Fútbol Colombiano

Juan Daniel Roa, destacado en Santa Fe por su lucha contra Millonarios

El único que intentó algo diferente. Tuvo dos remates y mucho sacrificio.

Juan Daniel Roa

Juan Daniel Roa, volante de Santa Fe.

Foto:

César Melgarajo/ELTIEMPO

13 de diciembre 2017 , 10:02 p.m.

Santa Fe dejó sus armas en el camerino. No aprovechó la pelota quieta ofensiva, su fiel virtud. Y, en la defensiva, pestañeó y le hicieron el gol que lo tiene perdiendo la final. No tuvo su explosivo contragolpe ni pesaron sus atacantes. Perdió por lo mínimo y está vivo, pero necesita reencontrar su fútbol. En medio de su nebulosa, se destaca Roa, por su valentía al atacar.

Róbinson Zapata: no pudo evitar el gol. Fue su única falla. Pero el cambio de la trayectoria de la pelota lo exime. Salvó casi al final del partido un remate que hubiera podido dejar casi sentenciada la serie. (6)

Víctor Giraldo: quedó claro que su función es defender, mantener el bloque defensivo. De allí no sale. No aportó en función ofensiva. (5)

Héctor Urrego: libró una batalla con Cadavid en cada pelota aérea. Estuvo bien en los cierres, atento. Pero cuando se vistió de atacante falló una opción clara de anotar que hubiera podido cambiar la historia de la primera final. (6)

William Tesillo: perdió la marca de De los Santos en el gol. Se dejó anticipar y cuando reaccionó ya estaba en posición imposible para evitar el cabezazo. (5)

Juan Daniel Roa: aunque no tuvo la capacidad acostumbrada, fue el mejor del equipo cardenal. El único que intentó algo diferente. Tuvo dos remates y mucho sacrificio. (6)

Yeison Gordillo: flojo partido de Gordillo. Llegó tarde a muchas jugadas, pegó innecesariamente y estuvo impreciso en algunos pases. (5)

Baldomero Perlaza: no pesó, no estuvo. Fue improductivo. (4)

Ánderson Plata: viene en bajada su nivel. Se le refundió el desborde, se le perdió la gambeta. (4)

John Pajoy: le faltó sangre. No la tuvo ni para atacar ni para marcar. Su zona era un hueco. Por eso lo sacaron. (4)

Wilson Morelo: el goleador se apagó. Recibió muy poco el balón y estuvo muy bien controlado por la zaga rival. Corrió y se movió lo que pudo. Pero no pesó.

Juan David Valencia: entró por Pajoy. Su tarea era clara: tapar la zona izquierda e incomodar allí a Millos. En ambas funciones generó más que Pajoy. (6)

Omar Pérez: entró por Perlaza. Le dio al equipo el momento de pausa que necesitaba. Pero no pudo meter un pase definitivo. Eso sí, por poco anota al final. (SN)

Humberto Osorio: entró por Morelo. Corrió e hizo lo que pudo. No le llegó la pelota. (SN)

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
En twitter: @PabloRomeroET

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA