Música y Libros

El secreto detrás de las historias de aventura

El francés Timothée de Fombelle, invitado a la Feria del Libro, presenta 'Vango'.

Timothée de Fombelle

Timothée de Fombelle, autor francés.

Foto:

Cortesía: Panamericana Editorial

24 de abril 2018 , 05:28 p.m.

Al leer un buen libro, ¿cuántas veces ha tenido el deseo de dejar todo y emprender una aventura hacia aquellos lugares que lo hicieron soñar y desvelarse? ¿Cuántas veces ha seguido ese deseo?

En París, en abril de 1934, 40 hombres vestidos de blanco y acostados en el piso están a punto de ordenarse como sacerdotes en una ceremonia enfrente de la simbólica catedral de Notre-Dame, ante los ojos de una multitud expectante. De pronto, rompiendo toda la calma, una veintena de policías se abre paso entre el público, como si se tratase de un animal en busca de su presa.

De repente, un hombre joven se levanta. Entonces, el comisario Boulard grita: ¿Vango Romano? Esa es la señal para que este, sin saber qué crimen habrá cometido, emprenda la huida. Minutos después, tras una serie de eventos, se encuentra escalando la fachada de Notre-Dame para escapar de su destino. Cientos de personas no lo pueden creer.

Así comienza la aventura narrativa de 'Vango. Entre cielo y tierra', del escritor francés Timothée de Fombelle, sobre Vango Romano, un joven que huye de la policía, tras acusarlo de haber cometido un asesinato, y de las misteriosas fuerzas que lo han acechado toda su vida. Él no sabe quién es y su pasado es un secreto.

Es así como se embarca, desde las islas del Mediterráneo hasta la brumosa Escocia, mientras retumban tambores de guerra por toda Europa, en la aventura de descubrir quién es y quién le puso un precio a su cabeza.

Este personaje, que se vale de barcos, trenes y zepelines, ha logrado que los adolescentes en Francia, seducidos por su historia, emprendan viajes, planeados con mucha antelación, para darse al encuentro de Vango.

Así lo cuenta De Fombelle, en entrevista con EL TIEMPO.

¿Qué siente al ver que ‘Vango’ se convirtió en un clásico para los jóvenes en Francia?

Construí una historia diferente, en la que llevé a los jóvenes lectores hacia universos ajenos. Conocí a algunos que, el verano pasado, tomaron un barco para ir a las Islas Eolias, cerca de Sicilia, para seguir su historia. Me da felicidad cuando la literatura salta a la vida real. Eso me da la fuerza para escribir.

¿Cuál es la clave para cautivar a los adolescentes?

Me sirvo de todos los medios para atrapar al lector: del misterio, la aventura, el amor, la acción y la emoción. Pero, creo que el único secreto es la literatura: es más moderna que todo. Cuando un joven descubre la magia de un buen libro, no se puede resistir. Entonces, basta con escribir un buen libro. El mundo está lleno de distracciones, así que los libros deben ser más fuertes que todas las tentaciones. Es nuestro trabajo hacerlos irresistibles. Es necesario hacer historias que no puedan soltar, que lleven a dejar el celular y olvidar la televisión.

¿Cómo imaginó este rompecabezas?

Al principio, una novela se construye con un pequeño mecanismo. Hay que encontrar la fuente de energía del héroe. En Vango fue la fuga y la búsqueda. Enseguida se deben juntar los engranajes, la relación entre los personajes y el ritmo, como las piezas de un reloj. Pero, nada de eso sirve si no hay alma en ese mecanismo. Todos los personajes viven en mí y ha sido muy doloroso abandonarlos en la última página. Ese mecanismo de la historia debe convertirse en un organismo vivo, en algún momento.

Al principio, ‘Vango’ parece simple...

El rol de un autor es, infortunadamente, poner obstáculos en la vida de sus personajes. Al inicio de El Conde de Montecristo, el héroe se va a casar con quien ama. Pero, Dumas supo que no habría historia si sucediera de inmediato y, en algunas páginas, enfrentó a su personaje a los celos, a la prisión y a la deshonra. Hice lo mismo con Vango; por lo tanto, esas pruebas deben crear un héroe detrás del personaje ordinario. La novela de aventura es una fábrica de héroes.

¿Escribió la historia que le hacía falta?

Sí, aquella que no encuentro en una librería cuando busco un libro para soñar. Intenté escribir ese libro que les quiero regalar a mis mejores amigos. Y como no encontraba novelas como Vango, la escribí.

¿Hay una parte de usted en la historia?

Mi única fuente para escribir es la vida. Así que en cada instante pongo en mi gran bolsa de escritor sensaciones, miradas, olores y tristezas. Les digo a los niños y a los adolescentes que incluso nuestras grandes tristezas pueden llevarnos a la belleza, y siempre se sorprenden y se tranquilizan. Escribir es reciclar la vida y, tal vez, centrarla, volverla más intensa, más dramática y más bella.

Timothée de Fombelle

Carátula de 'Vango'

Foto:

Cortesía: Panamericana Editorial

'Vango. Entre cielo y tierra'
Timothée de Fombelle
Panamericana Editorial
424 páginas
$ 40.000

Timothée de Fombelle

Carátula de 'Vango II'.

Foto:

Cortesía: Panamericana Editorial

'Vango. Un príncipe sin reino'
Timothée de Fombelle
Panamericana Editorial
440 páginas
$ 40.000


Laura Guzmán
Cultura y Entretenimiento
Twitter: @The_uptowngirl

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA