

EFE

24 de mayo 2017 , 10:57 p.m.

El Palmeiras venció 3-1 al Atlético Tucumán este miércoles en su estadio de Sao Paulo y se clasificó para los octavos de final de la Copa Libertadores-2017 como líder del Grupo 5, mientras que los debutantes argentinos quedaron eliminados.

El 'Verdao' aprovechó que toda la presión recaía en los sorprendentes visitantes, que llegaron con opciones hasta esta última fecha, para tomar las riendas del partido en una noche en la que nadie estaba para sustos en el Allianz Parque.

Ya habían tenido suficiente con el tropiezo de hace tres semanas en su visita a Bolivia, de donde el Palmeiras se trajo su primera derrota en esta Libertadores, un entrenador destituido y una crisis que todavía no logra cerrar.

La caída ante el Wilstermann puso de los nervios al 'Verdao', que llamó de vuelta a Cuca al banco del que nadie había entendido que se fuera hace cinco meses, apenas días después de haberle dado a este club centenario su primera liga en 22 años.

Necesitaban ser eficaces los locales, obsesionados por volver a ser aquel equipo contundente que arrasó en el Brasileirao, y a los diez minutos Guedes ya avisaba de que tenía la banda derecha ardiendo. Luego sería Guerra quien pondría los pelos de punta a los argentinos, ahogados en los primeros minutos por el vértigo de estar ante la historia.

Debutante en esta Libertadores, el 'Decano' de Tucumán había dado la sorpresa plantándose con posibilidades en esta última fecha donde precisaba vencer al Palmeiras para seguir soñando con la Cenicienta. El cuento, sin embargo, no tardó en torcerse.

Fue a los 14 minutos, cuando el Palmeiras puso el 1-0 con una linda jugada ensayada, donde todo le salió al milímetro. Zé Roberto sacó entonces un tiro libre para Guerra, quien mandó el balón a la frontera derecha del área donde Guedes ya estaba preparado para centrar a Mina, que solo tuvo que rematar desde la frontal.

El tanto desató la euforia de los 37.000 espectadores congregados en Sao Paulo y, especialmente, la de uno llamado Gabriel Jesús, presente en el palco para acompañar la clasificación de su equipo del alma, tras completar su primera temporada en el Manchester City.

Se veía entonces al mejor Verdao, incisivo, intenso y especialmente peligroso cuando se asomaba por la derecha, dando la sensación de que lo mejor estaba por llegar. Mientras, el Tucumán iba despertando y pudo levantar la cabeza gracias a una aventura en solitario de Barbona, que acabó estrellando un misil al palo antes de la media hora.

Más tarde sería Rodríguez quien perdería una ocasión clarísima tras un rechace de Prass, pero el reloj le jugaba en contra a unos argentinos que precisaban de una respuesta inmediata ante un Palmeiras demasiado vivo. Aunque la noche se había reservado sorpresas, tan inesperadas como que el desahuciado Peñarol se fuera al descanso venciendo 2-0 al Wilstermann en Montevideo.

Corazón desbocado

No cambiaba nada y cambiaba todo en Sao Paulo con la victoria de Peñarol, que paradójicamente acercaba un poco más al Palmeiras a octavos y al Tucumán a la gesta que llevaba 114 años esperando. Los argentinos precisaban ahora solo de una victoria simple en Brasil y se lanzaron a por lo que hace unos meses parecía imposible.

Corrió entonces con todo Evangelista por la banda izquierda para servirle a Rodríguez una revancha que se cobró de un cabezazo imparable con el que puso el empate en el 56. Celebraron los argentinos el tanto con el corazón desbocado del que ve realizable lo increíble, pero el Palmeiras no tenía la noche para cuentos, y Willian fue el encargado de comunicarlo. Lo hizo con su tanto en el 68, tras caerse en un mal control y levantarse de nuevo para poner el 2-1.

El partido quedaba casi sentenciado, aunque al Tucumán solo le arrebató el empeño el pitazo final a su aventura histórica, poco después de que el veterano Zé Roberto pusiera el tercero para el Palmeiras ya en el descuento.

Así, el 'Verdao' pasó a octavos como primero del Grupo 5 con 13 puntos, acompañado por el Wilstermann, segundo con 9, mientras que el Tucumán, con 7, y Peñarol, con 6, quedaron eliminados.

AFP

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA