Ciclismo

Peter Sagan es el ciclista más veloz del planeta

Quiso ser futbolista, es conocido por sus locuras y ha ganado tres mundiales.

Peter Sagan

Peter Sagan, Campeón Mundial de Ciclismo en Bergen Noruega.

Foto:

Reuters

25 de septiembre 2017 , 11:06 p.m.

Peter Sagan no pudo controlarse; lloró cuando los periodistas lo abordaron cerca del bus del seleccionado de Eslovaquia, el domingo pasado, minutos después de haber ganado el Mundial de Ruta de Ciclismo en Bergen (Noruega) y de haberse convertido en el único pedalista de la historia en conseguir ese oro en tres ocasiones consecutivas.

Y lloró porque era un día especial. No solo era el campeón mundial, sino que este lunes cumplía 38 años Michele Scarponi, el ciclista italiano que fue embestido por una camioneta y murió el pasado 22 de abril. Pero había otra razón: su esposa, Katerina, está embarazada.

Sagan nació el 26 de enero de 1990 en Zilina (Eslovaquia). Por sus resultados, es el ciclista imbatible en los mundiales de ruta. Con lo que logró en Noruega igualó los registros de tres oros de Alfredo Binda (1927, 1930 y 1932), Rik van Steenbergen (1949, 1956 y 1957), Eddy Merckx (1967, 1971 y 1974) y Oscar Freire (1999, 2001 y 2004).

Además, superó a Georges Ronsse (1928 y 1929), Van Steenbergen (1956 y 1957), Rik van Looy (1960 y 1961), Gianni Bugno (1991 y 1992), Paolo Bettini (2006 y 2007), quienes habían conseguido dos títulos mundiales seguidos.

Es apodado el ‘Loco’ por sus excentricidades. Peter Sagan es un ciclista que habitualmente es modelo de marcas de ropa y accesorios y dueño de un gran prestigio en el pelotón internacional, pues nadie ha podido ganarle en el mundial en las tres últimas ediciones: Richmond (EE. UU.), Doha (Catar) y Bergen (Noruega).

“Tiene clase; en esos recorridos es imbatible, y contó con la oportunidad de que muchos trabajaron para él”, le dijo a EL TIEMPO Michele Bartoli, ciclista italiano que ganó dos medallas de bronces en mundiales: 1996 y 1998.

Tiene clase; en esos recorridos es imbatible, y contó con la oportunidad de que muchos trabajaron para él

Sagan es conocido en el ámbito del ciclismo por ser un show. En alguna ocasión, Paolo Zani era el patrón del equipo Liquigas. El campeón del mundo se encontró con el patrón en el parqueadero de un hotel, momentos antes del Tour de Francia del 2012.
Zani iba en su carro, un Porche, y Sagan lo alcanzó. “Si gano la camiseta verde de puntos del Tour, ¿me regalas tu carro?” El hombre le dijo: “Claro, pero debes ganar dos etapas”. Apuesta aceptada.

El corredor no solo tuvo en su cabeza el Porche, sino que ideó la manera de celebrar distinto sus triunfos. La primera etapa que ganó la festejó cruzando la meta haciendo jarras. Su segundo triunfo lo celebró braceando como Forrest Gump, quien cuando le decían “corre, Forrest, corre”, salía disparado, pero para ganar la apuesta debía ganar la camiseta del más regular del Tour, y lo logró.

La ñapa fue la tercera victoria parcial. Esa vez celebró con los puños cerrados, agachando los brazos y lanzando un grito como lo hace el increíble Hulk, a quien honró porque ese día tenía puesta la camiseta verde, como el color de piel de aquel superhéroe.

Milán San Remo

Peter Sagan (izq.)

Foto:

El polaco Michal Kwiatkowski (cen.), del Sky, sonríe podio tras ganar la Milán San Remo. En el podio estuvo acompañado por Peter Sagan (izq.) y Julian Alaphilippe (der.).

Comenzó en el fútbol

Lubomir y Helena, sus padres, siempre les dieron lo necesario a sus hijos: Milan, Juraj, Danka y Peter. Ella trabajaba como administradora de un supermercado y él atendía un restaurante de su propiedad.

Juraj era ciclista y ganaba carreras locales. Peter era pequeño e intentaba ser futbolista. Acompañó varias veces a su padre y a su hermano a algunas carreras, y a Peter le llamó la atención la forma como el anunciador oficial pronunciaba el apellido Sagan.

La bicicleta era lo suyo, lo de la familia, así que a los seis años se montó en ella, se puso un casco que le quedaba grande y correteó por su barrio, el Borik. Dejó atrás las clases de teatro y se dedicó al ciclismo.

“Es un tipo relajado, loco, un líder positivo, de buen ambiente, y nos contagiaba con sus bromas”, le dijo el año pasado a EL TIEMPO el ciclista colombiano Edward Beltrán, que corrió con él en el 2015.

Es un tipo relajado, loco, un líder positivo, de buen ambiente, y nos contagiaba con sus bromas

En el podio del Tour de Flandes 2013, el eslovaco, de 1,84 metros de estatura y 74 kilos de peso, le pellizcó la nalga a una modelo, algo que causó protestas, por lo que el ciclista tuvo que arrepentirse en público y hasta le entregó un ramo de flores a Maja Leye, quien aceptó las disculpas.

“Es un histórico, no solo por lo que hace en su bicicleta, sino fuera de ella. Hoy es difícil que le ganen. En este último año ha mejorado su explosividad, porque antes se caracterizaba por ser un ciclista de resistencia que sabía medir bien la distancia para escaparse”, precisó Bartoli.

En Zilina, Sagan tiene un club de ciclismo. Lo fundó porque él nunca tuvo todo el apoyo para ser ciclista. También lo hizo porque dice que hoy en día los niños no juegan al fútbol, no hacen deporte y se la pasan pegados al televisor, a los celulares.
Así es Peter Sagan, el triple campeón del mundo de ciclismo, el que está llamado a aumentar su palmarés, en el que ya figuran 101 victorias y, seguro, va por más.

DEPORTES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA