Deportes

Jéferson, a seguir en el ciclismo a pesar de los 52 puntos de sutura

Por una caída en la Clásica de Anapoima sufrió golpes en su cara y en la rodilla derecha. Mejora.

Jéferson Vargas

Jéferson Pérez en la clínica de Girardot.

Foto:

Archivo particular

10 de abril 2018 , 02:28 p.m.

En ese afán por buscar un buen contrato con un equipo de marca en Colombia, el ciclista santandereano Jéferson Pérez vive su propio drama, luego de la caída que sufrió el viernes pasado en la Clásica de Anapoima.

Pérez poco habla, se lo impide la fisura en la mandíbula, los 14 puntos de sutura que tiene por dentro del labio y otros 14 por fuera del mismo. Una vez llegó a la Clínica San Sebastián de Girardot, en la que todavía está internado, los médicos lo examinaron y decidieron suturarlo con 24 puntos en la rodilla derecha, por lo que caminar para él es difícil.

El lunes en la mañana la ilusión de él y la de su papá, Víctor, a quien le tocó dejar tirado el trabajo en Bucaramanga para viajar a Girardot
y estar al tanto de la salud de su hijo de 24 años, era salir de la clínica, pero una infección en la rodilla derecha no los dejó y Jéferson volvió a la sala de cirugía.

El otro problema al que el ciclista y su padre se enfrentan es el económico. La licencia de la Federación Colombiana de Ciclismo solo cubre parte del tratamiento al que fue sometido, pero el resto debe correr por parte de él. Víctor recibió el apoyo de la Fedeciclismo, entidad que prometió correr con los gastos.

“Jorge Ovidio González, el presidente, me dijo que no me preocupara, que la Federación se encargaría del resto del pago de la hospitalización y demás, eso se lo agradezco a él y a todos los que nos han colaborado, a la familia del ciclismo”, le dijo Víctor Pérez a EL TIEMPO.

El sueño de Jéferson quedó frustrado por el momento. Su papá cuenta que el ciclismo para él es una pasión, abandonó los estudios de décimo grado para montarse en la bicicleta y buscar un futuro para su familia.

Su figuración en la Vuelta de la Juventud de hace unos años le sirvió para que lo vieran en Europa y Joxean Fernández le ayudara para conseguir un contrato con un equipo de España, en el que corrió en el 2015.

Sus dotes de buen escalador las demostró en tierras ibéricas, pues fue el campeón de la montaña en la Vuelta a León, pero tuvo que regresar al país y no ha podido encontrar un equipo fijo. Jéferson ha hecho hasta lo imposible por poderse ubicar.

Estuvo en el equipo de Itagüí, figuró en el de Rionegro y llegó al Redetrans, con el que le fue bien, pus fue clave en el título de la Vuelta a Colombia del 2016 de su líder, Mauricio Ortega.

Su papá siempre le ha colaborado, a pesar de no estar tan convencido de que su hijo se dedique de lleno al ciclismo.

Es lo que él quiere, lo que lo apasiona, sale a entrenar y compite por el amor que le tiene al ciclismo


"Corre buscando esa ilusión de estar en un equipo de marca y poder mostrar sus condiciones, por eso se sacrifica y nosotros también lo hacemos, pues nos toca ayudarle para su mantenimiento”, dijo Víctor.

De hoy en adelante, Jéferson necesita más ayuda, no solo para recuperarse, sino para seguir en el ciclismo.

Su padre cuenta que la bicicleta se le rompió en el accidente, pero Jéferson se la ideará para seguir montando, conseguirse otra y continuar con su ilusión.

Lisandro Rengifo
Redactor de EL TIEMPO
lisren@eltiempo.com​

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA