Música y Libros

El drama wayú salta a la literatura

El escritor caleño Philip Potdevin acaba de publicar su novela 'Palabrero', con Intermedio Editores.

Potdevín

Potdevín enseña creación literaria en la Universidad Central de Bogotá.

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

03 de marzo 2017 , 05:35 p.m.

Ya son más de cuatro décadas que leo la novela colombiana, comenzando con Cien años de soledad cuando era todavía una relativa novedad. El género ha ido ganando en prestigio desde aquel 1967, tanto dentro de Colombia como afuera.Afortunadamente, hoy la novela colombiana es más bien conocida en todo el mundo, incluyendo nombres (en orden alfabético) como Héctor Abad Faciolince, Jorge Franco, Darío Jaramillo, Pablo Montoya, Fernando Vallejo y Juan Gabriel Vásquez.

Durante estas décadas, he visto muchos anuncios hiperbólicos del supuesto próximo gran novelista colombiano después de García Márquez, del supuesto nuevo escritor que esta vez definitivamente –según el autor del anuncio– superará la fama del inventor de Macondo.

Y uno de los nombres más destacables en este contexto es Jorge Franco, quien ha sido oficialmente bautizado por García Márquez mismo como el heredero de su trono.

Con los autores ya nombrados, más figuras innovadoras en su momento, como RH Moreno-Durán y Andrés Caicedo, por lo menos ha dejado de tener mucho sentido, ya desde hace tiempo, hablar de una “sombra” de García Márquez.

Incluso para mí personalmente, tal “sombra” dejó de existir de una manera realmente notable desde aproximadamente 1975, el año en el cual Marco Tulio Aguilera Garramuño publicó su parodia de García Márquez bajo el título de Breve historia de todas las cosas.

Es en este contexto que leo Palabrero, la obra más reciente del novelista, ensayista y poeta Philip Potdevin.

El joven protagonista, Edelmiro Epiayú, abandona su sitio de orígenes y se va a estudiar Derecho en Riohacha.

Termina defendiendo a su pueblo y a toda La Guajira de una empresa multinacional que quiere adueñarse de todas las hectáreas y recursos posibles para incrementar su riqueza, a través de la explotación de tierra para extraer carbón.

La multinacional pasa por alto regulaciones internacionales, además de todo tipo de procesos legales. Diferentes pueblos originarios se ven afectados por el funcionamiento de la empresa, produciendo agua contaminada, enfermedades, muertes. En esta novela, se desarrollan una compleja red de pleitos y conflictos en la lucha contra la corrupción y Potdevin nos ofrece un libro que se deja leer y es lectura intensa.

Palabrero representa un cambio en la narrativa de Potdevin; el autor entra en un terreno a primera vista conocido, pero en realidad no tan conocido de la novela colombiana.

Desde luego, el tema de la identidad, ya muy trabajado en América Latina, es conocido, pero ahora con un enfoque más específico de los pueblos originarios en Colombia. Aunque muchos colombianos y extranjeros reconocemos el nombre de los kogis, ¿cuántos conocemos los nombres de grupos como los arhuacos, los wiwas o los kankuamos?

Además, Potdevin entra en un aspecto específico de los indígenas, que son los muy interesantes palabreros, o jefes que cuentan historias.

Esto no es un tratamiento clásico del tema indigenista, sino una aproximación nueva por parte de un novelista que yo llamaba, en el siglo XX , “posmoderno”, pero que hoy prefiero considerar “experimental” del siglo XXI.

Más específicamente, Potdevin está interesado en investigar el estatus de la sabiduría ancestral en la sociedad y cultura del siglo XXI.

En un mundo dominado por el conocimiento escrito (desde el siglo XV al XX) y conocimiento de internet (siglo XXI), es interesante el enfoque en sabiduría ancestral en el siglo actual.

En otra ocasión y con más espacio, quisiera abordar el tema del agua en este libro –tal vez el gran tema de este siglo–. Me agrada mucho encontrar esta entrada a nuevos terrenos por parte de Philip Potdevin.

Este libro es un aporte llamativo a la novela colombiana y latinoamericana. Con Palabrero, Potdevin escribe con total madurez. Y no lo voy a declarar el próximo García Márquez. Es más bien escritor del momento presente de primera línea en América Latina.

RAYMOND L. WILLIAMS*
Especial para EL TIEMPO
* Profesor emérito de la Universidad de California, Riverside (EE. UU.).

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA