Ciclismo

Paso a paso: así Fernando Gaviria llegó al liderato del Giro

Esta fue la estrategia del equipo del ciclista colombiano para triunfar en la etapa tres.

Fernando Gaviria

Fernando Gaviria ganó en la tercera etapa del Giro y es el nuevo líder.

Foto:

AFP

08 de mayo 2017 , 06:29 a.m.

Fernando Gaviria escribe su historia en el Giro de Italia luego de una sorpresiva y exitosa estrategia de su equipo, Quick-Step, que aprovechó los fuertes vientos en los kilómetros finales de la tercera jornada, que se llevó a cabo sobre 148 km entre Tortolì y Cagliari, ganó la etapa, se colocó la camiseta rosada de líder y es el mejor joven de la competencia.

A sus 22 años, Gaviria se convirtió en el cuarto colombiano que es líder de la ‘carrera rosa’, luego de Rigoberto Urán, Nairo Quintana y Esteban Chaves, y su victoria fue la número 22 de Colombia en esa prueba. No fue en un embalaje masivo, como acostumbra a ganar. Su victoria fue producto de una emboscada de su equipo, que a 10 km de la meta apretó el paso, formó el abanico, se desprendió del lote y le puso emoción a una fracción que era fría y aburrida. Gaviria no tuvo problemas para doblegar a sus compañeros de fuga, mucho menos para empuñar su mano derecha y gritar fuerte, luego de haber perdido dos opciones de hacerlo, en su estreno en una carrera de tres semanas y con su familia en la tribuna. ¡Salud!

Fernando Gaviria

Fernando Gaviria ganó en la tercera etapa del Giro y es el nuevo líder.

Foto:

AFP

El fuerte ataque del Quick-Step

La etapa era muy tranquila, incluso aburridora, pero como en el Giro de Italia siempre pasa algo inesperado, los últimos 10 km fueron sorpresivos. Todo indicaba llegada masiva, pero el equipo de Fernando Gaviria, el Quick-Step, experto en formar abanicos, lo hizo, aprovechó los vientos de 42 kilómetros por hora para intentar abrir hueco, y esa estrategia se cumplió, con un gran protagonista: Gaviria, a quien lo tenían que llevar en coche al triunfo de la etapa y al liderato. Atrás, todos quietos, los favoritos, a rueda.

Otros intereses

No solo los Quick-Step con Gaviria y Bon Jungels eran los interesados en sacar ventaja, en ese estirón se fueron Giacomo Nizzolo, Nathan Haas, Siutsou y Rudiger Selig, quienes aprovecharon la ocasión y se fueron a rueda. Nizzolo es un buen embalador, es el actual campeón de ruta de Italia y quería llegar a definir la jornada a su favor. Eso también lo pensaron Haas, Siutsou y Selig, aunque poco colaboraron, porque los del Quick-Step eran los más interesados en que la diferencia aumentara y llegar al final.

Jungels, el inspirado

Bob Jungels fue el hombre clave en esos primeros metros después del zarpazo del Quick-Step. El actual campeón de los jóvenes del Giro apretó el paso, se llevó a cuatro de sus compañeros, entre ellos a Gaviria, le puso el pecho al viento y abrió hueco. Vio que atrás se quedaron quietos y que nadie les llegaba a su rueda, y ya en el primer kilómetro del intento la distancia era de 10 s. Jungels buscaba llevar al colombiano y sacarles segundos a Nairo y a Nibali, con quienes peleará la general.

Problemas de Greipel

André Greipel también se sorprendió con la decisión del Quick-Step, pero alcanzó a pellizcarse y cuando estaba cerca del tren del equipo de Fernando Gaviria, su bicicleta falló, el cambió no le entró y lo obligó a mermar el paso. Además, Greipel, quien defendía el liderato, se vio solo, ninguno de sus coequiperos estuvo a su lado y una vez volvió a coger el golpe de pedal, fue tarde. La diferencia con la punta llegó a ser de 30 segundos, pero luego bajó. Sin embargo, no le alcanzó para seguir de líder.

Trabajo efectivo

Cuando el grupo de punta entra a los dos kilómetros finales la diferencia era de solo 15 segundos. Parecía que en esos últimos 2.000 metros el esfuerzo de Quick-Step se perdería, pero no fue así. Ahí sí, los intereses de Nizzolo, Haas, Siutsou y Selig fueron importantes, porque se movieron. El primero fue Haas, pero Maximiliano Richeze se fue a su rueda, guio a Gaviria y a los demás al remate. A falta de 300 metros, el colombiano se abrió por la derecha y comenzó su cabalgata hacia la victoria.

El triunfo y la alegría

Fernando Gaviria pasó por el lado izquierdo de sus rivales, miró al frente, no perdió la visión de la línea de meta y subió el ritmo de su pedaleo. Tuvo tiempo de celebrar, de gritar y desahogarse del mal momento que tuvo en los finales de las dos primeras etapas en las que la victoria le dio la espalda. Cruzó la meta, buscó a sus compañeros, los abrazó, recibió las felicitaciones de sus directores y se encontró con Hernando y María del Carmen, sus padres, con Juliana, su hermana, y con Fabián Puerta, su cuñado, con quienes celebró su hazaña.

DEPORTES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA