Música y Libros

Los Hermanos Monroy: los Beatles de la comedia santandereana

Wilson, Carlos, Jorge y Rafael llegaron a miles de hogares colombianos con música y buenos chistes.

Los hermanos Monroy

Carlos, Jorge, Rafael y Wilson formaron Los Hermanos Monroy, grupo que llevó el humor y la música a los programas de entretenimiento de la televisión colombiana.

Foto:

CEET

29 de mayo 2018 , 12:00 a.m.

Vestidos con trajes de paño, cada uno de un color sicodélico (morado, amarillo pollo, verde limón, rojo sangre), Los Hermanos Monroy saltaban al escenario armados de guitarras y pandereta, y era imposible no compararlos con las fachas del Club de los Corazones Solitarios del 'Sargento Pimienta', es decir, eran como los cuatro de Liverpool. Estos eran, realmente, los cuatro de San Gil, y también fueron grandes, a su manera.

"El primer grupo cómico-musical", así, con el guión, era como los presentaban en sus espectáculos, desde finales de los años 70 hasta finales de los 90.

Entre sus apariciones en los programas 'Operación Ja-ja', 'Dominguísimo' y 'Sábados felices', pero sin pertenecer de forma exclusiva a ninguno de esos espacios, los cuatro hermanos de sangre que conformaban el grupo se convirtieron en un símbolo de la comedia familiar en la TV, mezclada con la raíz de la música andina colombiana.

Cuando estaban frente a las cámaras que los llevaban a la caja cuadrada, los chistes eran blancos, sanos, con los que podía conectarse toda la familia. Pero ya en tarima, frente a un público mayor, el color de los chistes viraba a un verde y de doble sentido: "Los cuatro somos hijos de la misma mamá, del mismo papá y el mismo pipí", decía Jorge Monroy, de vez en cuando.

Los Hermanos MonroyChistes de Los Hermanos Monroy
Los Hermanos Monroy

Chistes de Los Hermanos Monroy: de izquierda a derecha están Jorge, Carlos, Rafael y Wilson.


Dotados de absoluta musicalidad, heredada de su padre y de familia santandereana (específicamente de San Gil), la misma tierra de grandes compositores de pasillos y torbellinos, los cuatro artistas ponían en escena una combinación de chistes, mediados por intervenciones de guitarra y tiple.

Los cuatro somos hijos de la misma mamá, del mismo papá y el mismo pipí


En el humor, probablemente el más payaso era Wilson: imitador de voces (de Raphael, Sandro y muchos otros artistas), repentista, protegido por unas inmensas gafas gruesas de marco dorado con las que siempre salía a escena, era el que repuntaba los chistes, el delantero que metía el gol, es decir, el cazador de las carcajadas del público. Además, se acompañaba eventualmente de un acordeón.

Sin embargo, era Jorge el escritor detrás de la comedia, el que escribía las rutinas que llevarían a los espectáculos. De su genialidad se desprendió la mayoría de sus conciertos y presentaciones.

Complementaban el grupo el menudo Rafael y Carlos, el mayor, el más músico de todos. Cada uno con una personalidad, pero era imposible no verlos juntos. Y cuando hacían chistes en clave de bolero, no sonaban muy lejanos a cuando Les Luthiers se lanzaba por el mismo género.

La situación está tan berraca que si mi mujer se va con otro ¡yo me les pego!


De 'Operación Ja-ja', saltaron a la fama como grupo cómico al lado de comediantes completos como Hugo Patiño, quien en un diálogo con EL TIEMPO, cuando falleció Carlos, en 2004, recordó del grupo una aventura en una gira artística nacional que hicieron juntos en 1981:

"Veníamos de Maicao hacia Riohacha por carretera, para tomar un avión. Nos llevaban unos guajiros que paraban cada rato a tomar whiskey, y yo venía preocupado porque nos fuera a dejar el avión. Ellos decían: 'No te preocupes que los llevamos hasta Barranquilla' y, cuando por fin llegamos, había un bololó impresionante. Cuando pregunté qué había pasado, un maletero me dijo pues que la caneca en que tú te ibas se cayó . Llegamos siete minutos tarde y eso fue nuestra salvación".

Nosotros en la familia decimos que la vena artística la heredamos de mi papá y la vena várice, de mi mamá.


Los Hermanos Monroy les pertenecieron al siglo XX. Su último trabajo discográfico entre quince que publicaron salió al mercado en 1999 y, desde entonces, se dedicaron a hacer presentaciones exclusivas con Alejandro Monroy en reemplazo de Wilson, su padre, hasta que en 2004 falleció Carlos, el mayor de los hermanos.

Durante un tiempo, Wilson y Jorge siguieron explorando la comedia en formato de dúo y hoy permanecen radicados en Estados Unidos.
 

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA