Música y Libros

Un libro para hablar de la actualidad del marxismo

El número 40 de la colección de pensadores está dedicado a la obra de dos teóricos del siglo XX.

Gramsci

Gramsci reflexionó sobre cómo puede ser el rol del intelectual en el mundo de hoy.

Foto:

EL TIEMPO

20 de junio 2018 , 11:09 p.m.

Hasta bien entrados los años sesenta —años en los que todo se controvirtió, la longitud del pelo, el ancho de las bocamangas de los pantalones, la intimidad de las mujeres y los hombres, la tradición centenaria de ser gobernados por señores no menores de 75 años— había dos dueños del discurso marxista.

China y la Unión Soviética, esta última con su pléyade de países satélites desde América Latina hasta África, pasando por toda la Europa oriental, desde cuyas academias y editoriales oficiales se dictaba cátedra de cómo entender el pensamiento de Carlos Marx, Federico Engels, y algunos gobernantes que quisieron aportar a la exégesis del marxismo aplicado al manejo de pueblos enteros ya no solo en la política, sino en la resbaladiza economía. ¿Tendremos que detenernos a recordar cómo terminó todo esto?

El culto en el que se adoctrinaba sobre lo que Marx y Engels habían querido decir llegó a extremos curiosos. Marx, por ejemplo, quien preconizó cómo la revolución por venir era la de los proletarios de países industrializados, en los cuales el capitalismo había llegado a mostrar, tempranamente, su esencial catadura de extrema concentración del capital y de inhumanidad, la emprendió contra Bolívar. No podía un tipo de una colonia, en países donde no había industrias entendidas como las entendemos hoy, digo, no podía estar liderando una revolución que se ajustara a sus ideas. Se han visto a gatas para comprobar que Marx hizo esta subvaloración de los movimientos independentistas del siglo diecinueve en lo que hoy es América Latina porque estaba desinformado, o mal informado por alguien o sencillamente porque una praxis como la de los pueblos de las colonias europeas no encajaba bien en su teoría de la historia.

Gramsci (1891-1937), comunista él “pero buena persona”, como diría un personaje de Cabrera Infante, y Louis Althusser (1918-1990), en 1965, le dieron la vuelta a esta ecuación. Cada uno, en su momento, pensó que aún había verdades del marxismo que seguían ofreciendo la explicación inequívoca de hechos plenamente actuales.

Gramsci

El marxismo hoy. La herencia de Gramsci y Althusser.

Foto:

EL TIEMPO

Adquirir la colección completa, el mejor negocio

Con $ 22.900, más el cupón que aparece este jueves en EL TIEMPO, adquiera los jueves un nuevo ejemplar de esta serie. Los socios de la tarjeta Vivamos EL TIEMPO tienen como beneficio un descuento especial. Su colección completa, en el 4266000, opción 3, o en www.descubrirlafilosofia.co

Próximas entregas:
Berkeley, 28 de junio.
Posmodernidad, 5 de julio.
Max Weber,12 de julio.
Denis Diderot, 19 de julio.
Theodor Adorno, 26 de julio.
John Rawls, 2 de agosto.


FRANCISCO CELIS ALBÁN
EDITOR DE EL TIEMPO

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA