Fútbol Colombiano

Huila y Nacional, de la mano de Banguera y Castellani en semifinales

El portero y el volante eran desconocidos hace 6 meses. Ahora tienen a sus clubes cerca de la final.

Banguera vs Castellani

Banguera vs Castellani.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

28 de mayo 2018 , 10:44 p.m.

Ni Geovanni Banguera ni Gonzalo Castellani eran figuras determinantes de sus equipos, Atlético Huila y Atlético Nacional, respectivamente, hace seis meses. Hoy, ambos han tenido actuaciones destacadas y en buena medida han ayudado a que tanto opitas como verdolagas estén en la semifinal de la Liga-I. Este martes se enfrentarán en el partido de ida, en el estadio El Campín, de Bogotá, que será la casa adoptiva del Huila (7:45 p. m., con señal de Win Sports).

Banguera llegó, literalmente, por accidente a la titular del Atlético Huila, club que lo contrató en 2015 tras jugar apenas tres partidos de la Copa Colombia con Deportivo Pasto en 2014. Nacido en El Charco, Nariño, el 15 de diciembre de 1995, tuvo que reemplazar a uno de los jugadores más veteranos del campeonato, Bréiner Castillo, el 10 de febrero de 2018, cuando el entonces portero titular sufrió una lesión en el hombro izquierdo, durante el partido frente al Deportivo Cali, tras caer mal luego de sacar un remate de Andrés Felipe Roa que iba hacia su arco. A ‘Brecas’ lo tuvieron que operar y ahí se terminó su semestre.

En ese momento comenzó la consolidación de Banguera, quien, hasta ese día, solamente había jugado 16 partidos en tres años, entre Copa Colombia y Liga. Y no solo respondió, sino que además se convirtió en figura: en 20 partidos disputados apenas recibió 10 goles, para un promedio de 0,5 por encuentro, el segundo mejor del campeonato después del 0,33 de Fernando Monetti, justamente, el portero de su rival de esta noche.

Pero Banguera, guardián de un equipo al que no siempre apuntan los reflectores, como sí pasa con Nacional, necesitaba de una noche brillante para que por fin se fijaran en él. Y esa noche llegó: en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga, frente a Patriotas, fue fundamental para meter a su equipo en la semifinal. En el desempate atajó tres cobros. “El primero no lo tapé, pero estaba tranquilo. Mis compañeros me necesitaban y gracias a Dios tapé tres”, dijo el portero a Win Sports, una vez Huila se metió entre los cuatro mejores del semestre.

Castellani: la consolidación

Así como Banguera tuvo la paciencia para esperar detrás de un arquero con mucha más experiencia y recorrido para brillar, Gonzalo Castellani era, tal vez, el menos conocido de los extranjeros que llegaron este semestre al Atlético Nacional para comenzar una nueva historia, tras el fin de un ciclo brillante con Juan Carlos Osorio y Reinaldo Rueda, y que no tuvo el mismo resultado tras la llegada de Juan Manuel Lillo.

Jorge Almirón, el reemplazo del español, se la jugó con gente que conocía de su paso por Lanús, al que llevó a la final de la Copa Libertadores. Por eso llegaron Monetti, portero suplente de ese equipo, y Diego Braghieri, bastión de la defensa.

Castellani también trabajó con Almirón en Lanús, pero no jugó mucho, apenas 14 partidos entre torneo local, Copa Argentina y Copa Suramericana. Y antes había tenido un largo recorrido por varios clubes: comenzó en el ascenso con Ferro Carril Oeste, de ahí saltó a Europa para jugar con el Villarreal, pero antes tuvo que pasar por la segunda división con el filial de ese club, y luego tuvo dos temporadas muy buenas en Godoy Cruz. Ahí, Boca Juniors se fijó en él y lo contrató.

En el azul y oro no se consolidó. Tuvo que irse a Lanús, donde no fue titular. Luego volvió a Boca para jugar un solo partido en la Liga y de ahí se fue a Defensa y Justicia, donde fue importante. Ahí lo vio de nuevo Almirón, que lo pidió para reforzar a un Nacional que necesitaba fútbol y puntos para volver a ser el grande que dominó el fútbol colombiano durante tres años.

Castellani fue creciendo a la par de Nacional, hoy, por números, el mejor equipo del semestre. Y se siente muy cómodo en Colombia, a tal punto que ya tiene una hija paisa: su primogénita nació en Medellín el 19 de marzo.

“Me siento muy bien, mi presente va a la par con el del equipo. Vamos de menor a mayor, demostrando siempre un buen juego más allá del resultado, seguimos buscando el arco contrario. Por suerte seguimos arriba y no podemos bajar los brazos”, comentó Castellani cuando el equipo comenzaba a pensar en la clasificación.

Uno, Banguera, ha sido clave para que Huila sea hoy uno de los equipos más seguros de la Liga. El otro, Castellani, ayuda en marca, saca al equipo del fondo y también es pasador. Ese duelo se verá desde hoy en la semifinal.

DEPORTES

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA