Música y Libros

En la Feria del Libro, un pescador que habla de su fortuna

Rodrigo González enseña a los asistentes al pabellón Juvenil los secretos de este oficio.

Pescador Rodrigo González en la Feria del libro

Rodrigo González enseña los misterios de la pesca y del mar en la Feria del Libro.

Foto:

Juan Manuel Vargas / EL TIEMPO

29 de abril 2018 , 10:00 p.m.

La pesca siempre ha sido la fortuna de Rodrigo González. Es la vida que conoce desde siempre y la micro-empresa familiar que heredó de sus padres, Eneida Burgos, vendedora de pescado, y Guillermo González, pescador.

Habla de las distintas atarrayas con soltura: cuenta cómo se hacen y cómo se deben tirar al mar para poder tener una buena pesca.

Es un contador de historias que por estos días se encuentra en el pabellón Juvenil de la Feria del Libro, en Corferias, en la Fiesta de las Lenguas del Ministerio de Cultura, con una canoa, tambores y objetos de su cotidianidad.

Es, además, el director de la Casa Museo del Pescador de La Boquilla, cerca de Cartagena, y a los 51 años es padre de 8 hijos, la menor de 10 años y la única que ha querido aprender la tradición de la pesca.

“Yo siempre he vivido en La Boquilla. Nos levantamos a las 4 de la mañana porque a esa hora comienza la vida con el mar”, dice.

Nos levantamos a las 4 de la mañana porque a esa hora comienza la vida con el mar

En La Boquilla, sigue contando, viven 17.500 personas, la mitad dedicadas a la pesca. Pero también hay artesanos y cocineras.

Todos se han visto beneficiados por el turismo que llega a conocer el museo y que incluye a los viajeros de los cruceros.

“La Casa Museo tiene como objetivo el fortalecimiento de la memoria colectiva y de las prácticas culturales ancestrales y su resignificación”, comenta.

A los niños que se le acercan en Corferias los seduce con las atarrayas. Todos quieren mirar cómo es que los peces se quedan enredados en las redes.

Y también con la canoa que, cuenta, “es un espacio de integración. Cuando salimos a pescar es el tiempo del saludo, de la charla, hasta del chisme”, dice.

De sus ancestros también vienen tradiciones como que si se ven volar los alcatraces hacia el norte, la pesca será buena.

“Y también la de los totumos, que se cuelgan con cuerdas y que si se tocan entre ellos es porque vienen los malos tiempos, así que uno espera”, afirma.

“Para nosotros es muy importante el respeto por la naturaleza, porque ha estado aquí desde antes y ha sido como es. Por eso acatamos lo que ella nos dice con su forma”, comenta.

CULTURA
En Twitter: @CulturaET

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA