Música y Libros

Márquetin e influenciador / El lenguaje en el tiempo

Términos como marketing o ranking pasan a la lengua de Cervantes como márquetin y ranquin.

06 de marzo 2018 , 09:00 p.m.

Cita: “Surgió como un tema altruista, para crear una comunidad de información y márketing de influenciadores”. Comentario: La Fundación del Español Urgente, Fundéu, recomienda usar las palabras influidor o influenciador, relacionada una con el verbo influir, y la otra, con influenciar, ambos válidos, a la hora de traducir el término inglés influencer, hoy tan de moda.

Un influenciador es una persona que influye en las decisiones del público con sus conceptos personales sobre productos o servicios del mercado.

Hay influenciadores que se dedican a leer novelas, y comentan en Twitter, en YouTube o en su blog lo acertado y positivo de la narración o sus más crasos errores y, sobre todo, dan cuenta del impacto positivo o negativo que les ha causado la lectura, si los hizo reír, llorar, odiar, amar… Lo mismo, los hay para hablar de zapatos, moda, cine, autos, comestibles, juguetes, viajes, franquicias, etc.

En cuanto al híbrido márketing (escritura inglesa con tilde española), cabe recordar que ninguna palabra de nuestro idioma termina en -ing, razón por la cual términos de las lengua de Shakespeare como marketing, ranking, casting, smoking o catering pasan a la lengua de Cervantes como márquetin, ranquin, castin, esmoquin y cáterin, según el Diccionario panhispánico de dudas, DPD, 2005.

También se puede optar por mercadeo o mercadotecnia. Hay solo tres palabras españolas con registro en el DLE, 2014, terminadas en -ng: fang, nombre de una de las etnias de Guinea Ecuatorial; gong, nombre del disco de percusión chino, y yang, fuerza masculina en el taoísmo.

Todas las demás palabras de uso frecuente terminadas en -ng son inglesas, camping, dumping, ginseng, holding, leasing, lifting, living, parking, ping-pong, swing…, que figuran en el DLE, sí, pero en cursiva (por ser extranjerismos) y con la clara anotación “voz inglesa”.

A corazón abierto

Cita: “Rodrigo Londoño será sometido a una cirugía de corazón abierto”. Comentario: “… a una cirugía del corazón” o “a una cirugía a corazón abierto”. Esta última expresión (a corazón abierto) tiene registro en el DLE, 2014, como adverbio que indica el ‘desvío de la circulación por medio de un corazón artificial, antes de abrir las cavidades cardíacas, para una intervención quirúrgica’. No es la operación misma, sino una característica importante de ella.

Monta en bicicleta

Pregunta: ¿Monta bicicleta o monta en bicicleta? ¿Juega fútbol o juega al fútbol?, Íngrid Escobar Rangel.

Respuesta: Las dos formas son correctas. La Academia indica que los verbos montar y jugar pueden ser transitivos (sin preposición), “monta bicicleta”, “monta un alazán brioso”, “juega fútbol”, “juega pelota”, o intransitivos (con preposición), “monta en bicicleta”, “monta a caballo”, “juega al fútbol”, “juega a la pelota”.

FERNANDO ÁVILA
Experto en redacción y creación literaria
En Twitter: @fernandoavila52

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA