Fútbol Internacional

Meluk le cuenta... (Un ‘tris’ más difícil, pero fue un buen sorteo)

Sería tonto decir que es lo mismo jugar contra “los grandes” como Alemania, Francia, Bélgica.

02 de diciembre 2017 , 11:27 a.m.

Es un buen grupo el que le tocó a Colombia en la primera ronda del Mundial de Rusia. No es tan duro como el de México, por ejemplo, que tendrá que torear con la superfavorita Alemania y la compleja Suecia, que eliminó a Italia. Evidente.

Colombia evitó a los ‘cocos’ de las cabezas de serie. No enfrentará a Francia,
como sí tendrá que hacerlo Perú; ni a Bélgica, ni a Portugal, ni a la local Rusia, que, aunque ni suena ni truena, chocar contra el dueño de casa siempre es y será una pereza.

Y por más que se quiera relativizar –que está tan de moda para todo–, pues una cosa es la magnesia y otra, la pomada. Sería tonto decir que es lo mismo jugar contra “los grandes” como Alemania, Francia, Bélgica, Inglaterra y Portugal, que contra Polonia. Es innegable.

Ahora bien: casi se puede decir que a Colombia le tocó un grupo similar al que tuvo en el ‘Mundialazo’ de Brasil 2014. Casi que es un ‘grupo espejo’. Pero insisto en eso del casi.

Vamos por partes: se repetirá el partido contra Japón. El mismo rival. Eso no resiste, pues, ningún análisis extra. El africano Senegal que salió hoy es equivalente al africano Costa de Marfil de hace cuatro años. Ambos, cada uno en su momento, se consideran como los más fuertes seccionados de su continente.

Hace cuatro años era el susto de Drogba y Gervinho. Ahora están Mané, Keita y Koubaly. Así las cosas, el grado de dificultad teórico es similar, se mantiene.
La diferencia que hace que esta vez el grupo sea más difícil y casi igual al anterior es Polonia, que tiene mayor peso futbolístico que Grecia. Ahí está el detalle que se origina en otra simple razón: esta vez, Colombia no fue cabeza de grupo.


Y sobre esto, un dato: aquí que se criticó la calidad y potencia de algunos de los rivales en los amistosos de Colombia para mantener un buen escalafón Fifa y así ser siembra en Brasil.

Les cuento que esta vez Polonia decidió de tajo, sin pena, sin dolor, sin ponerse colorada, no jugar amistosos para así vencer a sus rivales fáciles en la eliminatoria europea (Rumania, Armenia, Montenegro y Kazajistán) para llegar al Mundial como cabeza de serie. Bobos, los bobos.

Y otro detalle: de todos los ganadores de grupos en Europa, de los clasificados directos, Polonia fue el que más goles recibió.

Y aunque se sabe que, como repiten hasta los niños de la preinfantil, “para ser campeón hay que ganarles a todos”, “que los partidos hay que jugarlos” y que “nadie que gana vence en la víspera”, este es para Colombia un grupo bueno, ‘jugable’ y ‘clasificable’.

Fue un buen sorteo.


GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
En Twitter: @MelukLeCuenta

MÁS COLUMNAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA