Música y Libros

Malcolm Young puso la dinamita de AC/DC

Su muerte, el pasado sábado, representa el fin de una era del rock duro mundial.

Angus y Malcolm Young

Angus y Malcolm en la calle AC/DC en Leganés (España).

Foto:

Paul White / EFE

19 de noviembre 2017 , 11:00 p.m.

“¿Cómo fue que AC/DC (una banda más australiana que Cocodrilo Dundee o el didgeridoo) se tomó Inglaterra como una tormenta en tan solo seis meses?”, le preguntó un periodista del magazín roquero londinense ‘National Rock Star’ en 1976 al guitarrista Malcolm Young, quien le respondió: “No teniendo escrúpulos”.

Algo de cierto debía tener el apunte del músico de baja estatura, cabeza gacha y expresión de duende, escondida entre una profusa melena: de alguna forma, su banda de sonidos duros y escasa urbanidad, que en 1975 era apenas un fenómeno local conocido solo en Oceanía, irrumpió en la meca del rock en pleno quiebre entre el estilizado rock progresivo y el nacimiento del muy insubordinado ‘punk’,–movimiento al que intentaron relacionarlos en un comienzo–, rompiendo vidrios con una pedrada titulada ‘High Voltage’, la reedición británica de sus primeros dos discos australianos.

Y clavaron una bandera de victoria en una cima extraña, superando el rechazo de los críticos musicales ortodoxos de Londres: el sencillo ‘It’s a Long Way to the Top’ (‘If You Wanna Rock n’ Roll’). Luego, estallaron la radio con dinamita: la canción T.N.T.

De aquel momento de invasión en tierra de invasores ya han pasado más de 40 años y una larga historia de muchos éxitos –‘Highway to Hell’, ‘You Shook Me All Night Long’, ‘Let There Be Rock’, ‘Jailbreak’, ‘For Those About to Rock’ (‘We Salute You’), ‘Thunderstruck’, ‘Shoot to Thrill’, ‘Hell Bells’, ‘Whole Lotta Rosie’, ‘Back in Black’, ‘Hail Cesar’, ‘Hard as a Rock’, por mencionar unos. Esta escalada tuvo como protagonistas a los hermanos Angus y Malcolm Young, guitarrista líder y guitarrista rítmico, respectivamente, además de las voces inconfundibles de Bon Scott y Brian Johnson.

La muerte de Malcolm Young, el pasado sábado, tras tres años de sufrimiento ante un cuadro de demencia con pérdida total de memoria a corto plazo, que lo condujo al retiro en un hogar de descanso, representa un duro golpe emocional para la escena del ‘hard rock’.

Desde un comienzo, fue la estampa de su hermano Angus –ataviado con su traje escolar de pantalones cortos– la que se convirtió en símbolo de la soberbia y sublevación roquera adolescente de AC/DC, protagonizando casi todas las portadas.

Pero si Angus era el gatillero, Malcolm era quien sembraba las cargas explosivas. Fue quien creó y sostuvo el estilo del grupo, totalmente eléctrico y crudo, sin alejarse de su propia fórmula y sin rebuscar una profundidad que no les correspondía.

“La gente puede ir a escuchar a R.E.M. si quieren letras profundas, pero al final de la noche, lo que quieren es irse a casa a ‘tirar’, y ahí es donde entra AC/DC”, aseguró alguna vez Malcolm Young sobre la música de su banda.

En 1988 hubo un momento de retiro temporal de Malcolm Young de la banda, en un esfuerzo por no repetir la historia del cantante Bon Scott, quien murió accidentalmente por intoxicación etílica, en 1980. Lo reemplazó su sobrino, Steve Young, quien precisamente es hoy parte de la célula de AC/DC.

Si algo ha demostrado AC/DC es que no se amilana con los golpes, uno tras otro. La banda no se acabó tras la partida de Scott, sino que resucitó con la inclusión de Johnson; tuvo que excluir al bajista Phil Rudd, envuelto en un escándalo judicial en Nueva Zelanda, y se mantuvo en gira tras los anuncios de enfermedad de Malcolm y de pérdida de audición de Johnson, quien luego de un tiempo volvió a la banda, contra las recomendaciones médicas.

Sin embargo, Angus Young parece hacer demasiados esfuerzos por sostener el grupo en la actualidad, sin su hermano, ni tampoco Rudd, ni el bajista Cliff Williams, ni Johnson, a quien reemplazaron con Axl Rose, lo que despertó todo tipo de comentarios.

El final de Malcolm Young era esperado, pero tanto en Australia como en la escena del rock el dolor está vivo:
puede ser que el músico ya haya tomado la autopista directo al infierno.

CARLOS SOLANO
Editor de Cultura - EL TIEMPO @laresonancia

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA