Deportes

Meluk le cuenta: ¿Por qué mataron El Gráfico si era tan buena revista?

La edición impresa murió luego de sufrir una lenta y larga agonía. La televisión la acabó.

21 de enero 2018 , 07:27 p.m.

Como hombre de medios, hecho en las teclas, el papel y la tinta de la prensa escrita, y como seguidor del fútbol, pues debo agregar otro lamento por el punto final a la edición impresa de la revista argentina El Gráfico, un ícono.

No voy a repasar su extensa lista de cronistas que desde los tiempos del ruido eran la puerta a la emoción de un mundo de héroes y titanes. El Gráfico marcó una época durante la mayor parte de sus 99 años de circulación semanal.

Pero, como en la vieja telenovela, ¿Por qué mataron El Gráfico si era tan buena revista? La edición impresa murió luego de sufrir una lenta y larga agonía.

La televisión la acabó: cuando se empezaron a ver los goles en la pantalla chica, ya la gente no tenía la necesidad de salir el lunes a comprar el ejemplar para ver las grandes fotos de las anotaciones y leer lo que no se había visto y solo se oía en los relatos a la velocidad del galope de la radio.

Después, el cable, la televisión cerrada, le dio otro golpe determinante: 24 horas, 7 días a la semana, 12 meses al año, pasando todos los partidos que ya no eran solo los domingos, y al mismo tiempo. Ahora son todos los días y a toda hora.

La TV, de manera determinante, además desenmascaró muchas exageraciones y novelas.

Hace 30 o 40 o 50 años, la única referencia era El Gráfico con sus historias de tango, con sus milongas del pibe nacido en el barrio La Paternal que veía pasar su vida de miseria frente al balón antes de patear el penalti.

Porque en las páginas de El Gráfico lo que muchas veces fue la deliciosa crónica de calidad, en otras muchísimas también prendió leña mojada, la que produce más humo. Sin la TV aún creeríamos que Martín Palermo fue el mejor artillero del mundo, que un Tigre-Lanús es la Batalla de Troya y que Tévez es Ulises.

La TV acabó con su única palabra convertida en el dogma que hizo que se compraran decenas de jugadores por las calificaciones que les daban, por las portadas en las que salían.

Así como vendieron muchas páginas de inmensa calidad, también hubo muchas infladas con helio.

Pitazo final para El Gráfico impreso: una triste verdad.



Meluk le cuenta…



Gabriel Meluk
Editor de Deportes
En Twitter: @MelukLeCuenta

MÁS COLUMNAS

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA