Fútbol Internacional

En Japón viene un cambio de escuela

Con Valil Halilhodzic el equipo cambió el fútbol de toque por el de esperar y contragolpear.

Selección de Japón

Vahid Halilhodzic, entrenador de la Selección de Japón.

Foto:

EFE

02 de diciembre 2017 , 10:45 p.m.

Colombia ya sabe lo que es ganarle a Japón en un mundial, pero el equipo que se va a encontrar esta vez –cuatro años después de aquella goleada en Cuiabá, la mayor que ha conseguido en una copa del mundo– va a ser muy diferente al de esa época.

Los japoneses, desde su primera participación en 1998, han dado pasos muy lentos para pelear la corona. Solamente dos veces superaron la primera fase, una de ellas como local, en 2002. Por eso, esta vez, los directivos le apostaron a un cambio de escuela. Durante muchos años, Japón se surtió del fútbol brasileño y por allí pasaron figuras históricas como Zico, el ‘10’ de la muy recordada selección de 1982, la campeona sin corona. Por eso le apostaban al buen manejo de pelota. Ahora tratan de jugar a otra cosa, a aprovechar la velocidad, otra de las características de los japoneses, para sorprender a los rivales con el contragolpe. Ya habían dado unas pinceladas de ese estilo con la llegada a la selección de un DT italiano, Alberto Zaccheroni, para la Copa del Mundo de 2014. Esa fórmula no les funcionó: quedaron por fuera en la primera fase.

Después de ese mundial, Japón contactó a un técnico que, justo en este torneo, estuvo a cargo de una de las sorpresas en Brasil. Así llegó Valil Halilhodzic, un entrenador bosnio, de 65 años, que llevó a Argelia hasta los octavos de final en el Mundial pasado: hizo sufrir a Alemania, que después fue el campeón, pero que primero debió exprimirse para derrotarlo en la prórroga (2-1). Aunque muchos le pidieron quedarse allí, decidió irse al Trabzonspor de Turquía, donde solo duró cuatro meses.

A Japón llegó en marzo de 2015. El cambio no fue del agrado de algunas de las figuras de la selección japonesa. Shinji Kagawa, el mediocampista del Borussia Dortmund, no apareció en la recta final de la eliminatoria, aunque volvió en los amistosos de octubre contra Nueva Zelanda y Haití. También estuvieron afuera de la última fecha Fifa, en la que enfrentaron a Brasil y Bélgica, dos de los cabezas de serie del Mundial; el volante Keisuke Honda, del Pachuca de México, y el delantero Shinji Okazaki, del Leicester City. Las exigencias de Halilhodzic son diferentes. Quiere un equipo más rápido, con menos tránsito por la mitad de la cancha. El trabajo defensivo pesa. Y ahí aparece uno de los de más experiencia, Maya Yoshida, defensa del Southampton.

“Cuando vayamos a la Copa del Mundo, tendremos cuatro semanas para prepararnos. Cuatro semanas me permitirán moldear al equipo de la manera que quiero mental y físicamente. Entonces podemos ir a la Copa del Mundo como retadores, no como turistas”, se sinceró Halilhodzic. Y recordó que sus primeros días al frente de Argelia no fueron fáciles. “Cuando llegué a Argelia por primera vez, fueron un desastre. Pero tres años y medio de preparación los convirtieron en el equipo en el que estaban en la Copa del Mundo”, agregó.

De los 11 titulares frente a Brasil, hace poco menos de un mes, siete fueron al Mundial y seis jugaron contra Colombia. Pero el juego actual de Japón es muy diferente.

JOSÉ ORLANDO ASCENCIO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @josasc

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA