Fútbol Colombiano

Las leyendas de los leones y las gallinas, frente a frente

Uno, Monaguillo, es el símbolo de Santa Fe. Hinchas de Millos defienden su emblema.

Millonarios vs. Santa Fe

Mascotas del clásico: Millonarios vs. Santa Fe

Foto:

Archivo EL TIEMPO

17 de diciembre 2017 , 10:00 a.m.

El fenómeno de las mascotas no es frecuente en el fútbol mundial. Se da más en deportes como el baloncesto. Pero en el caso de los clubes bogotanos que disputan la final del fútbol, uno de ellos sí tiene a un animal como insignia desde hace muchos años, el león de Santa Fe, Monaguillo. En Millonarios, sus hinchas, en épocas más bien recientes, se han identificado con la gallina, aunque no es un símbolo oficial del club.

El tema de las gallinas nació, inicialmente, como una forma de burla hacia Millonarios. Después de la bonanza que lo llevó a conseguir dos estrellas seguidas, en 1987 y 1988, el club entró en un cono de sombra.

De este a oeste, de norte a sur, todos están bailando la gallina azul

Justo cuando comenzaba una sequía de 24 años que apenas vino a terminar en 2012, una marca de caldo de gallina sacó un comercial de televisión en el que identificaba su producto con una gallina azul. Y le puso un estribillo que se volvió pegajoso. Y los hinchas de Santa Fe lo adaptaron rápidamente para burlarse de Millos: “De este a oeste, de norte a sur, todos están bailando la gallina azul”, cantaban en las tribunas, cuando aún no había barras bravas.

Millonarios no debería ser gallina ni mucho menos un oso

Incluso, fanáticos de otros clubes llegaban a El Campín y se apropiaban del canto. En 1992, 15 días después de la peor goleada recibida frente a Santa Fe en un clásico, Millonarios recibió al Tolima en Bogotá. Un grupo de hinchas visitantes se ubicó detrás del arco norte (todavía no existían los Comandos Azules, al menos en esa gradería) y llevó un conjunto vallenato. El partido terminó 0-0 y fue un paso más hacia la salida del técnico Moisés Pachón. Lo más divertido de esa tarde fue el concierto con la canción de la gallina.

¿En qué momento, entonces, lo que era una burla se convirtió en una muestra de orgullo? Hay que remitirse a la analogía que muchos hinchas azules hacen entre Millonarios y River Plate, al que, durante muchos años, también atacaron con lo de gallinas. Pero por otro motivo, ese sí futbolístico.

En 1966, River jugó la final de la Copa Libertadores frente a Peñarol. La serie se fue a un partido extra en Santiago de Chile y al terminar el primer tiempo de ese juego, los argentinos ganaban 2-0. Pero después, los uruguayos empataron el partido y en el alargue terminaron ganando 4-2.

Cuando nacieron los Comandos Azules, tomaron mucho del fenómeno del barrismo argentino, los cantos y esas cosas

Cuando River jugó la final de la Libertadores con América en 1996, los integrantes de las barras de Millos se pusieron del lado de los argentinos. “Cuando nacieron los Comandos Azules, tomaron mucho del fenómeno del barrismo argentino, los cantos y esas cosas. Y por cercanía con los Borrachos del Tablón, la barra de River, pues por analogía se apropiaron de lo de gallinas”, contó Diego Caldas, hincha azul y coautor del libro De Millonarios me enamoré. “Muchos de los que llegaron a la norte, creyeron que éramos gallinas por la amistad de Millonarios con River Plate”, agregó.

Millonarios no tiene a la gallina como uno de sus símbolos oficiales. De hecho, los intentos de que el club tenga una mascota distinta han fracasado. En los años 80 salía a la cancha un personaje vestido de oso, junto con las porristas, incluso con pompones en mano. “La leyenda urbana dice que quien se ponía el traje era Gonzalo Rodríguez Gacha, pero eso nunca se comprobó”, afirmó Federico Arango, subeditor de opinión de este diario y coautor del libro Bestiario del balón.

En 2001, el club organizó un concurso para escoger a la mascota del equipo. El ganador fue Millo, una mezcla entre Ziggy y Huevoduro, el personaje de Condorito. Tuvo una vida efímera, pues el día que lo estrenaron en la cancha el equipo perdió un largo invicto que tenía frente a Nacional. Desde entonces, los hinchas lo trajeron entre ojos como símbolo de mala suerte y desapareció muy pronto del panorama.

Siempre león

En cambio, la identificación de Santa Fe con el león sí fue una idea institucional y tuvo una trascendencia enorme por el hecho de que el equipo saltaba a la cancha con uno de ellos. Pero no de peluche, no un tipo disfrazado de león, sino un león de verdad.

En una reunión de junta directiva en noviembre de 1974, el entonces presidente de Santa Fe, Guillermo ‘Chiva’ Cortés, decidió que el equipo debía tener un animal que lo identificara. Se escogió al león por ser el rey de los animales y se le encomendó al periodista Daniel Samper Pizano, quien era miembro de la junta, conseguir uno.

Samper lo consiguió en el zoológico de Pereira, a donde viajó en mayo de 1975 para recoger al recién nacido Monaguillo, que llegó al mundo allí el 13 del mismo mes y fue llamado así para recordar a los primeros símbolos del club. A Santa Fe lo llamaban el equipo cardenal por su vestimenta roja y blanca, similar a los que usan los cardenales a la hora de elegir al Papa. Y a los equipos de divisiones menores los llamaban monaguillos.

A Monaguillo lo dejaban suelto en las noches y los ladrones quedaron de frente con él

Monaguillo inspiraba respeto. Salía a la cancha con los jugadores, primero llevado por el zaguero Rafael Pacheco y luego, en una jaula que jalaba un carro. Pero también en la vieja sede administrativa del club, en la calle 39, abajo de la avenida Caracas.
“Una noche se metieron los ladrones a esa casa. A Monaguillo lo dejaban suelto en las noches y los ladrones quedaron de frente con él. No se movieron hasta que llegó la gente por la mañana a trabajar. Ahí los pillaron y los metieron presos”, recordó el historiador de fútbol Guillermo Ruiz Bonilla.

Hace 40 años que el real Monaguillo no sale a la cancha. Por quejas de los vecinos de la calle 39, tuvieron que llevarlo al zoológico Santa Cruz. Allí murió hace muchos años. La ‘Chiva’ Cortés recuperó su piel y la guardó en su casa.

Hoy, otro Monaguillo, este sí un hincha disfrazado, sale todos los partidos a la cancha a animar a Santa Fe, para apoyar a su equipo, que hoy también tendrá un duelo de mascotas, el del león contra una gallina de la que los hinchas más jóvenes de Millonarios hablan con orgullo.




José Orlando Ascencio
Subeditor de DEPORTES EL TIEMPO
En twitter: @josasc

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA