Deportes

Meluk le cuenta… (Hay maneras de perder)

Nairo fue al Giro, en el que no estaba Froome, a ganar. Se le atravesó Dumoulin y lo venció.

28 de mayo 2017 , 08:07 p.m.

Como en el Tour de Francia va a estar su reciente tricampeón Chris Froome –el mejor ciclista del mundo en el momento–, Nairo Quintana y Movistar decidieron correr el Giro de Italia para ganarlo, como públicamente lo admitieron en su momento.

Su lógica era simple: asegurar el título de una de las tres grandes pruebas de la temporada, pues Froome no estaría. Pero la vida es así. No estuvo el británico y se les apareció Tom Dumoulin.

Nairo era el gran favorito al título. Y no lo logró. La derrota se explica en que en las dos contrarrelojes planas perdió con el hoy campeón 4 min 17 s (¡una exageración!) y en que en la montaña Dumoulin no se dejó. Subió a su paso. Administró su ventaja. Nairo necesitaba un colchón de tiempo para intentar ser el campeón del Giro, pero el que lo tenía, lo tuvo y lo mantuvo fue el holandés. Los 53 segundos eran a todas luces insuficientes.

Nairo llegó a la última etapa, la segunda contrarreloj plana, la definitiva de este domingo, de primero. Y Dumoulin se impuso como la simple lógica indicaba. Pero el Giro lo ganó en la montaña, en el terreno de Nairo, en el que evitó que le tomaran el tiempo con calendario. Cuidó con cálculo las diferencias de tiempo en las subidas y allí mandó a hacer a su medida la camisa rosada de campeón.

Pero hay maneras de perder. Nairo luchó de manera constante y reconoció la superioridad del rival. Su coraje, el dejar el alma hasta el último pedalazo, es el terrón de azúcar en el sinsabor de la derrota. En la crono de este domingo se la jugó íntegro. Se creía que podría perder incluso 2 minutos, pero no fue así. Como lo dijo su compañero Wínner Anacona, “sobre el papel, Nairo podía hasta haber quedado fuera del podio”. Fue una muy buena etapa. Además, el que más atacó en la montaña fue Nairo. Lo intentó, pero no pudo.

La derrota no le quita nada de su leyenda, que, por el contrario, se incrementa con el subtítulo. Este resultado adverso no le quita ser, de muy lejos, el mejor ciclista de nuestra historia, el más grande deportista colombiano del momento y, quizás, ser ya el mejor atleta de esta tierra de todos los tiempos. “Un podio no es para decepcionarse. No somos máquinas para hacer todo como uno se plantea y no todas las veces se recoge premio”, dijo el resignado Nairo.

Fue un emotivo Giro para Colombia. Cinco etapas ganadas. Cuatro de ellas por el veloz embalador Fernando Gaviria, que ganó la regularidad (puntos) y su camiseta morada. Como lo titulamos en estas páginas: “El de morado es el más rápido”. Y fue líder. También lo fue Nairo de este Giro que fue a ganar, en el que no estaba Froome y en el que se le atravesó Dumoulin y lo venció.

Meluk le cuenta…

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
En Twitter: @MelukLeCuenta

MÁS COLUMNAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA