Ciclismo

Chaves y Yates prendieron el fuego en el volcán Etna

El colombiano ganó en la primera llegada en alto del Giro. Su compañero de equipo es el nuevo líder.

Esteban Chaves

Esteban Chaves y Simon Yates en la meta.

Foto:

AFP

10 de mayo 2018 , 09:50 p.m.

El Giro de Italia tiene otra cara luego del triunfo de este jueves del colombiano Esteban Chaves en el Etna, en la primera cita con la montaña, que dejó a Simon Yates como líder, al holandés Tom Dumoulin, más fuerte y a un Chris Froome que no se ve en sus mejores condiciones.

La victoria de Chaves es buena por todos los lados, por donde se le mire. El bogotano recupera la confianza luego de un 2017 malo, en el que las lesiones lo alejaron de las victorias. Además, es líder de la montaña.

Su triunfo en el Giro y el liderato de su compañero en el Mitchelton-Scott, Simon Yates, le da la opción a esa escuadra de ser la única con dos de sus hombres entre los 10 mejores, lo que se traduce en que de acá en adelante tendrán dos cartas serias para pelear la carrera.

Yates se ve líder en la escuadra porque nadie va a enviar a su corredor principal a meterse en una fuga de más de 130 kilómetros, como lo hicieron de este jueves con el bogotano.

Claro, el Giro hasta ahora comienza y muchas cosas pueden pasar, pero lo clave es que Esteban Chaves se ve en buen nivel, responde a las exigencias y ya sabe lo que es luchar por la camiseta rosa; lo hizo en el 2016, cuando terminó de segundo.
Miguel Ángel López se vio bien; los tres arranconazos suyos forzaron al lote de favoritos a moverse en la subida final; aunque el ascenso no era difícil, no era pronunciado ni tenía rampas serias, hizo daño cuando partió.

El boyacense perdió más tiempo, está a 2 minutos 12 segundos, pero no hay duda de que cuando llegue la gran montaña será protagonista y recortará diferencias para pelear una casilla entre los cinco mejores de la competencia; es uno de los escaladores puros que corren en esta prueba. No lo descarten por lo que ha pasado, es un corredor de condiciones y que dará la pelea.

Además, cuenta con un gran equipo, Astana, que fue el encargado de perseguir la fuga en la que iban Chaves, Sergio Henao, Diego Ulissi, hombres peligrosos para la general, que llegaron a tener 3 minutos 30 segundos; mucha diferencia, pero Luis León Sánchez, otra vez, fue el gran líder.

Sky se ve en aprietos. Chris Froome no ha respondido como se esperaba; cuando López partió, el británico se quedó, perdió el paso, pero ha dicho que se encuentra bien y espera la tercera semana: para verdades, el tiempo.

“Estoy contento de haber estado con los principales corredores. Cada día me siento mejor y espero llegar a la tercera semana lo más fuerte posible”, dijo Froome. Seguro, no se va a quedar quieto.

El Sky se dio el lujo de darle carta blanca al colombiano Sergio Henao, que alcanzó a ilusionarse con el triunfo parcial. Dumoulin sigue siendo el más favorecido: es segundo en la general, no le sacaron tiempo sus rivales, aguanta en la montaña y tiene los 34 kilómetros de la contrarreloj en la semana final a su favor. Mejor, imposible para el holandés que busca su segundo título.

No fue el mejor día para él; se descolgó por momentos, pues no es un escalador nato, por lo que sufre, pero se mantuvo entre los mejores, llegó con sus rivales más cercanos en una jornada en la que le debieron sacar segundos importantes.
“Sentí que me quedaba algo, no mucho, y quería saber si era el único que iba justo”, señaló Dumoulin. La lucha por el podio está buena, o estará porque el italiano Domenico Pozzovivo y el francés Thibaut Pinot no han desentonado; están en la pelea y ayer se vieron bien en la subida, así que serán nombres que escucharemos durante la carrera.

Carlos Betancur corre tranquilo; después de Chaves es el mejor colombiano, pero por delante está el ecuatoriano Richard Carapaz, lo que indica que le debe trabajar para conservar el liderato de los jóvenes y subir en la general.

En el papel, la etapa se ve este viernes tranquila, al igual que este sábado, pues aunque termina en subida, no tiene rampas de gran inclinación.

En cambio, el domingo sí que habrá espectáculo, pues los últimos 26 km de los 225 de la fracción serán en ascenso, con rampas hasta del 13 por ciento de inclinación y dos pasos montañosos de primera, el último en la meta. Ese día, la general del Giro quedará más depurada y se sabrá a fondo quiénes lucharán la carrera y quiénes no estarán invitados a la fiesta.

LISANDRO RENGIFO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @lisandroabel

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA