Ciclismo

Las razones del fallido Tour de Francia de Nairo Quintana

El corredor nacional no subirá al podio y terminará de décimo en la clasificación general.

Nairo Quintana

Nairo Quintana, ciclista colombiano.

Foto:

Prensa Movistar Team

28 de julio 2018 , 07:01 p.m.

El ciclista colombiano no cumplió su objetivo, que era ganar la carrera. Terminará la competición en el décimo puesto de la clasificación general y, por segundo año consecutivo, no subirá al podio en París.

No llegó en un buen nivel. Nairo dijo que este año iba a trabajar y hacer una buena preparación para el Tour. Bajó las cargas con respecto a las del año pasado en las que intentó el doblete Giro-Tour. Antes de comenzar la competición francesa, recorrió 4.292 km en 29 días, comparados con los 6.888 km y 43 días del año pasado. Sin embargo, una vez más no encontró su estado de forma. No se le vio con una gran potencia, explosividad ni tanque, salvo en la etapa de 65 km que ganó. “No dio tampoco este año con la pauta de la planificación para estar al 100 por ciento”, le dijo el exciclista español Eduardo Chozas a este diario. Hace un año porque fue mucho y este porque fue poco. No ha sabido encontrar su pico alto en el Tour. Lo deja siempre para la última semana, cuando ya está en desventaja.

Perdió en su fuerte: la montaña. El ciclista colombiano es uno de los mejores escaladores del mundo. Cada vez que aparece la montaña, él dice presente. En esta edición del Tour no fue así. Solo hubo tres etapas con final en ascenso y perdió tiempo en dos de ellas. En la llegada a La Rosiere (etapa 11), puerto de primera categoría, cedió 59 segundos; un día después, en el Alpe d’Huez, llegada fuera de categoría, perdió 47 segundos. Solo arañó 47 segundos en la etapa de 65 kilómetros, que ganó. Además, en la jornada 14 perdió 10 segundos más en una jornada que tuvo 2 km antes de llegar a Mende, en un puerto de segunda categoría. En su terreno no pudo recortar ni sacar ventaja. Su fuerte dejó de serlo y se vio derrotado.

Infortunios de carrera. Apenas en el inicio del Tour de Francia Nairo ya les otorgó ventajas a sus rivales. En la primera etapa de la competición sufrió un doble pinchazo en su bicicleta con la carrera lanzada a falta de 3 kilómetros 700 metros para el final de la jornada. La demora en el auxilio mecánico y otros problemas de sus compañeros hizo que cediera un minuto 25 segundos. Desde ahí tuvo que remar contra la corriente en un nuevo infortunio que sufre en esta carrera. Además, la caída del pasado jueves también lo condenó a sufrir el jueves y perder más de 7 minutos. Este tipo de situaciones de carrera no son nuevas. En el 2015 se vio cortado en un abanico. Además, en el 2016 cedió tiempo en un descenso. El colombiano fue a recoger un tarro de agua y Froome se le avivó.

El Sky, muy poderoso. Como es costumbre, todos los equipos del pelotón del Tour de Francia se vieron derrotados por el equipo Sky. Controlaron siempre la carrera y fue muy poco lo que les dejaron hacer a sus rivales. No solo el Movistar Team, de Nairo Quintana, fue el derrotado y perjudicado por el fuerte paso que propuso el equipo británico, sino las demás escuadras. Fue tanto el dominio que Alejandro Valverde, compañero de Quintana, llamó a los demás equipos a hacer una especie de coalición para atacarlos. Nadie pudo ponérseles por delante y más cuando el Movistar tuvo malas decisiones y realizó estrategias infructuosas para poder vencerlo, en especial en la montaña.

Froome y Dumoulin, muy superiores. Otra de las razones de peso que se convirtieron en un dolor de cabeza para Nairo es que se encontró en su época con ciclistas de la talla del británico Chris Froome y el holandés Tom Dumoulin. Ambos le han demostrado a Quintana ser mucho más completos que él. Son corredores que, aunque no son más escaladores que Nairo, sí saben soportar la montaña de buena manera y ser explosivos para seleccionar a sus rivales. En esta carrera lo volvieron a dejar claro. Froome y Dumoulin no ganaron el título, pero sí derrotaron al boyacense. Son más inteligentes a la hora de encarar la montaña y, además, son mucho más fuertes al reloj. Una ventaja con la que siempre juegan con las intenciones de Nairo, que solo tiene una forma de derrotarlos, y este año le falló.

FELIPE VILLAMIZAR M.
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @FelipeVilla4

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA