Música y Libros

'Ser repentista es un don de Dios'

La asombrosa improvisadora cubana Tomasita Quiala habló con EL TIEMPO antes de su llegada al país.

fg

La cantante Tomasita Quiala recibió a EL TIEMPO en su casa, en Madruga, provincia de Mayabeque (Cuba), con motivo de su visita a Colombia.

Foto:

Eliana Aponte / EL TIEMPO

08 de febrero 2017 , 10:47 p.m.

En la charla TEDx en La Habana –estos novedosos encuentros que se transmiten por las redes con líderes creativos del mundo–, la consagrada repentista cubana Tomasita Quiala (1960) le pidió a alguien del público una frase suelta.

La idea era mostrarles a los presentes cómo ocurre el proceso creativo de una décima en fracción de segundos, de esta tradición trovera tan arraigada en toda nuestra región con diferentes acompañamientos musicales.

“Ustedes van a ser los encargados de decirnos la frase a través de la cual el repentista debe terminar la décima, para que vean que estamos en frecuencia con los temas del evento y en frecuencia con ustedes”, dijo Tomasita a los presentes.

Entonces, un muchacho en el público gritó el octosílabo: “¡Y kimba para que suene!”.

Inmediatamente, una guitarra campesina cubana comenzó a tocar su famosa tonada coplera, mientras Tomasita –con una sonrisa de lado a lado y danzando– cantó:

“Me siento como cubana, orgullosa ya lo ves,
Me siento como cubana, orgullosa ya lo ves,
Porque por primera vez, el evento está en La Habana.
El cariño nos hermana, recibimos al que viene…
Y como el cubano tiene ese don, que Dios le dio,
Dale rumba a guagangó y kimba para que suene”.

Así terminó Tomasita, mientras el público estallaba en gritos y aplausos. Una ovación similar que promete recibir la artista durante su participación en el XI Carnaval de las Artes de Barranquilla, que sube este jueves su telón. La repentista cubana se presenta este viernes, en Bellas Artes, a las 3 p. m., donde alternará con colegas colombianos en un encuentro titulado ‘De la trova al rapeo’.

El día en que Juana Tomasa Quiala Rojas llegó al mundo, en Banes, situada en la provincia de Holguín (oriente cubano), su abuelo se acercó a la cuna. “Él era poeta. Y entonces él se paró junto a mi cuna y le dijo a mi mamá: ‘Reina, no busques ni médicos ni curanderos ni otro remedio, que la niña no va a ver. Pero va a traer una gracia a la Tierra, que no va a necesitar la vista’”, recuerda la artista.

Como viejo sabio cubano, el abuelo de Tomasita –como la llaman con cariño– no se equivocó en su predicción. Su talento la ha llevado a recorrer el mundo, por España, Portugal, Colombia, Argentina, México y las islas Canarias; y la ha hecho acreedora a varios premios.

A los 8 años, Tomasita se mudó para La Habana, pues como le contó a EL TIEMPO, “estaba comenzando la revolución y la única escuela de ciegos estaba en la capital. Ahora, gracias a Dios y a la revolución, hay escuelas en todo el país”.

La que podría ser llamada también como la ‘Leandro Díaz’ de Cuba recuerda que desde niña solía escribir versos en su mente para declamar en la escuela. Por sus venas, siempre ha corrido esa inquietud artística que la llevó a dirigir obras de teatro, cantar y preparar parodias musicales, cambiándoles la letra a canciones tradicionales.

Pero fue faltando dos meses para cumplir los 22 años cuando ella se dio cuenta de que su vida la dedicaría a desarrollar y hacer más visible ese talento de la improvisación.

Ocurrió un día, en la localidad de La Lisa, en La Habana, donde presenció la competición entre dos improvisadores. De pronto, uno de ellos ofendió al otro. “Entonces, a mí que nunca me han gustado las injusticias, me metí en la bronca y me puse a defenderlo”, evoca.

De inmediato, la gente comenzó a hablar de esa “mulatica flaquita” que había aparecido sorpresivamente en el lugar. “Cuando volví al siguiente martes a ese barrio, ya habían preparado un guateque (fiesta), con una orquesta de música campesina y un poeta para que cantara conmigo”, recuerda.

Se trataba de Rogelio Lara, que dirigía una famosa peña campesina cubana (encuentro de trovadores), que además le propuso a Tomasita que fuera a su programa. Fue así como el primero de enero de 1983, la cantante cubana hizo su primera presentación formal ante el público.

Desde entonces se ganó el apelativo de la ‘Alondra de La Lisa’. “Cuando terminé mi intervención, un viejito del pueblo se me acercó y me dijo: ‘Canta usted como una alondra, ¿me permite bautizarla como la Alondra de La Lisa?’”, cuenta la artista.

Al recordar sus años de niñez en la escuela, Tomasita comenta con alegría lo que fue descubrir “un mundo nuevo” para ella, con la literatura y la música, luego de venir de ser “una niña de campo”.

“En mi formación influyó mucho la escritora Gertrudis Gómez de Avellaneda, a pesar de que ‘Tulita’ no era una poetisa por excelencia, pero sí era una romántica empedernida como yo”, anota entre risas al seguir enumerando otros nombres como Jesús Orta Ruiz, el ‘Indio Naborí’, considerado uno de los padres de la décima cubana.

A ellos se unen otras grandes plumas de la región como Gabriel García Márquez y Alejo Carpentier, explica Tomasita, que fueron nutriendo su vocabulario y su manera de proyectarse en la vida. “No tuve la oportunidad de conocer a Gabo, y es una pena”, anota la intérprete.

A estos nombres se une un largo listado, entre los que la artista destaca –con especial cariño– los llamados poetas populares de La Lisa. “Que si bien no son reconocidos en la literatura universal, son los que me formaron. Como Plubio Concepción, Ramón Santamaría, el ‘Clarín de las Villas’ y el ‘Pollo de La Lisa’”, dice.

Un enigma por descifrar

A medida que la conversación avanza, la pasión y el amor de Tomasita por el repentismo se sienten en cada una de las palabras que salen de su boca. En especial, cuando de defender su oficio se trata.

“Pienso que algunos escritores a través del tiempo han discriminado la tradición oral. Pero realmente la literatura se formó a través de los poemas épicos, de las cosas que iban contando nuestros narradores. Sin quitarle valor al que toma la pluma, ¡por favor! Yo soy una admiradora del que es capaz de plasmar con tinta en un papel sus sentimientos. Nosotros los repentistas cultivamos la tradición oral. Quizás el mensaje no llegue tan pulido y tan perfecto como el de un escritor, pero es momentáneo, es al viento. Vamos captando las imágenes”, comenta.

Imágenes que se vuelven palabras en fracción de segundos, en un proceso creativo del cerebro que todavía sigue resultando un enigma, como lo explica ella cuando se le pregunta sobre la técnica.

“Te voy a revelar un secreto: nosotros tampoco lo entendemos. Es algo mágico, algo divino, porque ser repentista es un don de Dios, como todas las artes. Somos de esas personas elegidas para transmitir un mensaje, para identificarnos con los demás. Es que nosotros somos los mensajeros de la masa popular”, explica.

Pero si el que crea una décima improvisada aún no logra explicarse del todo cómo ocurre, igual de fascinante es la sensación para el que lo escucha.

“El repentismo es un disparo inteligente en la cabeza, pero es también como un dispositivo que se dispara y al tiempo te genera la idea, te va comunicando con tu interlocutor. El repentista que se ponga a improvisar y no logre que su público lo entienda es un repentista frustrado. Porque para el repentista es más importante un millón de aplausos que un millón de dólares”, anota la artista caribeña.

La tradición del repentismo, al igual que la cubana, está presente en toda la región, en algunos países con más fuerza que en otros. Es el caso de nuestros trovadores antioqueños, llaneros y costeños. Y también la de los argentino y chilenos, como lo anota la propia Tomasita.

“Acuérdate que Martí, que era, es y será siempre el guía de Latinoamérica, dijo que la región era una sola desde la Patagonia al Bravo. Y también usamos un solo lenguaje. El verso, la tradición oral es una sola manera de comunicarnos, de integrarnos y de, como latinoamericanos, hacerles saber a los europeos y a los asiáticos que existimos y que esta tradición oral es el himno que nos identifica”, señala.

La artista cubana vive hoy en la ciudad de Madruga, en la provincia de Mayabeque, en cercanías de La Habana, en compañía de su amado hijo. Allí también realiza, como anota con humor, “todas las actividades de una mujer de 56 años. Pero tuve 20 también: amé, sentí, cociné, lavé, planché. Ahora lo hago si me da la gana”, indica mientras suelta una gran carcajada, que refleja la sencillez y transparencia de una mujer dueña de un hermoso don de gentes.
Ha publicado algunos escritos y poemas en libros antológicos, y un libro de décimas en Canarias (España). “Toda mi obra o está en mi mente o se la ha llevado el viento. Pero estoy con un escritor escribiendo mi vida entre los dos, contándole mi testimonio. Se va a llamar Yo te miro desde el alma”, concluye.

Eventos recomendados

Charla con Richie Ray

El célebre pianista y salsero deleitará este viernes a los asistentes al Parque Cultural del Caribe con sus anécdotas, en una charla que sostendrá con el periodista Antonio Morales. 7:30 p. m.

Homenaje a Pacheco

El compositor de clásicos como La hamaca grande o El mochuelo conversará el domingo con Óscar Montes, en el Parque Cultural del Caribe, a las 7:30 p. m. Adolfo Pacheco Anillo es además folclorista. Pertenece al territorio de la música sabanera, recreado en sus letras, aunque se ha desenvuelto exitosamente en terrenos vallenatos.

A ritmo de merengue

‘Merengue típico de Cibao’. Crispín Fernández y Alexis Méndez clausuran este encuentro con Roberto Pombo, director de EL TIEMPO, el domingo a las 9 p. m., en el Parque Cultural del Caribe.

Grande del cine italiano

El afamado actor italiano Giancarlo Giannini, recordado por su participación en dos películas de James Bond, por su trabajo con Francis Ford Coppola, Lina Wertmüller y Ridley Scott, y por ganar varios premios Globo de Oro, conversará sobre su vida y trayectoria, el sábado, con Alfredo Sabbagh, en el teatro José Consuegra Higgins. 5 p. m.

CARLOS RESTREPO
Cultura y Entretenimiento

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA