Galería
Gente 16 de julio de 2018 , 05:06 p.m.

En el #DíaDelEmoji, conozca el 'culto' a estos símbolos

El emoteísmo es un proyecto satírico que critica la realidad nacional. Fuimos a una de sus 'misas'.
Galería de fotos sobre el emoteísmo
Fotos: Juan David Castro / 'Culto apocalíptco del fin' en el Espacio Odeón, Bogotá (18 de junio de 2018)

Quienes dicen ser emoteístas afirman que tienen al menos 2823 dioses y que ese número va en aumento. Sí, parece como un número extravagante para una 'religión' pero el 'Panteón' de los emoteístas, en sus propias palabras, “depende de los emojis nuevos que salgan con cada actualización de los mismo en los móviles”. 

Galería de fotos sobre el emoteísmo
Fotos: Juan David Castro / 'Culto apocalíptco del fin' en el Espacio Odeón, Bogotá (18 de junio de 2018)

Así lo afirma Verónica Ochoa, una de las fundadoras del emoteísmo, proyecto que nació a mediados de 2017, cuando ella, Felipe Vergara y otros que hoy soy parte del proyecto pensaron en crear una propuesta ‘espiritual’ satírica que comentara la realidad política y social colombiana con humor negro, además de hacer contraparte a dogmas religiosos y que, según los emoteístas, influyen indirectamente en la política nacional. “Somos una religión politeísta y anarquista”, asegura Ochoa.

Galería de fotos sobre el emoteísmo
Fotos: Juan David Castro / 'Culto apocalíptco del fin' en el Espacio Odeón, Bogotá (18 de junio de 2018)

El emoteísmo cuenta con aproximadamente 2100 seguidores entre sus cuentas de Facebook, Twitter e Instagram. A través de videos e imágenes comparten sátira política, algunas actividades en plazas públicas y hacen invitaciones a sus procesiones y 'misas'.

Entre los seis encuentros que han hecho desde su fundación hasta hoy en Espacio Odeón y ArteStudio, los emoteístas reunieron aproximadamente de 1000 personas.

Galería de fotos sobre el emoteísmo
Fotos: Juan David Castro / 'Culto apocalíptco del fin' en el Espacio Odeón, Bogotá (18 de junio de 2018)

Señalados de uribistas, petristas, marihuaneros e illuminatis tanto en redes sociales como en los performances que han hecho en buses de Transmilenio, el Parque del Virrey, la Universidad Nacional y la Javeriana (eventos en los que hablan de 'testimonios de conversión' y prédicas), su campo de difusión son las redes sociales.

No permiten la agresión verbal contra sus detractores, sus estrategias en el internet pretenden generar ‘ternura’ y diálogo con los demás. Sus miembros invitan a seguidores y curiosos en las redes sociales a hacer parte de activismo en las calles de Bogotá.

Galería de fotos sobre el emoteísmo
Fotos: Juan David Castro / 'Culto apocalíptco del fin' en el Espacio Odeón, Bogotá (18 de junio de 2018)

No hay ningún ‘ritual’ para ‘pasarse’ al emoteísmo. Se trata, más bien, de una cuestión de actitud del día a día: con tan solo "realizar unas ‘ofrendas’ como dejar poemas abandonados en la calle, dar serenatas en las EPS, hacer chistes en los bancos, bailar en un juzgado o cajero electrónico es suficiente para considerarse un emoteísta”, explica Verónica Ochoa.

Galería de fotos sobre el emoteísmo
Fotos: Juan David Castro / 'Culto apocalíptco del fin' en el Espacio Odeón, Bogotá (18 de junio de 2018)

Esta práctica conserva tres principios: el 'principio del monstruoso exceso’ que, según ellos, es “desprenderse de nudos espirituales y mentales implantados anteriormente”; el ‘pensamiento crítico individual’, que invita a dudar de todo (incluso de ellos mismos); y la ‘imaginación como acción’, que se traduce en que las personas vivan más conectadas al arte y la poesía.

Los emoteístas desconfían de las otras religiones e iglesias ya que no creen en dogmas o posiciones absolutas. Según sus mandamientos, para ellos no se debe “seguir a cualquier idiota… es mejor ser un idiota extraviado que ser un idiota que sigue el extravío de otro idiota”.

Galería de fotos sobre el emoteísmo
Fotos: Juan David Castro / 'Culto apocalíptco del fin' en el Espacio Odeón, Bogotá (18 de junio de 2018)

Sus ‘misas apocalípticas’ se empezaron a realizar días después de la segunda vuelta presidencial por la que pasó Colombia este 17 de junio. En ellas se evocaron profecías, falsos mesías, bailes y “cantos a la decadencia y la ceguera” que, según los emoteístas, la sociedad vive actualmente.

Espacio Odeón fue donde se realizó el 'Culto apocalíptco del fin', un evento que duró cuatro días (del 18 al 21 de junio) y permaneció abierto a todo público. Masmelos, karaoke, peluches, una piscina de pelotas y un saco de boxeo (donde se invitaba al visitante a descargar su ira contra la política y la sociedad), fueron algunos de los curiosos objetos que usaron en el encuentro.

Galería de fotos sobre el emoteísmo
Fotos: Juan David Castro / 'Culto apocalíptco del fin' en el Espacio Odeón, Bogotá (18 de junio de 2018)

En el emoteísmo cualquier seguidor puede “jugar” a ser papa o sacerdote, sin jerarquías; del mismo modo, sus profetas pueden ser escritores y filósofos como Nietzsche, Borges y Thoreau. Además, se nutre de otras propuestas espirituales satíricas como el discordianismo y el pastafarismo.

Galería de fotos sobre el emoteísmo
Fotos: Juan David Castro / 'Culto apocalíptco del fin' en el Espacio Odeón, Bogotá (18 de junio de 2018)

El 21 de junio de este año, según Verónica Ochoa, los emoteístas 'beatificaron' a algunos líderes sociales asesinados meses después de la formalización del acuerdo de paz: consistió en un encuentro entre los emoteístas en el que resaltaron los logros de los líderes sociales y por qué acciones se los recordaba. "Para nosotros, los cambios deben empezar desde comunidades pequeñas, así como los líderes comunitarios hacen todo el tiempo", dice Ochoa. 

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA