Música y Libros

Pixies, una historia de rock, drama y mucho voltaje

La banda estrena su nuevo álbum, 'Head Carrier', 26 años después de su mejor época.

fg

De izquierda a derecha: Paz Lenchantin, David Lovering, Joey Santiago y Black Francis, la alineación actual de la banda Pixies.

Foto:

Archivo particular

24 de septiembre 2016 , 11:37 p.m.

Para las generaciones que crecieron con la cinta ‘El club de la pelea’ (1999, ¡hace ya 17 años!), la canción ‘Where is My Mind’ se convirtió en un resumen sonoro de cuatro minutos de ese mundo a punto de colapsar que recreó en dos horas el realizador David Fincher.

El desgarrado grito de Black Francis se conectó con esa sensación de querer romper todo a puñetazos, de no pertenecer, de estallar desde adentro. Era el último grito de los años 90, pues venía el nuevo siglo con sus posturas políticamente correctas y sus canciones inofensivas. Empezaba otra era.

Paradójicamente, ‘Where is My Mind’ fue grabada 11 años antes, desde una independencia creativa que la banda Pixies sostuvo durante una carrera marcada por altibajos, pero también por sembrar las bases del rock alternativo, lo que inspiró a figuras como Kurt Cobain para inventar el sonido grunge. Su recordación era cosa de melómanos, pero con ‘El club de la pelea’, Pixies llegó finalmente a una audiencia más grande.

Se trata de la banda que marcó el mundo del rock con discos como ‘Surfer Rosa’ (1988), ‘Doolittle’ (1989) y ‘Bossanova’ (1990).

Por estos días, Pixies está lanzando un nuevo álbum, ‘Head Carrier’. Es el segundo desde su reunión en el 2004 y, según la crítica, es muy cercano a los primeros años de la banda. Su líder, Black Francis, y el baterista, David Lovering, hablaron con EL TIEMPO acerca de esta época productiva y de cómo siguieron pese a la ruptura con la bajista Kim Deal.

“Somos músicos, nos reencontramos en el 2004, tocamos algunos ‘shows’ y todo el mundo era como ‘¡yeaaaah, toquen más conciertos... yeeeeeah, más conciertos!’, y luego todos otra vez ‘yeeaaaaah’... ¡hicimos eso por diez años! ¿sabes? Así que finalmente dijimos: ‘vamos, tenemos que hacer canciones nuevas... Vamos, Kim, hagamos un disco, ¡vamos!’ ”, recuerda Francis con su acostumbrado sarcasmo acerca de lo que fue ‘Indie Cindy’, su anterior trabajo (2014).

“Pero Kim se fue en medio de él, por supuesto, y fue como ‘OK, ella se fue, bien, aquí estamos... Tenemos las guitarras, el estudio, el productor, ¿vamos a parar? No, ni modos, el ‘show’ debe seguir’, encontramos a Paz (Lenchantin, la nueva bajista), y mira, la traducción de su nombre al inglés sería ‘Peace’, así que dijimos ‘¡que llegue Paz!’, y trajo paz al grupo”, sostiene el músico.

Las rupturas dramáticas y los giros emocionales marcan la historia de Pixies. Romper con Deal fue apenas otro episodio más de ese tren que usualmente pone a Francis en el ojo del huracán.

“Cuando eres joven y experimentas el drama, especialmente si estás en una banda de rock, vas como celebrando: ‘¡wow, esto es mucho drama! ¡Wooohhhh, drama, viejo!’, pero cuando vas envejeciendo te das cuenta de que todo el mundo tiene drama en sus vidas –reconoce Francis–. No soy diferente de los demás, lo único es que hago música y salgo en revistas y en la televisión. Estos convierten tu drama en entretenimiento, chismes, lo que llaman ‘una historia’, está bien, no hay problema. ¿Tú tienes drama en tu vida? Es la misma mierda cuando estás en una banda de rock”.

Paradójicamente, esta semana –días después de esta entrevista–, se supo que Joey Santiago, guitarrista de Pixies, entró a rehabilitación por problemas de alcohol y drogas, por al menos un mes. “Es lo mejor que Joey podía haber hecho y estamos muy orgullosos de que haya dado este paso”, afirmó David Lovering.

Pese al golpe, la máquina espera estar lista pronto para salir a tocar, como lo hicieron en su única visita a Colombia, cuando integraron el Festival Estéreo Picnic del 2014.

Esta época “no ha traído muchos cambios para la banda”, sostuvo Lovering –también previamente a la noticia de Santiago–: “Seguimos haciendo el mismo tipo de ‘show’ de 90 minutos en el que no hablamos con el público, sino que tocamos canción tras canción. Lo venimos haciendo desde hace 30 años, pero ahora tocamos más canciones en esos 90 minutos”.

No obstante su peso histórico, Pixies nunca ha buscado proclamarse pionera o líder de ningún movimiento. Sin embargo, las palabras de Francis acerca del rock alternativo son una carta de principios: “Apreciamos el hecho de que haya un concepto de lo artístico frente a lo comercial, así que definitivamente somos de ese tipo de bandas que trata de poner alguna atención al lado artístico, no al 100 por ciento, esto no es un asunto de blanco y negro, porque entendemos lo comercial, hay valor en ello (...) pero hay muchas cosas aburridas en el lado comercial. Lo que tratas de hacer es entregarte al arte, a lo que es verdad, lo que es el alma, lo que es real. Tratamos de ser reales, de no ser artificiales. Pero no estamos apuntando a una jodida revolución aquí. La cosa es tratar de ser creativo, es lo que todo el mundo necesita ser, pues hay mucha infelicidad en este mundo”.

Head Carrier
Pixies

Tras el potente y contundente sencillo ‘Um Chagga Lagga’, que lanzaron previamente, el disco recoge diferentes energías roqueras que se asemejan al sonido de sus primeros años. Las guitarras de Santiago y Francis se mantienen como una firma. Es un rock adulto que se deja oír y no solo por sus fanáticos.

CARLOS SOLANO
Cultura y Entretenimiento

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA