Ciclismo

Tom Dumoulin, el otro dolor de cabeza de Nairo

Es el líder del Giro, va muy bien al reloj, se defiende en la montaña, jugó fútbol y tiene 26 años.

Tom Dumoulin

Tom Dumoulin. líder del Giro de Italia.

Foto:

AFP

17 de mayo 2017 , 10:49 p.m.

El liderato del holandés Tom Dumoulin en el Giro de Italia no es ninguna sorpresa, pues desde el principio era uno de los favoritos al título; claro, detrás del colombiano Nairo Quintana, del italiano Vincenzo Nibali y del francés Thibaut Pinot, quienes tendrán que forzar la marcha para quietarle la camiseta rosada.

Quintana sabe que es un ciclista peligroso, que va muy bien al reloj (lo demostró el martes pasado) y en la alta montaña aguanta, se defiende, coge su paso y no pierde mucho tiempo, como lo demostró el domingo en el ascenso hacia Blockhaus.

Dumoulin llegó al ciclismo de rebote. El fútbol era su pasión, su deporte favorito, que practicó en la infancia, pero su carrera fue muy corta.

Probó en el ciclismo por invitación de unos amigos que le prestaron una bicicleta. Su rendimiento fue tan bueno que llegó en el equipo de desarrollo del Rabobank, la base de esa legendaria escuela holandesa.

No fue difícil su adaptación, pues las victorias llegaron rápidamente. Ya en el 2012, Dumoulin pasó al profesionalismo, luego de estudios médicos que demostraron todo su potencial ciclístico.

Allí se dieron cuenta de que su rendimiento para las etapas contrarreloj era de admirar, por lo que de sus 14 triunfos hasta el momento en su hoja de vida, 11 de ellos han sido en el esfuerzo individual al reloj.

Muy pocos corredores en el mundo planifican las jornadas contrarreloj como él, pues analiza una y otra vez las pruebas aerodinámicas, postura, el material y la ropa que utiliza, así como la alimentación.

A sus 26 años, viene en una carrera progresiva. Ha integrado el lote de las tres carreras grandes del planeta en ocho ocasiones y solo ha terminado tres. Se estrenó en la Vuelta a España del 2012, pero se retiró en la octava jornada.

En el 2013 probó en el Tour de Francia y fue 41; al año siguiente volvió y ocupó la casilla 33. En la carrera francesa del 2015, Dumoulin abandonó en la tercera fracción, pero llegó a la Vuelta a España y la rompió. Fue sexto, ganó dos etapas y fue líder en la última semana. La camiseta la perdió en la jornada 19, cuando el italiano Fabio Aru, a quien distanciaba en la general por 6 segundos, lanzó un feroz ataque que el holandés no pudo responder. En meta cedió 3 minutos 52 segundos con Aru y terminó de sexto en la general a 3 m minutos 46 segundos. Esa vez, Nairo le ganó por 4 min 46 s. Aguantó en los ascensos, tuvo en la contrarreloj de 38 km a su mejor aliada, pero sucumbió en la montaña y cedió el liderato.

¿Otro Induraín?

Sí, por el perfil es parecido. Miguel fue un buen contrarrelojero que se defendió muy bien en la montaña, como él

Lo han comparado con Miguel Induraín, quien ganó cinco Tour de Francia y dos veces el Giro, por su potencia al cronómetro y su regularidad en la subida; al menos eso fue lo que dijo al término de la ronda Ibérica del 2015 Eusebio Unzúe, mánager del Movistar: “Sí, por el perfil es parecido. Miguel fue un buen contrarrelojero que se defendió muy bien en la montaña, como él”.


Esa vez en la Vuelta a España careció de equipo y luego de controlar ataques, de esforzarse al máximo, pagó las consecuencias de ese esfuerzo. Pocos le han ganado al reloj; derrotó en el Tour del 2015 a Chris Froome por 1 min 30 s, en 37 km.
Sufrió una caída en la etapa 19, se fracturó la muñeca izquierda y se retiró. Corrió peligro su participación en los Juegos Olímpicos, se recuperó, llegó a Río de Janeiro y perdió el oro con Fabián Cancellara, quien lo venció por 47 segundos, pero derrotó a Froome por 14 s en la contrarreloj de 54 km.

Hoy es el líder del Giro, el dolor de cabeza de Nairo, Nibali, Pinot y Bauke Mollema, quienes deberán molerlo a paso y atacarlo para sacarle la diferencia, con el objetivo de, primero, desbancarlo del liderato y, segundo, meterle 3 minutos, como mínimo, para llegar tranquilos a la contrarreloj del día final.

“Esperábamos una pelea muy dura y no hubo. También, que atacaran los rivales que están a 5 o 6 minutos en la general. Agradezco el trabajo de mi equipo. Todos fueron fantástico”, señaló este miércoles al término de la etapa.

LISANDRO RENGIFO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @LisandroAbel

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA