Fútbol Internacional

La calidad de Alemania B liquidó a los mexicanos

El campeón del mundo goleó 4-1 y pasó a final de la Copa Confederaciones.

Alemania

Los jugadores de Alemania celebran el segundo gol.

Foto:

EFE

29 de junio 2017 , 10:27 p.m.

La hegemonía futbolística que impone la selección de Alemania es arrolladora. Este jueves goleó 4-1 a México en las semifinales de la Copa Confederaciones y, con un equipo B, jugará la final contra el bicampeón de América, Chile.

El sueño de los mexicanos, comandados por el colombiano Juan Carlos Osorio, era vencer por primera vez en un enfrentamiento oficial a los alemanes. Pero en un abrir y cerrar de ojos, antes de los diez minutos del primer tiempo, ya iban abajo 2-0 con un doblete de Leon Goretzka.

Era inevitable que apareciera el fantasma de aquel partido del año pasado contra Chile, en la Copa América Centenario, cuando el Tri cayó 7-1 contra los chilenos.

A pesar de que en los siguientes minutos del partido México pudo descontar, debían hacer un esfuerzo enorme para quedar al frente del arquero Ter Stegen; en cambio, a Alemania le bastaban cuatro toques, y de no ser por el arquero Guillermo Ochoa, la goleada pudo ser mayor.

México aferró su ilusión a sus anteriores partidos en la Confederaciones, en los que en tres oportunidades logró remontar un marcador adverso e imponerse al final. El inconveniente era que debían superar un largo proceso de más de diez años, tiempo durante el cual se ha impuesto una idea que ha logrado dominar el fútbol mundial.
No importa quién juegue, la Alemania B (los titulares no viajaron a disputar este torneo) demostró en Rusia que al aplicar lo que viene practicando puede dominar cualquier competición.

Los goles vienen casi todos calcados. Pelota a la espalda de los centrales o laterales rivales, o lanzamiento profundo por una banda en velocidad y luego toques consecutivos de primera intención en búsqueda del jugador mejor ubicado en el área. Además, su suficiente calidad permite que las definiciones sean notables y el arquero siempre quede retratado viendo cómo el balón infla la red.

México sucumbió ante tanta brillantez, y a la idea que Osorio ha intentado imponer en los últimos años en la selección manita evidentemente le hace falta materia prima. El juego del futbolista mexicano no ha dado ese salto de calidad necesario para brillar en las grandes competencias. Al Tri apenas le alcanza para figurar entre los países de Centro y Norteamérica, y eso que, por ejemplo, para clasificar al Mundial de Brasil 2014 tuvo que hacerlo por repechaje.

Lo irónico es que, a pesar de esos pésimos antecedentes, hoy, Osorio, el DT que cambió la mentalidad, tiene cabalgando a México en las eliminatorias al Mundial y rompiendo antirrécords de largo aliento, pero es fuertemente criticado y desde varios sectores piden su cabeza.

El próximo domingo, Alemania podría levantar una nueva copa para añadir a su extensa vitrina, pero tendrá a un duro rival que no por nada es bicampeón de América y tiene jugadores superlativos como Alexis Sánchez y Arturo Vidal, que pueden hacer frente al esquema teutón. Será un duelo con todos los condimentos de una gran final.

DEPORTES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA