Gente

'Todas las razas pueden mostrar signos de agresividad'

La veterinara Carolina Alaguna señala que lo que hay es animales con problemas de comportamiento.

'Todas las razas pueden mostrar signos de agresividad'

Según la etóloga Alaguna, "hay perros que necesitan bozal porque tienen problemas de comportamiento, no porque sean de una raza determinada".

Foto:

Según la etóloga Alaguna, "hay perros que necesitan bozal porque tienen problemas de comportamiento, no porque sean de una raza determinada".

17 de febrero 2017 , 06:18 p.m.

En una época, los perros pastor alemán daban miedo. Basta recordarlos en las películas sobre el Holocausto, cuidando los campos de concentración y abriendo sus fauces contra los judíos. Desde hace mucho tiempo se usan en seguridad, pero no por su fiereza sino por su inteligencia.

Luego el turno fue para los dóberman, también por culpa de las películas, en este caso sobre el anticristo. Y también se volvieron perros guardianes. Así mismo, hay que recordar a las fieras de las peleas caninas de 'Amores perros'.

Es así como se han ido estigmatizando algunas razas de perros, sin negar que se hayan presentado graves casos por agresividad de alguno de ellos. El nuevo Código de Policía cataloga 14 razas como potencialmente peligrosas, pero para Carolina Alaguna, médica veterinaria de la UDCA y especialista en comportamiento de perros y gatos (etóloga) de la Universidad de Barcelona, “no hay razas agresivas, sino dueños irresponsables que los inducen o que no saben llevarlos”.

¿Existen las razas potencialmente peligrosas?

No. Existe la agresividad como problema de comportamiento o resultado de una patología orgánica, que le produzca dolor o cambios de comportamiento al animal. Por ejemplo, ante un trauma físico, el perro puede reaccionar con agresividad o un tumor cerebral puede hacerlos cambiar su comportamiento.

Pero hay perros bravos

Hay animales que pueden tomar un comportamiento agresivo independientemente de la raza. Esta no es un factor determinante para que un perro sea agresivo.

¿Entonces por qué las medidas que ha tomado el nuevo Código de Policía?

Porque hay razas fuertes, en las que los animales son grandes, con mandíbulas fuertes, pero de forma errónea las han llamado y considerado potencialmente peligrosas. ( Además: No pueden exigir pólizas a dueños de perros 'peligrosos': Fasecolda)

Pero casos se han visto de agresiones

Sí, pero si el Distrito tuviera un reporte exacto de casos de perros que han mordido a otros, se vería que hay de todas las razas, incluyendo golden retriever, poodles, tal vez con ataques menos graves. Las mal llamadas razas peligrosas han sido estigmatizadas y son los casos que más muestran los medios de comunicación. Las agresiones se pueden evitar con dueños responsables.

Pero ha habido cambios genéticos en algunas razas y se han vuelto agresivas.

Los humanos vieron un potencial en esos perros fuertes para ponerlos a pelear y hacer apuestas. Como ocurre en los toros de lidia, escogen los ejemplares más bravos, y los cruzan para buscar los genes dominantes de agresividad y que se expresen más. Fue algo que hizo el hombre, no que fuera algo propio de una raza en particular. Eso podría hacerse con un pincher o un french poodle.

¿O sea que los perros no son agresivos, sino es el hombre el que los vuelve agresivos?

Sí.

Cómo se llega a eso.

Primero, por selección genética, haciendo cruces para que los perros expresan comportamientos agresivos. Segundo, por educación: los educan para pelear. Tercero, porque crecen en un medio ambiente hostil, donde los tratan violentamente y se vuelven agresivos.

Muchos de estos perros se han usado en seguridad, por su carácter

Sí, por la contextura física. Dentro de la lista del Código de Policía no están los pastores alemanes, pero en una época estuvieron estigmatizados como agresivos. Luego cogieron otras razas como los dóberman y rottweiler. Las empresas de vigilancia prefieren animales grandes porque producen miedo.

Hay perros que sí muestran los dientes

Todas la razas, desde un pincher hasta gran danés, pueden mostrar signos de agresividad. Pasa cuando una perra está recién parida y busca proteger a sus bebés. Puede que nunca haya gruñido y en ese momento lo hace. También puede pasar con un perro tranquilo, pero si un niño está encima molestándolo todo el día, él puede reaccionar porque está desesperado. No es que el perro sea agresivo como tal. Muchos de los accidentes ocurren con niños, cuando los papás no están pendientes. Los pequeños menores de 6 años no leen las señales de un perro que está desesperado y no quiere seguir jugando. Entonces le gruñe y le muestra los dientes como signo de aviso, no necesariamente significa que vaya a atacar, más si es un perro desconocido. Incluso el niño puede llegar a lastimarlo sin culpa, chuzarle un ojo y el perro reacciona para defenderse.

¿Se puede revertir la agresividad?

Sí se puede. Un médico veterinario y etólogo debe evaluar el nivel de agresividad del perro y los posibles motivos. A veces puede ser causada por el ambiente en la familia donde vive, porque es nervioso, por miedo, todo esto es rehabilitable. Pero si llega a niveles de peligrosidad, como haber matado a otro perro o a una persona, la eutanasia podría ser la mejor opción. Pero, sin duda, son más los casos rehabilitables.

¿Qué hacer para corregir el comportamiento agresivo?

Hay varias técnicas. Es ideal trabajar la desensibilización ante el estímulo que le genera agresividad. Se debe acercar el perro gradualmente a ese estímulo e ir premiándolo cuando no reaccione ante él. Hay que tener un trabajo previo de adiestramiento y obediencia. Para esto se requiere de personal profesional: un veterinario etólogo y un adiestrador calificado.

¿Cómo reconocer los signos de agresividad?

Hay que estar alerta si, por ejemplo, el perro –sin importar la raza– no se deja sacar de un sitio como debajo de la mesa, o si le vas a quitar un juguete, o lo despiertas o tocas cuando está dormido y gruñe o muestra los dientes. También si no se deja peinar o limpiar los dientes. Son señales de que necesita la visita de un etólogo, porque se está volviendo agresivo y generalmente se relaciona con la falta de disciplina. Gruñir es la primera manifestación para defenderse de lo que le molesta o le da miedo. Luego trata de morder, primero suave, luego más fuerte. Hay niveles de agresividad, por lo que hay que estar atento a las señales.

Aprender a usar el bozal

Ente las medidas que el Código de Policía establece respecto de las 14 razas catalogadas como potencialmente peligrosas está la del uso obligatorio del bozal cuando se sacan a pasear.

Según la etóloga Alaguna, “hay perros que necesitan bozal porque tienen problemas de comportamiento, no porque sean de una raza determinada”. Pero ante la norma, ella da algunas recomendaciones para su uso.

* Buscar un bozal de adiestramiento, que permite abrir el hocico, ladrar, tomar agua y recibir premios. Es como una canasta grande.

* Hay un nuevo material suave y no pesado, que no fastidia tanto como los de metal.

* Para que se acostumbre a usarlo, hay que empezar poniéndoselo por momenticos (ir aumentando el tiempo, de 2 minutos a 5, a 10, etc.), en la casa antes de sacarlo a pasear con él. Hay que premiarlo por el rato que lo use. Evite que lo entienda como un castigo, la idea es que lo asocie con algo positivo. Cuando lo aguante por media hora, pueden salir a la calle.

natdia@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA