Deportes

El carné solito no sirve... (Opinión)

Para el 22 de noviembre será obligatorio, al menos para las ‘tribunas populares’. 

17 de septiembre 2017 , 09:45 p.m.

De entrada, una consideración: todas las medidas que se tomen para que no haya problemas en los estadios y para sacar de una vez de las tribunas a los delincuentes que se hacen pasar por hinchas son bienvenidas. Ahora, al grano: ¿cuál es la verdadera utilidad del carné que todos los hinchas deben pedir para poder entrar a ver un partido?

El tema no es un capricho de Dimayor: es una exigencia por ley y hay que cumplirla. El proceso de expedición (enrolamiento, lo llaman) ya comenzó y se supone que para el 22 de noviembre ya será obligatorio, al menos para las llamadas ‘tribunas populares’. Quedan 66 días. Están muy encima.

Para obtener el carné hay que registrar nombre, dirección y huella. Esa información quedará registrada en un chip o código de barras, que, cuando se instalen en las puertas de los estadios los sistemas de identificación biométrica, podrá revisar los antecedentes, tanto penales como de sanciones por mal comportamiento.

Hasta aquí, en intenciones, todo bien. ¿La nueva cédula de ciudadanía, que atrás tiene un código de barras, no cumple la misma función? La Policía, que con cada vez mayor frecuencia lo para a uno en retenes, carga un aparatico en el que ponen la cédula y ahí le muestran los antecedentes. Si uno no tiene nada, lo dejan ir y ya.

Juguemos de abogados del diablo. El carné permitiría dos cosas: una, saber, con papel en mano, de qué equipo es hincha cada quien. Y dos, como lo dijo en un video el gerente de la Dimayor, Iván Novella, generar una base de datos que no sirva solamente para el tema de mercadeo, sino de “mercadeo y fidelización de los clientes”. Suena más por ese lado. Porque, además, el carné no es gratis. A propósito, ¿en qué van a utilizar lo que se recauda? Son poco más de 10.000 pesos por carné.

Ahora, el otro punto. El solo carné no sirve para nada si no se tienen los elementos tecnológicos para leer el chip. Y en eso parecen estar atrasadísimos, salvo Medellín, donde el alcalde Federico Gutiérrez ya invirtió 3.500 millones de pesos para el tema, y Cali, donde ya hay un aporte de 2.500 millones de la Gobernación del Valle y 2.000 de la Alcaldía. De resto, apenas están mirando qué y dónde van a comprar los aparatos.

A no ser que ese costo lo asuman los clubes en las ciudades donde comenzará aplicarse el asunto. Básicamente, Bogotá, Barranquilla y Manizales.

Por último: muy buenas intenciones, pero si no se trabaja para que los hinchas de los equipos visitantes vuelvan a las tribunas, de nada va a servir el asunto. Por ahora les dejan a los clubes y a los alcaldes la potestad de permitir, o no, el acceso...


JOSÉ ORLANDO ASCENCIO
Subeditor de Deportes
En Twitter: @josasc

MÁS COLUMNAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA