Música y Libros

Sin Rabinovich y en su honor, Les Luthiers regresa

El grupo vuelve a Colombia luego de superar la muerte de su integrante más gracioso en 2015.

fg

De izquierda a derecha: Horacio Turano, Marcos Mundstock, Jorge Maronna, Carlos Núñez Cortés, Martín O'Connor y Carlos López Puccio, la actual alineación de Les Luthiers.

Foto:

Archivo particular

21 de agosto 2016 , 01:27 a.m.

Lo más paradójico alrededor de la extensa obra de la agrupación argentina Les Luthiers puede ser que la realidad se parece cada vez más al mundo que caricaturizaron sus chistes inmortales.

Hace muy poco, Colombia se preguntaba si era necesario modificar su himno nacional de acuerdo con la coyuntura actual, tal como se lo proponía en 1996 la Comisión de Mantenimiento y Actualización Permanente de la Canción Patria, la C. M. P. C. P. (sigla que hay que pronunciar escupiendo en el rostro del interlocutor), en el sketch ‘Himnovaciones’ de Les Luthiers' (de su ‘show’ ‘Bromato de Armonio’), aquel en el que sugerían declarar a Noruega como nuevo enemigo nacional: “Total ¡en Oslo nunca se van a enterar!”.

Después de 14 años de no venir a Colombia, donde sembró su bandera en el Teatro Colón, el grupo vuelve ahora con un espectáculo antológico denominado ‘¡Chist!’

La pérdida de Daniel Rabinovich, en agosto del 2015, conmocionó el universo de los amantes de Les Luthiers. Sus fanáticos lo señalaban como el más gracioso entre los más graciosos, un dolor que sumió al grupo en un justo silencio temporal y a sus seguidores, en la pena moral. Pero a la vez, volvió a encender el impulso de salir de gira. De hacerlo por Rabinovich: “Es lo que quería Daniel”, le contaron Carlos López Puccio, Jorge Maronna, Marcos Mundstock y Carlos Núñez Cortés al mundo.

Un parangón del destino con el único espectáculo con el que los candidatos al Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2011 son comparables: los británicos de Monty Python, quienes, tras la muerte de su compañero Graham Chapman, e incluso en su velorio, le lloraron como sabían hacer, despertando carcajadas.

Sortear la ausencia de Rabinovich resulta imposible. Pero Les Luthiers ha cubierto sus papeles con dos de los siete artistas que han sido reemplazantes habituales: Horacio Turano, integrante desde el 2000, y Martín O’Connor, que fue convocado en el 2012. Cuando alguno de los principales no podía aparecer en una presentación, por algún motivo, los reemplazantes asumían el reto.

Por supuesto, al público le resulta difícil imaginar en rostros diferentes la gracia del extinto cantante de boleros y baterista, el que sembró en la memoria colectiva el nombre de “Esther Píscore” o la canción de ‘La Gallinita dijo Eureka’, pero una de las fortalezas del grupo es que el humor es una marca propia de todo Les Luthiers.

O’Connor no es un aparecido. De sus 50 años, 44 han estado relacionados con el canto, la actuación y la comedia, desde que debutó en la televisión argentina. Luego, en los años 90, empezó a tener protagónicos en la escena de los musicales de Buenos Aires, como ‘Drácula’, que fue llevado al Luna Park en 1991, así como ‘El fantasma de la Ópera’, ‘Sweeny Todd’, ‘Bodas de sangre’, ‘La bella y la bestia’, ‘Grease’, ‘Frankenstein’ o ‘Víctor Victoria’.

No menos experiencia tiene el ‘Tato’ Turano, de 63 años, quien aporta su visión de arreglista y multiinstrumentista, proveniente de la escena del jazz desde los años 70. Cuenta que López Puccio lo llama su “doble de riesgo”, lo que considera un honor: “Cubrir las espaldas de estos cinco monstruos” (pues está preparado para reemplazar a cada uno).

No es la primera vez que hay cambios en Les Luthiers. Ernesto Acher estuvo entre 1971 y 1986; Gerardo Masana, el ‘Flaco’, fue fundador del grupo y falleció en 1973. Pero la historia siguió viva.

En YouTube ya se pueden ver actuaciones de O’Connor y Turano con Les Luthiers, como aquella del ‘sketch’ ‘La hija de Escipión’.

Una antología se quedará, por supuesto, corta: son más de 175 piezas musicales y sketchs repartidos en un amplio catálogo de 11 discos y 15 DVD desde 1966, cuando publicaron ‘Música...? Sí, claro’, la biografía de Johann Sebastian Masana.

Fue en 1969 que presentaron en sociedad a Johann Sebastian Mastropiero con Querida condesa. ‘Y Sonamos pese a todo’, su primer larga duración. ¡Chist! ya está en DVD, desde el 2013. Antes estuvo ‘Lutherapia’, del 2009.

Ya solo quedan unos días para la nueva cita con Les Luthiers. Bien lo dijo Marcos Mundstock: “Time is money... El tiempo es un maní”.

Así será ‘¡Chist!’, un viaje por su obra

Si usted prefiere no conocer el repertorio previamente, es mejor que pare de leer aquí. Estos son los ‘sketchs’ que presentarán en ‘¡Chist!’:

1. Manuel Darío (canciones descartables); 2. La comisión (himnovaciones); 3. La bella y graciosa moza marchose a lavar la ropa (madrigal); 4. Solo necesitamos (canción ecológica); 5. La hija de Escipión (fragmento de ópera); 6. Bolero de los celos (trío pecaminoso); 7. Educación sexual moderna (cántico enclaustrado); 8. La redención del vampiro; 9. Encuentro en el restaurante (rapsodia gastronómica); 10. Los jóvenes de hoy en día (R.I.P. al rap).

¿Cuándo y dónde?

Tres conciertos en Bogotá: 26, 27 y 28 de agosto (solo hay boletas disponibles para la tercera fecha, en primerafila.com.co), en el Palacio de los Deportes. En Medellín, 31 de agosto, en Plaza Mayor Pabellón Amarillo. Boletas en Tuboleta.com.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO
En Twitter: @laresonancia

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA