Música y Libros

Tom Abella encarna la dura vida de los guitarristas solistas

El músico bogotano acaba de terminar una gira por EE. UU. y lanzó su cuarto álbum.

fg

Abella ganó el premio Subterránica como mejor guitarrista del país.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

24 de agosto 2016 , 08:03 a.m.

Es el año 1998 e Iris corre por el pasillo soleado hasta el estudio de su papá. Agarra el biberón a dos manos y le grita, con toda la energía atómica de sus cuatro años: “¡papá, no más yayarraaa¡”.

Pero su papá, el músico bogotano Tom Abella, cualquier cosa haría en esta vida menos soltar su guitarra eléctrica, a la que lleva aferrado 30 años ininterrumpidos, por lo menos.

La de Abella es la historia de muchos artistas colombianos que luchan en el anonimato por el simple amor y entrega a su arte, sin concesiones, más allá de la fama y de los tradicionales clichés del mundo del rock, y a años luz de los dictámenes de la disquera o del empresario de turno.

“Si uno sigue su pasión, más temprano que tarde tiene que dar el paso de fe”, asegura el músico.

Esa misma determinación fue la que lo hizo dejar su “cómoda vida de profesor” y guerreársela en la calle, y lo que condujo que se hiciera viral, hace algún tiempo, una foto que registra el momento en que es sacado a empellones de la plaza de Bolívar de Tunja por un policía, bolillo en mano.

“La música está en la calle, en el extremo. Cuando uno tiene hambre o está comiendo de la que sabemos, compone mucho mejor”, afirma, entre risas, ahora que recoge los frutos de sus sacrificios a la ‘diosa de las seis cuerdas’.

Abella responde a esta entrevista desde Fort Collins Colorado (Estados Unidos), donde, desde hace seis meses, realiza una gira de ‘clínicas de guitarra’, intercaladas con conciertos en varias ciudades.

Además, desde hace algunos años trabaja con el patrocinio de amplificadores Laney, cuerdas D’Addario, y hasta Eko Guitars, que ya fabrica la guitarra referencia Tom Abella, un modelo especialmente diseñado para el tipo de música que él interpreta.

Terquedad, pasión… ¿qué lo ha hecho mantenerse vigente?

La entrega y la perseverancia. Hay mucho músico que quiere todo ya, subirse a la limusina de una vez. Pero eso no es así. Toma tiempo y sacrificio cuando se trata de hacer lo que a uno le llena el alma y con el alma. El arte es o todo o nada, cero de aguas tibias.

¿Cómo está el panorama de este tipo de música en Colombia, después de tantos años de esfuerzo?

No ha cambiado, los mismos cinco bares, los mismos sitios de hace 20 años, cobrando los mismos 10 mil pesos por entrar a verlo a uno. A nadie le interesa el rock en Colombia… ¿Dónde están las estrellas de rock de Colombia? No existen.

También acaba de estrenar su cuarto álbum. ¿Es más fácil ahora, con las nuevas tecnologías de audio y video?

Eso tampoco ha cambiado. Cada nuevo disco es una labor de titanes. Como todos los anteriores, Architect of the Universe fue una odisea que logré gracias al empuje de la gente de ENE Audio, donde lo grabé, en Bogotá. Sin ellos, que saliera al mercado hubiera sido imposible.

Estuvo circulando, igualmente en Facebook y Twitter, una foto suya en pleno ‘toque’ mientras desde el público lo miraba el ‘monstruo’ de la guitarra Steve Vai, muy atento…

Eso fue en la pasada feria Namm, de instrumentos musicales. Yo había sido invitado por Laney y de la nada apareció el dios de la guitarra, y eso que dicen que el hombre nunca se fija en los guitarristas anónimos (se ríe el músico).

¿Es cierto que en algunos países de Latinoamérica le dicen el ‘Steve Vai bananero’?

Ese es uno de los remoquetes que me han aplicado. Un honor ser comparado con semejante leyenda. No me molesta, sería muy atrevido de mi parte decir que soy original. Nadie es original.

Y ahora ¿qué sigue en su carrera?

Aprovechar mi nuevo álbum. Dos años de gira por Colombia, Latinoamérica y Europa el año entrante. Por ahora, tengo agendados 27 conciertos en Colombia y 20 en Ecuador. Pero, como siempre, es cuestión de fe, de cerrar los ojos e ir hasta donde me lleve la guitarra.

Guerreros de las cuerdas

Estos son algunos artistas que dan la batalla, guitarra en mano, por divulgar su arte:

Katalina González. Su sonido mezcla jazz, rock y ‘funk’. Comenzó a estudiar guitarra a los 13 años, en la U. Nacional. Pronto lanzará su segundo álbum. En el 2012 abrió su academia, Guitarra Versátil.

Óscar Méndez. Pionero del ‘fingerstyle’ en Colombia, técnica de guitarra acústica que se remonta a los tiempos del ‘blues’ del Misisipi (EE. UU.). Ingeniero de sonido, músico y docente. Debutó como solista en el 2012 con su primer álbum, ‘Lone spirit’.

Andrés Álvarez. Guitarra progresiva con fuertes componentes de ‘hard rock’ y ‘heavy metal’. Fundador de la banda bogotana Sigma. Vive en Tampa, Florida (EE. UU.).

Javier Bustacara. Rock progresivo, docente y productor musical. Licenciado en música de la U. Pedagógica.

Jimmy Arias
Especial para EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA