Fútbol Colombiano

'La decisión del presidente fue contraria a lo que hablamos': Pérez

El extécnico de Santa Fe habló con EL TIEMPO de su salida del club. Dice que lo tomó por sorpresa. 

Gregorio Pérez

El técnico Gregorio Pérez destacó el trabajo de sus jugadores en el triunfo de este miércoles (3-0) sobre América.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

15 de abril 2018 , 07:35 p.m.

Gregorio Pérez no termina de asimilarlo. Hace una semana, dice, le dieron todo el apoyo  para que guiara a Santa Fe en la Copa Libertadores, incluso por encima de la Liga local. Pero el sábado en la noche su ciclo se acabó. Eso lo tiene aún sorprendido. En entrevista con EL TIEMPO aseguró que no entiende qué pasó. 

Dice que se va sin rencores ni  señalamientos y calificó a sus jugadores como "profesionales". Asegura que tenía el deseo de dirigir el miércoles el partido contra Flamengo, de la Copa Libertadores, y que asume su cuota de responsabilidad.  

Profesor, ¿qué fue lo que pasó? ¿A qué le atribuye la decisión del presidente César Pastrana de no contar más con usted?

No hay mucho para decir, porque la decisión me sorprendió mucho. Al terminar el partido con Once Caldas, en el vestuario el presidente me dijo que no podíamos seguir más con el vínculo, que quería un revulsivo y lo quería comenzar a partir de anoche (sábado). Tengo amargura y también disgusto, no solo por el hecho de quedarme sin trabajo, sino por lo que uno esperaba. Pero bueno, así se dio, lamentablemente para nosotros.

¿Usted veía venir esta situación?

No. Fue algo que nos sorprendió, porque hace una semana me reuní con el presidente y él me manifestó que tratáramos por todos los medios posibles de enfocarnos más en la Copa Libertadores, ya que veía difícil clasificar en los ocho. Pero había esperanza y traté de seguir apuntando también a la liga local, porque matemáticamente hay chance y podíamos llegar. Pero no se dio así. Lo que decidió el presidente fue todo lo contrario a lo que hablamos, y lo acepto.

Si lo respaldaron hace una semana, ¿por qué cree que toman la decisión en este momento y antes de un partido tan importante contra Flamengo?

No sé qué pensar. Fue una gran sorpresa, por lo que le digo que habíamos hablado. El presidente me dijo que quería un revulsivo y no me explicó nada más. Yo no pregunte nada tampoco. Pero quería dirigir por lo menos contra Flamengo, teníamos toda la logística montada y el plantel definido, pero el presidente no lo quiso así. Está en su derecho. Yo quería dirigir ese partido. Ahora se pueden tejer muchas cosas y comentar, pero esta es la pura realidad. Lo tenemos que asimilar, que no es fácil.

¿Y los jugadores cómo reaccionaron ante esta decisión?


No sé si alguno de ellos ya sabía de la situación. No lo pienso así. Fue un vestuario silencioso. Ahí mismo les manifesté la decisión del presidente. Los saludos fueron afectuosos. La verdad es que es un plantel con gran relación, respeto y afecto. Lógicamente que algunos demuestran más que otros lo que se vive, pero hay que dar vuelta a la página. Santa Fe tiene que seguir y nosotros buscaremos nuestro camino…

¿Y del grupo de jugadores qué tiene que decir?

Me voy agradecido con ellos, con el deseo de que le vaya lo mejor posible al grupo, porque realmente han sido profesionales y trabajamos con gran respeto estos 10 meses.

Gregorio Pérez

Gregorio Pérez en su presentación como DT de Santa Fe.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

¿Cómo fue su relación con el presidente César Pastrana?

En la primera semana de enero hubo como 10 días sin comunicación, por pensar distinto en alguna situación, pero después se restableció perfectamente, era de respeto y muy fluida. De mucha confianza. Hablamos varios aspectos relacionados con el club y el fútbol. La verdad que no tengo nada que decir. Hasta previo al partido con Caldas estuvimos en el vestuario conversando, como siempre. Después del partido todo cambió.

¿Usted cree que influyó en esa relación la salida de Omar Pérez?

¿Omar? No creo, porque yo no fui el que le bajé el pulgar a Omar. Lo manifestó el presidente cuando no se le renovó el contrato, dijo públicamente que yo lo iba a tener menos en cuenta, incluso a EL TIEMPO le dije en una entrevista que Omar no iba a ser titular. El presidente manifestó eso. Pero yo asumo todo. Ahora en el árbol caído se saca mucha leña.  Yo no soy ni rencoroso ni envidioso. Soy agradecido. Más allá de quedar en el camino y no culminar el contrato, mis respetos para Santa Fe y el deseo que le vaya bien.

En el entorno del club se dice que su relación con Pastrana no era buena desde cuando usted no dio el visto bueno para la llegada de Luis Manuel Seijas…

No. No es así. Porque es que yo quería que trajeran a Macnelly Torres, y a otros jugadores que se fueron cayendo. Como le digo, la relación con el presidente fue respetuosa y fluida. Eso no me lo manifestaron.

 ¿Pero usted trabajaba con tranquilidad?

Sí. Muy cómodo, tranquilo y contento. Más allá de los resultados negativos,  tuve muy buena relación con toda la gente que trabaja en el club. Todo eso también me afecta ahora, por el cariño que uno les toma y al lugar en general. Y no es demagogia.

Pero evidentemente al equipo le faltaron refuerzos para tener un mejor desempeño. ¿No le parece?

Si yo entro a manifestar esas cosas, sería una justificación que no voy a hacer. Yo acepté el equipo así y así me lo banqué, con los refuerzos que llegaron.

Claro, porque usted finalmente autorizó la llegada de los refuerzos, que no han funcionado… Como el caso de Rubén Bentancourt…

Él no se ha adaptado, es la realidad, no quiere decir que no lo vaya a hacer. Lo mismo que (Brayan) Fernández. La situación no se les ha dado.

¿Qué errores cometió Gregorio Pérez?

No soy perfecto y reconozco que en algún planteamiento me he equivocado, en algún cambio. Lo reconozco, pero son situaciones que uno resuelve en su momento, uno analiza. Me equivoqué por ejemplo contra Junior en el planteamiento del primer tiempo, y lo pudimos resolver. A mí no se me va a caer nada diciendo la verdad, a veces uno acierta, pero el porcentaje es mínimo de equivocación….

¿Qué panorama deja en Santa Fe?

Creo en este grupo. Santa Fe tiene todo para clasificar a octavos de la Copa Libertadores, es un equipo maduro y ante los partidos difíciles en el exterior ha demostrado su temple. Pienso que va a pasar. En la liga quedan 12 puntos, no es fácil, pero no es imposible.

¿Qué se lleva?

Me llevo la gran oportunidad que tuve de trabajar en un equipo grande, reconocido, queda la derrota contra el rival en la final, cuando fuimos primeros todo el torneo, así que de arranque no fue lo mejor, pero me llevo sinceramente el afecto, el cariño de la gente que rodea el club. Tuve la posibilidad de trabajar en una liga importante y en un país que me abrió las puertas. Y tuve apoyo. Hemos trabajado en muchas partes del mundo, y bueno, es lo mismo, dejar la puerta abierta más allá de los resultados.


PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
Twitter: @PabloRomeroET

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA