Música y Libros

‘Sé que el futuro no existe’: Pau Donés

El cantante de Jarabe de Palo sigue de gira, haciéndole el quite al cáncer.

Pau  Donés

Este viernes, Jarabe de Palo llega a Bogotá para un concierto en el que recorrerá sus éxitos.

Foto:

Tyrona.

04 de octubre 2017 , 04:53 p.m.

Hace unas semanas, la banda española Jarabe de Palo iba a viajar de Ciudad de México a Ciudad Juárez, en medio de su gira ‘50 palos’, pero el terremoto los detuvo. La zona en donde quedaba su hotel fue una de las más golpeadas por el movimiento telúrico.

Para el cantante Pau Donés, que lleva más de 60 fechas de la gira haciéndole el quite a un tumor en el peritoneo –luego de superar el cáncer de colon, aquel que le anunció dramáticamente al mundo–, el mensaje de esta experiencia es claro: “La vida está hoy y mañana no, la vida es una”.

Este viernes, Jarabe de Palo llega a Bogotá para un concierto en el que recorrerá sus éxitos, pero en un formato singular, en el que canciones como Depende y La flaca se reinventan. El músico celebra 50 años de vida y los 20 de su banda.

Desde México, Donés habló con EL TIEMPO sobre lo que significa este viaje, de su estado de salud y del futuro. Y, de paso, le dio ‘palo’ al negocio de la música.

¿Cómo va la gira?

Ya llevamos 60 y tantos conciertos de los 120 planeados para este año. Estoy muy contento porque hemos diseñado un espectáculo de celebración, con un formato atípico con instrumentos y voz, más acústico: con piano, violonchelo, contrabajo y yo tocando la guitarra. Ahora teníamos cinco conciertos en México, llegamos y tuvimos que aplazarlos.

¿Cómo ha sido el proceso de reinventar las canciones?

Más que reinventarlas, es darle otro aire a nuestra música. Las presentamos como vinieron al mundo. La flaca ya no tiene una batería, congas y bajo, ahora es piano de cola, chelo y guitarra acústica. Depende ya no tiene esa base rítmica más pop, ahora se cruza a otro lado.

Es un gusto creativo. El objetivo que llevábamos era darles un aire más íntimo y emocionante a las canciones y al espectáculo. Y la gente se lo goza muchísimo: tiene proyecciones en cada canción, y yo intervengo más, cuento historias, compartiendo momentos e ideas con la gente, no solo cantando.

Lo lógico ante el cáncer habría sido descansar, nadie lo habría juzgado, pero usted decidió seguir...

Esta primera idea viene por el desconocimiento de la enfermedad, el cáncer es grave y mortal, pero muchos de los casos no. Es una enfermedad crónica con la que convives. Intenté darle una exposición para desestigmatizarla, que la gente le perdiera al miedo a la segunda enfermedad más extendida en el mundo después de la depresión.

Me propuse vivir como si no la tuviera, está claro que tengo que convivir con ella de por vida, me hago mi terapia pero como una cosa normal y el resto es a vivir la vida, a hacer las cosas que me interesan, tocar, soy músico. ¿Por qué no celebrar la música si se puede? Y una cosa retroalimenta a la otra: salgo de casa, viajo, toco y eso me hace estar bien.

¿Andar de gira y ver la banda así no lo hace pensar en el futuro en otro disco?

La verdad es que siempre he sido de vivir el presente. Ahora no hago planes porque el futuro no existe. Acá, nos fuimos con el avión dos horas antes del terremoto, impactó muy duro en la Colonia Roma, allí queda el hotel donde nos quedamos habitualmente. La vida está hoy y mañana no, la vida es una. No sé qué viene ni me interesa. No quiero que el presente sea el tiempo que gasto pensando en el futuro.

¿Ha cambiado mucho Jarabe de Palo en 20 años?

En lo básico, somos lo mismo: un grupo de músicos que vive por y para la música, porque tenemos esa vocación. Ahora, 20 años viajando, compartiendo la música con la gente, queda un repertorio estupendo que podemos compartirles. Hemos ligado nuestra vida a la de mucha gente. Eso es estupendo.

En ese tiempo el negocio de la música cambió mucho. ¿Cómo sobrevivir?

No ha sido fácil: ya no se vende música, sino artistas, imagen, vidas privadas. Da igual qué canción sea: si te fijas, todo el pop suena igual, sea anglo o latino, si vas del Despacito a Enrique Iglesias. En el negocio, lo que se destaca es mediocre. Pero internet ha hecho que no sea necesario estar en una discográfica para sacar un disco.

¿Cuándo y dónde?

Jarabe de Palo se presenta mañana, a las 8 p. m., Teatro Jorge Eliécer Gaitán. Boletas: 251.000 y 320.000 pesos (ya hay tres localidades agotadas).

CARLOS SOLANO
Cultura y Entretenimiento

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA