Música y Libros

El nostálgico adiós a Todelar

La emisora le quita protagonismo al sistema de noticias nacionales para priorizar la música anglo.

Desaparece Noticias Todelar

Una de las viejas cabinas de Todelar: con su locutor, el control que le abría los microfónos y unos equipos que ahora son recuerdo.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

13 de agosto 2017 , 12:00 a.m.

Hubo una noche en la que la humanidad levantó la mirada y contempló la Luna durante horas. El 20 de julio de 1969, cuando el Apolo XI se posó en el satélite en un punto bautizado Mar de la Tranquilidad.

Al día siguiente, para mayor asombro, el astronauta estadounidense Neil Armstrong salió de la pequeña nave y exclamó: “Este es un pequeño paso para el hombre, pero un salto gigantesco para la humanidad”.

La ciencia ficción se hacía realidad. Los pocos colombianos con televisión vieron la imagen borrosa y en blanco negro. La gran mayoría, sin embargo, se reunió en familia alrededor del radio para escuchar a Todelar, la emisora que reinaba en el dial.

Eran otros tiempos. ¿Cómo explicarles eso a las nuevas generaciones? ¿Creerán que era posible comunicarse sin Netflix, Youtube, Facebook y Twitter? Es más, ¿que la gente vivía sin internet y sin celular?

En la década de los 50, los colombianos se informaban con periódicos que llevaban a las casas los repartidores en bicicleta. La televisión apenas arrancaba y la radio dedicaba sus mejores horas a la música autóctona de tiple y requinto y a la santa misa que escuchaban las abuelas mientras pasaban las cuentas de sus rosarios.

El 31 de julio de 1953, en Cali, los hermanos Bernardo y Jaime Tobón de la Roche fundaron la emisora con el acrónimo de sus apellidos, Todelar, con una programación inédita: música alternada con noticias. “Nuestra señal se extendió de Cali a Buga, Palmira, Tuluá y Cartago”, recuerda Bernardo Tobón Martínez sobre el crecimiento inicial de la obra de su padre.

Este había viajado a Panamá para traer equipos de transmisión que le dieran un sonido más diáfano a esas voces de entonces: gruesas, potentes y, en su mayoría, masculinas. En uno de esos periplos se fascinó con un loro que no paraba de hablar. “El loro será el logo de la emisora”, sentenció.

Y así fue hasta ahora, cuando es noticia porque empresarialmente decidió “bajarles el volumen a las noticias y subírselo al máximo al de la música anglo”, como lo expresa su gerente ejecutivo, Carlos Alberto Cuervo, en la cómoda sede, en el norte de Bogotá.

Se cierra así un escenario por donde pasaron algunas de las voces más reconocidas del país. “La desaparición de ‘Noticias Todelar’ es un hecho doloroso no solo para el periodismo radial colombiano, y para el periodismo en general, sino para el país entero”, dice Juan Gossaín. “Todelar inició la primera gran época de la radio informativa, con nombres inolvidables como Gabriel Cuartas Franco, Alberto Giraldo, Antonio Pardo García, Jorge Enrique Pulido, Martha Montoya, Daladier Osorio y tantos otros colegas que evocó con admiración”, recuerda el periodista, a quien lo invade la nostalgia al repetir aquel eslogan entrañable: “Nos oyen y nos creen”.

Las voces que pasaron por sus micrófonos forman parte de la memoria del país. Los de la vieja guardia, Hipólito Hincapié Roldán, Alberto Acosta, Arturo Abella, José Pardo Llada, y otros que hoy brillan en el dial, Néstor Morales, por ejemplo, director de la joven Blu, y Yolanda Ruiz, directora de RCN Radio.

Días de nostalgia

La desaparición del área de noticias ha sido un proceso paulatino. Hasta el 20 de diciembre pasado estuvo al aire el noticiero de la cadena en el dial 890 AM. Luego la marca se ha ido retirando de las promociones. Y hoy ya no se escucha “La X, una emisora Todelar”. Ahora, esta se promociona sin su apellido. Igual ocurre con la otra emisora de la casa: La 92, especializada en reguetón y pop anglo.

En las redes, influyentes periodistas que formaron parte de Todelar se lamentan y anuncian que antes de que termine este mes de agosto se bajará su reconocido logo.

Son tiempos de despedida para una época que ya no volverá. “Cuando pienso en Todelar pienso en escuela”, dice Yolanda Ruiz. “Para muchos, como en mi caso, fue la primera puerta que se abrió y el lugar en donde aprendimos lo esencial del oficio”.

En efecto, eran días en los que no había WhatsApp ni Google y los reporteros debían recurrir a toda su creatividad para transmitir la información. Por ejemplo en las vueltas a Colombia, los narradores buscaban las cimas, veían a los ciclistas pasar y de inmediato emprendían una carrera a los puntos en donde hubiera una conexión telefónica para echarles monedas de 20 centavos a los teléfonos y emitir los informes.

Todos sufrían de dolores de espalda por los mastodónticos equipos que debían cargar. Algunos de los más sonados periodistas deportivos se hicieron allí: Iván Mejía Álvarez, Hernán Peláez Restrepo, Édgar Perea, por mencionar solo algunos.

“Todelar logró ser en tiempos dorados de la radio colombiana la cadena más importante de noticias en Colombia”, agrega Juan Pablo Calvás de La W Radio. Recuerda además que “Todelar llegó a ser más grande que Caracol y RCN en los tiempos en que la competencia se daba no solo en contenido sino en ingenio, pues los medios y recursos de entonces nada tenían que ver con los de hoy”.

Uno de los éxitos de esta marca fue el de haber conectado por primera vez a todo el país. De ahí, el eslogan “Todelar está en todas partes”. En palabras de Gustavo Gómez, director de ‘La Luciérnaga’ de Caracol, la emisora “había venido siendo una de esas escasas formas que tenemos todos los colombianos de estar unidos”.

Eran otros tiempos, dice Cuervo; los fundadores tuvieron la buena idea de potencializar emisoras locales –Radio Continental, en Bogotá; La Voz del Río Grande, en Medellín; La Voz del Valle, en Cali– con su propio sabor, su color local, el tono de cada ciudad, y luego los enlazaban para tener una cobertura nacional. Llegó a tener en sus años de gloria 44 emisoras que le permitían llegar a los transistores como el Circuito Todelar de Colombia.

El Hombre Increíble

Y, con una parrilla de ficción inolvidable: ‘La ley contra el hampa’, en la que participaban cada día mínimo 10 actores, para hacer crónicas inquietantes. Sucesos que empezaban a punta de machete y cuchillo, pero que terminaban con la moraleja de que el crimen no paga; ‘La doctora corazón’, de gran audiencia femenina y en la que su locutora aconsejaba a las jovencitas abstenerse de “dar la prueba de amor”, y la historieta hablada ‘Kalimán’, el ‘Hombre Increíble’, con la voz de Gaspar Ospina con su leal compañero, el Pequeño Solín, interpretado por Érika Krum.

Fue la época de las radionovelas y de las noticias con emisoras que parecían imbatibles: Radio Tequendama, Radio Continental y La Voz de Bogotá. ¿Entonces? ¿Qué pasó? Varios factores se combinaron para llegar a la situación de hoy. En primer lugar, el éxito de Caracol y RCN, adversarios con el músculo financiero de los dos grandes grupos económicos del momento, Santo Domingo y la Organización Ardila Lülle. Luego, las emisoras de AM se hicieron más costosas y poco rentables, y finalmente llegó internet.

“Nos vimos obligados a hacer una reestructuración empresarial para modernizarnos”, dice Cuervo, quien niega, como se dice en las redes, que el debilitamiento informativo sea producto de agrias disputas por el control de la empresa entre los herederos de Bernardo Tobón.

La sociedad actual está haciendo los ajustes en un mundo en el que se va a velocidad de gigas y trinos. Por eso, ahora apuesta por fortalecer emisoras con contenido ‘premium’ para una audiencia selecta y en la que prima la música anglo. No es una infidelidad con el idioma español, son los días que corren, explica. Hoy la radio se hace con ‘streaming’ y ‘podcast’.

Por eso, la nostalgia de Yolanda Ruiz. “Antes, mucho antes de las redes, la radio nos conectó”, dice, “De ella extrañaré todo, incluso el logo. Mejor dicho, no el logo: el loro”, dice Gustavo Gómez.

ARMANDO NEIRA
Redacción Domingo
En Twitter: @armandoneira

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA