Música y Libros

J Balvin, el reguetonero paisa que hace historia

El cantante batió todos los récords al convertirse en el artista más escuchado en Spotify.

J. Balvin, cantante colombiano

J. Balvin nació en 1985 en Medellín, en el seno de una familia de clase media alta muy cohesionada.

Foto:

Cortesía Carrusel

01 de julio 2018 , 12:30 a.m.

Logró lo que ningún otro colombiano había conseguido y lo que solo alcanza un número muy restringido de músicos: ser el más escuchado del mundo en la plataforma Spotify, con más de 48 millones de oyentes mensuales. Un hito con el que desbancó a intérpretes de la talla del rapero Drake –quien ocupaba ese lugar privilegiado hasta esta semana–, la diva del pop Dua Lipa y el polémico Kanye West.

‘The New York Times’ dijo de él que “está reescribiendo las reglas de lo que significa ser una superestrella latina en una época de teléfonos inteligentes y redes sociales”. No es para menos: tiene 19,8 millones de seguidores en Instagram y suma más de 3.000 millones de reproducciones en YouTube.

El hombre detrás de estas cifras colosales se llama José Álvaro Osorio Balvin, pero son pocos los que lo conocen por el nombre que aparece en su cédula de ciudadanía. Él es J Balvin a secas, un paisa de 33 años que ha cautivado al mundo con su reguetón pegadizo, renovado y más bien alejado del machismo que caracteriza el género y a otros reguetoneros.

Su apuesta no es por las letras sexistas y las narrativas que denigran de forma explícita a las mujeres, aunque no se priva de la estética que identifica el reguetón: coches lujosos, joyas ostentosas y despampanantes acompañantes femeninas.

Y ha demostrado que la fórmula funciona: su última canción, 'X', que canta mano a mano con el estadounidense de origen puertorriqueño Nicky Jam, suma 337 millones de escuchas solo en Spotify. En YouTube, el videoclip atesora 979 millones de visualizaciones.

Pero no solo el público lo avala; sus pares también lo buscan. Balvin ha colaborado con lo más nutrido del mundo musical: Beyoncé, Pharrel Williams, Justin Bieber, Sean Paul, Major Lazer, Daddy Yankee, Don Omar, French Montana, Camila Cabello y un largo etcétera.

Nadie quiere perder la oportunidad de codearse con la gallina de los huevos de oro, el artista colombiano más importante del momento, incluso por encima de sus compatriotas Shakira, Maluma y Juanes.

Hasta el expresidente estadounidense Barack Obama se ha declarado fan del paisa, y el actor Will Smith se hace videos tarareando sus canciones para subirlos a sus redes.

El éxito que acumula este reguetonero, nacido en Medellín, no es fortuito. Lo avalan más de diez años de carrera y una personalidad disciplinada, metódica, paciente y ambiciosa, como ha reiterado él mismo en diversas entrevistas. “Pienso mucho y creo mucho; estoy pensando en el futuro todo el tiempo. Siempre he dicho que mi música es calle, pero elegante. Puedes mantener tu esencia y saberlo contar”, contó en la revista ‘Carrusel’.

Siempre he dicho que mi música es calle, pero elegante. Puedes mantener tu esencia y saberlo contar

Carrera meteórica

Con apenas 17 años viajó a Nueva York para probar suerte como artista. En esa etapa afianzó su gusto por la música urbana, que reemplazó su predilección por los grupos de rock como Nirvana o Metallica.

El joven nunca logró su objetivo de convertirse en una gran estrella en la Gran Manzana. De hecho, durante su estancia en Estados Unidos (también vivió en Miami) tuvo que costearse la vida trabajando como obrero y pintando casas. Finalmente, decidió regresar a casa y empezar de cero.

Balvin aterrizó formalmente en la escena musical tarde, en el 2009, cuando Don Omar, Wisin y Yandel, y Daddy Yankee, al que considera el Jay Z del género, eran los reyes del reguetón. De este último dijo: “Antes lo imitaba. Pero cuando entendí que no hay cama pa’ tanta gente, fui descubriendo mi identidad”.

‘Ella me cautivó’, su primer sencillo serio, le valió el reconocimiento de las emisoras latinoamericanas y logró colarse en el número 35 de la lista Tropical Songs de la revista ‘Billboard’. Era solo el principio.

La catapulta perfecta para su carrera fue el álbum ‘La familia’, del 2013, con el que reformuló la esencia del reguetón: añadió a los ritmos clásicos y casi inamovibles del género sonidos tropicales (como el merengue), africanos y una narrativa más universal. Un tándem perfecto por el que obtuvo su primera nominación a los premios Grammy Latino, en el 2014.

Ese mismo año llegaría su gran éxito internacional con el sencillo ‘Ay vamos’, con el que ganó su primer Grammy Latino, a mejor canción urbana, en el 2015. A este le siguieron otros como ‘Ginza’ (2015) y ‘Mi gente’ (2016), y su imparable ascenso como referente del reguetón en su versión menos agresiva y más electrónica.

Las cifras de vértigo de estas dos últimas canciones también son dignas de mención: la primera pasó 22 semanas consecutivas en los primeros puestos de la lista Hot Latin Songs de ‘Billboard’ y tiene más de 772 millones de visualizaciones en YouTube. La segunda, basada en la canción ‘Voodoo Song’, del productor francés Willy William, quien también canta y produce la versión del antioqueño, suma más de mil millones de reproducciones en la plataforma de ‘streaming’ audiovisual. “Hago música que entretiene; el mundo me quiere a mí”, proclama la letra de este sencillo, que simboliza a la perfección la carrera meteórica de Balvin.

El mundo de la moda también se ha rendido a su éxito incontestable. En el 2016, el diseñador Karl Lagerfeld lo invitó personalmente a un desfile de Chanel en París, y en el 2017 fue nombrado embajador masculino de uno de los eventos más importantes de la industria, la New York Fashion Week.

Artista reivindicativo

“Hemos demostrado que las canciones en español pueden formar parte de la mejor música pop del planeta”, dijo tras conocerse la noticia de su logro en Spotify. El artista ha probado en varias ocasiones ser un gran defensor de sus orígenes y del sentir latino. De hecho, se negó a actuar en la gala de Miss USA 2015, después de los comentarios racistas contra los mexicanos del entonces dueño del certamen y hoy presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La actitud consecuente que ha demostrado J Balvin en estas cuestiones no ha hecho otra cosa que acrecentar su fama, incluso entre aquellos que no comparten el gusto por su música ni por el reguetón.

JULIA ALEGRE BARRIENTOS
Redacción Domingo
En Twitter: @JuliaAlegre1

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA