Fútbol Internacional

Meluk le cuenta… (David bajó al infierno)

Las individualidades no podían cometer ni un error, Ospina cometió dos.

06 de octubre 2017 , 01:01 a.m.

Y nuestro héroe nos falló. Así es la vida, así es el juego. En un partido en el que se pedía una genialidad de nuestros cracs para ganarle a Paraguay a toda costa, uno de los ídolos, el coloso del arco, no podía fallar. Y falló. David Ospina, el portero de los guantes de oro, mordió el polvo y con él la Selección Colombia, que aún no está en Rusia y que perdió de manera increíble 1-2 el jueves contra Paraguay en Barranquilla. La clasificación al Mundial está en veremos.

Colombia ganaba 1-0. Un triunfo parcial que costaba sangre con un gol de Falcao, cuando quedaban apenas 13 minutos de juego. Y en los seis minutos finales, a los 43 y a los 46, Paraguay ganó en una remontada de terror por dos errores de quien tantas veces fue el salvador. El arquero no se puede equivocar. Es su tragedia. Es su condena. Y en un partido en que las individualidades no podían cometer ni un error, pues David cometió dos.

James jugó muy mal, pero se ganaba. Chará, el ídolo del Junior, el crac de la Liga de entrecasa falló un gol increíble (por ahora solo elude a los defensas de Millos y Envigado que no son ni los de Venezuela), pero se ganaba. Sánchez tenía alambres de púas en los guayos y pinchaba los pases, pero se ganaba. ¡Hasta Pékerman, el técnico, hizo cambios como en ruso, para traductor estratégico, en serio, pero se ganaba!
Todos, todos se pueden equivocar excepto el arquero.
Eso se sabe, se sabe, se sabe...

¿Cómo sale a una montonera frontal con puños débiles y la deja rebotando ahí a dos minutos del final? ¡Ahí, ahí: adelantico del punto penalti! ¿Cómo da rebote abajo, a un tiro controlable, manso en la última jugada del partido? En fin… El arquero, es su condena, no puede fallar. Y Ospina metió la pata. Perdón: ¡metió mal las manos! Doloroso y más para Ospina que tantas y tantas veces dio victorias. Doloroso y grave para Colombia que se puede quedar afuera del Mundial. En un partido en el que el resultado lo era todo, el peso de los desaciertos de Ospina aplasta cualquier análisis. En serio: quedaba tan poco y se equivocó tanto.

Una campaña local de pesadilla acabó el jueves en esta eliminatoria. Se perdió contra Argentina y Paraguay (el jueves otra vez con una tenencia de pelota del inútil 65 por ciento) y se empató contra Brasil, Uruguay y Chile… Y en Lima, de visitante, como ha hecho la verdadera campaña esta Selección, habrá que jugarse la vida el próximo martes… ¡Increíble: se ganaba 1-0 y el partido ya estaba acabándose!

Pero el gran David falló dos veces en 6 minutos. No es más, ni es menos. Es todo. Lo demás ya no importa. Y a la larga no importaba. Colombia ganaba y clasificaba… Ahora puede quedar eliminada del Mundial. Perdió Ospina y, con él, la Selección.

Y el peor Ospina sigue siendo nuestro mejor portero.
Ojalá el martes se cobre revancha y dé otro triunfo como tantas veces los dio.

Un resultado grave y doloroso, y más por ser el gran David quien bajó al infierno y nos condena a una fecha más de sufrimiento y espanto.



Meluk le cuenta…

GABRIEL MELUK
Editor de DEPORTES
En Twitter: @MelukLeCuenta

MÁS COLUMNAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA