Música y Libros

La perra que sobrevivió a la calle y 'escribe' sus historias en libros

Linda Guacharaca lanza en la Filbo su segunda publicación. Su vida es una muestra de que amar cura.

Linda Guacharaca: de mascota a diva perruna escritoraLinda Guacharaca: de mascota a diva perruna escritora
La historia de mi mascota

Linda Guacharaca es toda una 'diva' de las redes sociales. Allí comparte anécdotas de sus viajes por el mundo. Foto: Yamila Fakhouri

25 de abril 2018 , 12:04 a.m.

"Linda, es alucinante a lo que hemos llegado tú y yo", es una de las frases más frecuentes que la abogada española Yamila Fakhouri le dice a la bella Linda Guacharaca, la mascota que recogió hace cinco años cuando paró a comer junto a un amigo en una bomba de gasolina sobre la carretera, a eso de las 11:30 p.m., de regreso de un viaje por los Llanos orientales colombianos.

"Yo salí con un hueso en la mano para un perro de la entrada, pero como habían muchos, y podían terminar peleando, seguí caminando y de la nada salió algo que intentaba quitarme el hueso con tanta fuerza que era como si me fuera a arrancar la mano", recuerda Fakhouri mientras rasca la barriga de la perrita. 

Sin pensarlo mucho y en lo que considera un "impulso de solidaridad interespecies", esta abogada española la subió al baúl del carro y se la llevó para Bogotá. Luego, paró en un supermercado, le compró un collar, la alimentó y al día siguiente fue donde el veterinario para saber con qué suerte correría el animal. 

Fuimos al veterinario y me dijo que no había nada por hacer, que no iba a volver a caminar 

El diagnóstico no era el mejor, pues se trataba de una mascota de figura esquelética, sucia y pelada, con su cuerpo partido en siete partes, espalda torcida, un edema por falta de proteínas y garrapatas. Era tan 'feíta' que por pura ironía decidió llamarla Linda. 

"Fuimos al veterinario y me dijo que no había nada por hacer, que no iba a volver a caminar y que iba a ser muy difícil alimentarla porque llevaba sin comer demasiado tiempo, tenía el estómago bastante averiado. No me sentí capaz de dejarla allá, por eso me la llevé y empezó esta aventura", narra al describir sus primeros días juntas. 

'Linda me adoptó a mí'
La historia de mi mascota

El libro de Linda ha llegado a tantos lugares como ella. Los viajes junto a su ama es una de sus grandes pasiones.

Foto:

Yamila Fakhouri

Antes de Linda, Yamila no sabía nada de perros. Fue gracias a ella que descubrió que batían la cola cuando estaban contentos y el valor de los milagros, pues aunque un poco chueca vio cómo, contra todo pronóstico, empezó a caminar: "Fue como despertar de un sueño porque llevaba meses esperando su recuperación".

Aunque en un principió pensó en darla en adopción, desde el día que se escapó de un paseador para ir tras su ama entendió que ya eran familia y que el camino en adelante sería junto a su compañera de cuatro patas, de ahí que la presentó ante sus familiares más cercanos.

"Cuando todo empezó mi papá, que es árabe, consideraba a los perros animales sucios y los que conocía eran de los oasis -de esos que muerden personas- por eso les tenía miedo. De hecho, Linda fue el primer perro que él tuvo cerca (...) Mi mamá, en cambio, estaba asustada porque pensaba que me iba a prender alguna enfermedad o acabaría con mi vida viajera. Pero nada de eso pasó, ahora Linda entra feliz a su guacal cuando vamos hacia Europa sabiendo que va a visitar a sus abuelos que tanto la quieren", dijo. 

Yamila describe a su mascota como la compañera perfecta, la espera a las salidas de los lugares, cuida sus pertenencias mientras disfruta del mar y la lleva de regreso al hotel en medio de los viajes, algo que antes era todo un problema pues es algo despistada para ubicarse. "Nuestra relación es un ejemplo de que con cariño y disciplina se logran cambios".

De mascota a diva perruna escritora
La historia de mi mascota

'La vida es Linda' es el título del primer libro de esta perrita.

Foto:

Yamila Fakhouri

Esta cenicienta canina no solo salió adelante pese a sus adversidades de salud, también se ha convertido en una diva literaria que se ganó el titulo de la primera autora perruna en publicar dos libros con ayuda de un montón de personas que confiaron en su proyecto a través del crowdfunding (una red de financiación colectiva donde grandes ideas salen adelante gracias a la ayuda de desconocidos que donan su dinero).  

"Empecé un blog en medio de lo dramático que fue luchar por la salud de mi perrita, escribir en voz de Linda fue la forma de reírme de esa situación que inicialmente no era nada chistosa. Poco a poco muchos lectores fueron llegando. El amigo con el que viajé cuando conocí a Linda le decía siempre a la perrita: 'Señorita Guacharaca, para cuándo el libro'. Tiempo después, en un viaje a Providencia, nos enteramos de que él había fallecido y decidimos que era tiempo de ponernos a escribir", afirma Fakhouri.

El primer libro de esta escritora canina salió en tiempo récord. El secreto, dice su ama, está en que la conexión entre las dos es tan natural que es el animalito quien le dicta, ella solo debe observarla y las letras salen sin mucho esfuerzo. "Ese libro se envió a todos los rincones de Colombia, ha viajado tanto como ella. Ya va en tercera edición. Ahora sacamos el segundo, ahí se puede escuchar a una Linda más madura que ya entiende el mundo".

Todo se ha ido dando para que esta canina llegue con sus historias a colegios y hogares en diferentes puntos del país. De hecho, este martes, en el marco de la Feria del Libro de Bogotá, se llevó a cabo el lanzamiento de 'Linda, la perra viajera' y ya se planean muchos más proyectos para que a través de las letras sus ladridos sean conocidos por más personas.

Ahora esta abogada alterna su papel como docente de Derecho Penal con los proyectos de la pequeña Guacharaca, la perra a la que ella le salvó la vida, pero también a la que le debe el cambiarla por completo y el descubrir ese 'algo' que por mucho tiempo le faltó.
Siga las huellas de esta mascota en www.lindaguacharaca.org o en redes sociales:
Facebook: Linda Guacharaca ; Instagram: @lindaguacharaca  y Twitter: @LindaGuacharaca

DIANA MILENA RAVELO MÉNDEZ
Twitter: @DianaRavelo
ELTIEMPO.COM

¿Quiere que su mascota aparezca en EL TIEMPO? Escríbanos a diarav@eltiempo.com Todas las historias son valiosas para este espacio

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA