Música y Libros

Michael Jackson y ‘Bad’, tres décadas atrás / Conexión sonora

Se convirtió en el primer álbum en la historia en llevar cinco sencillos al número uno.

22 de septiembre 2017 , 08:02 p.m.

Hace 30 años, Michael Jackson conseguía su segundo álbum número uno en los Estados Unidos con 'Bad', el disco con el reto de suceder a 'Thrille'r que, ya a esa altura, cinco años después de su lanzamiento, había vendido cerca de 40 millones de copias.

No hay duda de que Jackson pretendía que 'Bad' superara los logros del antecesor.

Estaba convencido de que vendería 100 millones de copias y por ello trabajó exhaustivamente en su elaboración. Su productor, Quincy Jones, le había pedido que escribiera sus propias canciones para ese nuevo álbum y Jackson lo tomó en serio. 

Hizo más de 60 temas, que luego se redujeron a una treintena para que finalmente se incluyeran nueve de su autoría y dos de otros compositores.

Frente a 'Thriller', éste fue un disco de avanzada, notablemente moderno para su época en su fusión de soul, pop y rock, en el que incluso Jones se despojó de las fórmulas de producción que le eran muy conocidas, encaminándose por una propuesta en que las máquinas jugaron un papel predominante.

Durante el proceso de producción fueran fallidas las intenciones de Michael Jackson por establecer alianzas con otras estrellas del momento. Prince le dio una rotunda negativa para interpretar con él la canción titular y fue imposible concretar a Barbra Streissand o Whitney Houston para hacer 'I Just Can’t Stop Loving You', que terminó en voz de la recién descubierta Siedah Garrett.

Si bien no pudo superar los logros masivos de 'Thriller' y sus 37 semanas en el número uno (Bad sólo estuvo seis) o llegar a una cifra de ventas medianamente cercana, se convirtió en el primer álbum en la historia en llevar cinco sencillos al número uno.

Su dueto con 'Garrett', 'Bad', 'The Way You Make Me Feel', 'Man In The Mirror' y 'Dirty Diana', a las que se sumaron el top 10 de 'Smooth Criminal' y el número 11 de 'Another Part of Me'. Siete sencillos que en Inglaterra sumó dos más con la publicación y éxito de 'Leave Me Alone' y 'Liberian Girl'.

Este sería el último de tres discos que Jackson hizo con el productor Quincy Jones y el que lo consagraría por completo como la figura más grande de la música pop de los años 80.

Cierto es que su siguiente disco, 'Dangerous', sería su trabajo más aventurado a nivel sonoro y dentro de ese mundo del New Jack Swing (subgénero que se desprendió del hip hop), pero fue 'Bad' el que determinó su increíble talento, ese que con los años disminuyó en medio de un mundo turbulento y confuso.

Daniel Casas
Periodista musical

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA