Fútbol Colombiano

El descenso: lucha sin tregua entre 5 equipos

Este domingo: América vs. Cortuluá y Jaguares vs. Tigres. Quedan siete fechas.

América de Cali

América de Cali venció en el Pascual 3-1 al Atlético Huila.

Foto:

Juan Pablo Rueda / CEET

30 de septiembre 2017 , 09:26 p.m.

Quedan siete fechas de la Liga y eso parece ser un camino corto para quienes buscan desesperadamente los puntos para clasificar. Pero hay otros equipos para los que siete fechas, o sea 21 puntos, quizá no son nada, un espejismo apenas. Son los que pelean por no irse a la B. Son cinco los comprometidos, algunos más cerca del abismo que otros, y hoy se cruzan cuatro de ellos en dos partidos dramáticos de la fecha 14: Jaguares contra Tigres y América contra Cortuluá.

El descenso es la zona roja en la que dos equipos, los dos peores del promedio, se irán a la segunda categoría. Y decir roja no es irónico por el América, el gigante escarlata que sigue metido en esa paila caliente y resbala cada que intenta salir. Además lo acompañan Jaguares, Tigres y Cortuluá, y hay que incluir ahí también al Bucaramanga, por si las dudas, como los que están pasando aceite.

Tigres parece que ya tiene las maletas hechas para volver a la B. Si no se ha condenado es porque cada tanto saca algún resultado sorpresivo y es capaz de embolatar a uno de los de arriba –fue y le empató al Cali y venció al DIM y a Santa Fe–. Y así ha aplazado su triste itinerario. Pero está lejos de la salvación. Tiene 113 puntos, un promedio de 1. Ese uno es solitario y muy insignificante para lo que necesita. Está a nueve unidades del América y a 11 de Jaguares. Su salvación del infierno requiere un milagro del cielo. Le falta jugar contra Jaguares, América, Alianza, Nacional… –podemos seguir para ser más crueles– Millonarios, Envigado y Huila. Quizá no llegué hasta allá con opciones. Sus oraciones se podrían acabar mucho antes. Es el más comprometido.

América y Jaguares no son rivales tradicionales. Están lejos en historia, títulos y prestigio. No se parecen en nada, bueno, solo en algo, en que, por desgracia para ambos, luchan por quedarse en la A. Al América su efervescencia le duró poco. El año pasado logró el demorado ascenso, pero por las inclemencias del sistema del campeonato (subió con los mismos puntos del 18) no ha podido salir de esa zona de candela. Ha merodeado el descenso en esos últimos lugares, sin respiro. Juega con la espada en la cabeza. Y se acaba el tiempo. América lleva un año en que juega cada partido en dos estadios: donde juega América y donde le toca a Jaguares. Los separan dos puntos, casi nada, casi todo.

Mano a mano

América recibe este domingo a Cortuluá, otro que no se ha salvado pero que tiene más vidas, como en los videojuegos. En cambio los escarlatas parecen estar dentro de una olla a presión. Fecha a fecha sus jugadores y su técnico y su presidente y sus hinchas dicen que no pueden mirar más allá, que les toca ir jornada a jornada como si cada partido fuera una final, y quizá sí, pero el calendario es cruel: les quedará jugar de visitantes contra Tigres, Cali y Santa Fe; de locales, contra Tuluá, Patriotas, Medellín y Bucaramanga. El calendario es duro y preocupante. Y América no es que sea un gran visitante, pues solo ha ganado un juego por fuera.

En este momento nos encontramos en el descenso, pero nosotros tenemos la capacidad para sacar de esta difícil posición al equipo

“En este momento nos encontramos en el descenso, pero nosotros tenemos la capacidad para sacar de esta difícil posición al equipo”, dijo con todo el optimismo que tiene guardado el técnico Jorge el ‘Polilla’ da Silva. El salvador que trajeron para la hazaña. Lleva dos partidos, pero en esta situación no hay tiempo para las esperas.
Jaguares ha sido un equipo batallador. Pero no le alcanza con eso. No ha podido zafarse de semejante presión de la B. Esa que asfixia a cualquiera. Ahora deberá jugar en casa –donde saca provecho del calor, pero en teoría, porque su rendimiento de local es del 55 por ciento– contra Tigres, Cali, Santa Fe y Rionegro. Y afuera de su caldera, contra Patriotas, Medellín y Bucaramanga. Es decir, América y Jaguares tienen los mismos cuatro partidos en casa. Aunque en estas circunstancias jugar de local o de visitante parece indistinto para ellos: les toca ganar en casa y afuera. Por eso ‘Polilla’ dijo que el empate de América en Manizales en la fecha pasada no les sirve. La lucha más enconada es entre estos equipos.

Pero Cortuluá no solo será juez del América, pues sus constantes altibajos en la Liga lo tienen con la misma presión rondando, aunque no sea tanta. Tiene 128 puntos, cuatro más que Jaguares. Está un poco más aliviado, pero cuatro no es nada. Sobre todo porque el equipo ha tenido tres derrotas seguidas que ponen a sufrir a cualquiera. No se ha salvado.

Queda el Bucaramanga, que tiene 129 puntos y aunque está más lejos, por algo también lo pusieron a jugar hoy, cuando visita a Pasto. No se puede descuidar porque no ha tenido una buena campaña. El descenso está tan apretado, que el que se descuide en estas fugaces siete fechas, se lo lleva la B.


PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
Twitter: PabloRomeroET

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA