Fútbol Internacional

Messi le puso el sello a un clásico inolvidable

En el minuto 92, el argentino anotó el gol del triunfo 2-3 del Barcelona sobre el Real Madrid.

Leo Messi en clásico con Real Madris

Lionel Messi le muestra la camiseta 10 del Barcelona a la tribuna del estadio Santiago Bernabéu, tras anotar el gol del triunfo 2-3, que deja a su equipo empatado en puntos con el Real Madrid.

Foto:

Juan Carlos Hidalgo / EFE

24 de abril 2017 , 08:16 a.m.

Cuando alguna enciclopedia venga con video y se necesite una definición de superclásico, ese video puede ser perfectamente el del gigante, emocionante, dramático Real Madrid 2, Barcelona 3, con el cual los 2 equipos más grandes deleitaron al mundo del fútbol, que se paralizó para verlo. Y también porque ambos equipos demostraron en la cancha que no importa nunca qué pasa en los días previos. Lo que vale es lo que pasa el día del juego, y Barcelona fue mejor. Tal como había sucedido hace un año con el Madrid en el Camp Nou.

Lo pudo haber ganado cualquiera de los dos, pero el que marcó la diferencia fue el argentino Lionel Messi, quien, en el minuto 92, como si faltara algo de drama, anotó el gol del triunfo, que además deja al Barça como líder de la Liga, aunque Real Madrid tiene un partido pendiente frente al Celta, que lo puede devolver al primer lugar de la tabla.

El partido fue un lindo intercambio de golpes, en el sentido futbolístico, claro está. Aunque también hubo de los otros, como veremos más adelante. Lo empezó ganando el Real Madrid cuando Toni Kroos mandó un ollazo al área, al segundo palo, en busca de Sergio Ramos. El zaguero alcanzó a tocar la pelota, y esta se estrelló en el poste. El rebote le cayó al brasileño Casemiro, para que la empujara con el arco vacío. El 1-0, a los 28 minutos, fue protestado por los jugadores visitantes, que pedían un fuera de lugar inexistente.

La respuesta del Barça fue una genialidad de Messi. El argentino recibió en el borde del área un pase de Rakitic y comenzó a hacer lo que mejor sabe: enganchar, gambetear y luego rematar abajo, para vencer a Keylor Navas, cinco minutos después del gol del Madrid. Ese gol fue el final de una jugada en la que los visitantes hicieron 15 toques, fieles, como siempre, a su escuela.

Hubo buen fútbol, claro. Pero, también, otras polémicas: como cuando los jugadores del Real Madrid pidieron un penalti de Umtiti a Cristiano Ronaldo
apenas comenzando el partido
. O como cuando Marcelo le rompió la boca de un codazo a Lionel Messi. O como cuando Casemiro la sacó barata con una tarjeta amarilla que bien pudo haber sido de otro color, antes de marcar el gol del Madrid. Pero el gran juego de ambos le bajó el tono a la discusión, más allá de los fanáticos de lado y lado.

Los dos equipos quisieron ganar a su manera. Zidane, casado con la BBC, perdió a Gareth Bale a los 37 minutos, cuando el galés, quien venía de recuperarse de una lesión, volvió a caer en la lista de trabajo del departamento médico del Real Madrid, pero esta vez por causa de la otra pierna. Poco había hecho hasta ese momento Bale.
En cambio, la entrada de su reemplazo, Marco Asensio, les dio otro aire a los blancos.

El superclásico también puede ser, fácilmente, recordado como el gran día de los arqueros. No se sabe cuál de los dos tuvo más trabajo, si Keylor Navas o Ter Stegen. A todos los jugadores que se veía del partido se les escuchaba un concierto de “Uhhh”, bien sea porque volaba el costarricense o cuando se exigía el alemán. De lado y lado faltaba precisión para rematar. Pero la pelota, como siempre, era propiedad del Barça, y más cuando Zidane, preocupado por mantener al menos el empate y, con ello, la ventaja de tres puntos en la clasificación, hizo recular a su equipo, entregando pelota y terreno a su rival.

Rakitic, quien ya había participado en la jugada del primer gol, anotó el segundo con un lindo remate de zurda desde el borde del área. Y, con eso, el Barça encontraba el premio a su intención ofensiva.

Cuatro minutos después del gol del croata, al Real Madrid parecía venírsele la noche. Ya para ese momento, Zidane había sacado del partido a Casemiro para evitar que lo expulsaran, pues, finalizando el primer tiempo, se volvió a salvar de la roja con otra fuerte falta a Messi. En su lugar entró Mateo Kovacic. Pero el que se terminó yendo del partido fue Sergio Ramos, quien le hizo una violenta entrada al ‘10’ del Barça, que si no salta, pudo tener consecuencias fatales.

Zidane decidió jugársela toda. Sacó a Benzema y metió a James Rodríguez. Y el colombiano entró muy metido en el partido, a tal punto que anotó el gol del empate parcial, luego de una gran habilitación de Marcelo. También, en ese momento, un premio a la ambición del Real Madrid, que, a su manera, no se resignó nunca.

Pero aún faltaba la última genialidad de Messi. Sergi Roberto arrancó desde su propio campo y empezó a ganar metros y metros, sin mucha resistencia. Luego se juntó con André Gomes, el único cambio que había hecho Luis Enrique, en lugar del impreciso Paco Alcácer. Gómez vio entrar a Jordi Alba por la izquierda y allá tocó la pelota. Y Jordi Alba vio llegar de atrás a Messi y allá la puso, en el borde del área. Y Messi vio el único hueco que había en el arco de Keylor Navas, abajo, pegadito al palo de la mano derecha del costarricense. ¡Golazo! Y el tiempo se acabó.

Si el gol se hubiera dado un poco antes, el juez también hubiera podido acabar el partido y dejar que el mundo aplaudiera a dos equipos que no decepcionaron, demostrando que cuando se dedican a jugar pueden pueden volver realidad la expectativa generada cada vez que están frente a frente y que, aun con polémicas arbitrales, con gestos para discutir (como el aplauso de Ramos al palco cuando salió expulsado o que Messi se hubiera quitado la camiseta y se la mostrara al público cuando hizo el 2-3, algo que si hubiera hecho otro jugador lo habrían crucificado), mostraron qué es un superclásico. Aún los estamos aplaudiendo de pie.

JOSÉ ORLANDO ASCENCIO
Subeditor de Deportes

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA