Gente

Karin Jiménez y Santiago Arias serán padres de un niño

La pareja le contó a ¡HOLA! Colombia los detalles del mejor regalo de sus vidas.

Karin Jiménez y Santiago Arias serán padres de un niño

Recibí palabras muy especiales. Que la vida nos va a cambiar, que es muy duro, pero todo muy positivo, asegura Arias.

Foto:

¡Hola! Colombia

06 de julio 2017 , 07:28 p.m.

LA felicidad los embarga. Santiago, el futbolista de la Selección Colombia y del PSV Eindhoven (Holanda), cuida cada paso que da su esposa. La mira con especial amor y cada vez que puede, se acerca a ella, le da un beso en la barriguita y la acaricia. Karin por su parte, está más bella que nunca, sus ojos brillan cada vez que habla del embarazo y mantiene una sonrisa en su rostro.

Santiago Arias y Karin Jiménez esperan su primer hijoSantiago Arias y Karin Jiménez esperan su primer hijo
Santiago Arias y Karin Jiménez esperan su primer hijo

Juntos aguardaron el momento más indicado para revelar la noticia, esperaron unos meses y antes de iniciar unas vacaciones, nos contaron todos los detalles del bebé, anhelado y esperado, que viene en camino.

En una entrevista pasada, nos contaron que esperaban tener muy pronto una familia. El momento llegó. ¿Los tomó por sorpresa?


—Santiago: Para mí, sí. Aun - que ya lo habíamos hablado y lo estábamos buscando, la noticia de que vas a ser papá causa impacto, obvio, de mucha felicidad.

—Karin: Llevábamos unos meses buscándolo. Un día, le pedí el favor al médico del PSV que me hiciera la prueba de sangre y al siguiente día me dijo: “Karin, ya tengo el resultado… es positivo”. Yo no lo podía creer y le pedí que por favor no le dijera nada a Santi mientras preparaba una sorpresa.

¿Y cómo se lo anunciaste?

Estábamos en la cama, ya nos íbamos a dormir y le dije a Santiago que se volteara y le daba un masaje en la espalda. (“Yo sí la veía muy cariñosa, dice el delantero paisa entre risas). Él se acostó y cuando puso las manos debajo de la almohada encontró lo que le había dejado: una prueba casera y una carta que decía “Vas a ser papá”.

¿Qué sentiste en ese momento, Santiago?

Yo nunca lloro, pero se me alcanzaron a aguar los ojos. Me puse muy feliz, es una emoción muy grande.

¿Y tú, Karin?

Me emocioné demasiado. Santi me venía pidiendo un hijito hacía tiempo. Fue muy lindo ver su reacción cuando se enteró porque él no es expresivo, pero esa noche sí fue diferente, me pedía que se lo repitiera y que le dijera que no era una broma. Esa noche no pudimos dormir.

¿Cómo te sientes ahora?

Estoy a punto de cumplir cinco meses y ahora que lo empiezo a sentir, sé que es real.

Los tres primeros meses han sido los más hermosos del mundo, tenía más energía que nunca, era una tranquilidad impresionante, no me alteraba por nada, era una paz interna infinita. Ahora tengo muchos cambios emocionales, me río, lloro, no quiero que Santiago se vaya de mi lado, es la sensibilidad a flor de piel.

Pero también tuvieron un susto. ¿Verdad?

Sí, un día me dio una gastroenteritis y tuve mucho malestar y en otra oportunidad, sangré. Fue horrible. En ese momento Santi no estaba conmigo, se había ido temprano a entrenar. Cuando esto ocurrió lo llamé llorando, el doctor me mandó hacer una ecografía y afortunadamente todo estaba bien, me mandaron reposo y ya. Pasamos esa prueba.

¿Y cómo te ha ido con los antojos?

Sí le han dado unas cosas rarísimas, dice Santiago. Más que todo de cosas cítricas. Le encanta comer mango con sal y limón a las dos de la mañana. También vive pidiendo naranja y Chococrispis con leche. Todo le da a la madrugada. Está muy consentida.

¿Ya sabemos el sexo?

Sí, hace poco lo pudimos confirmar con la última ecografía. Será un niño, se llamará Thiago. Le escuchamos su corazoncito, eso es muy lindo, emocionante, es único. Estaba con los pies abiertos.

Santiago, con todo esto, debes estar cuidando mucho a Karin…

Demasiado, vivo más pendiente de ellos. Le he dado muchas flores y le celebré su primer Día de la Madre con algunos regalitos. Le hablo y todo. En las mañanas lo saludo y me despido en la noche. Estoy muy consentidor. La mamá sí es un poco tímida, a Karin le da pena hablarle. ... —“(risas) No, para nada, lo que pasa es que yo tengo mis momentos de soledad con él”, responde la modelo.

Sin duda la relación se fortalece mucho más. ¿Lo han sentido?

La verdad es que nuestra relación siempre ha sido muy linda, pero esto realmente nos ha unido más. A veces siento que me están cambiando y eso que no ha nacido (risas), asegura Santiago.

¿En la Selección ya se enteraron?

Sí, tanto en el PSV como en la Selección Colombia. En uno de los últimos partidos con el PSV hice un gol y lo celebré anunciando esto. Me metí el balón bajo la camisa y le di un beso. Se lo dediqué a mi bebé.

¿Qué te dijeron?

“¡Uy, casi que no… Tanto tiempo!”, todos molestando, pero en realidad todos me felicitaron.

¿El ‘profe’ Pékerman te dijo algo especial?

Recibí palabras muy especiales. Que la vida nos va a cambiar, que es muy duro, pero todo muy positivo.

Ya le habrán comprado algunas cositas…


Dos pares de zapaticos. El primer regalo nos lo dieron Phillip Cocu, el director técnico del PSV, y su esposa. Nos regalaron un conjunto blanco, un peluchito y un kit de aseo.

¿Cómo se imaginan de papás?

—Santiago: Karin será una mamá…zota (risas). No, la verdad, ella será la mano dura de la familia porque su temperamento es más fuerte. Será una gran mamá, es una mujer cariñosa y muy especial.

—Karin: Yo lo veo a él en un nivel extremo de consentimiento. Santi es demasiado tierno. Me imagino que será como lo fue su papá, un superapoyo para Thiago. Un hombre responsable, enseñando orden, porque es demasiado ordenado… enseñando muchas cosas buenas. Hace mucho tiempo, cuando hablábamos de tener un hijo, siempre le decía que quería que fuera igualito a él, tal cual, físicamente y en su forma de ser.

¿Lo quieres tener por parto natural?

Sí, pero habrá que esperar a este día a ver qué pasa. Odio el dolor, las inyecciones, pero des - de ya estoy trabajando para ese momento, será un gran reto. Yo creo que por eso esperé tanto el momento de ser mamá, le tengo mucho miedo al día que nazca. Solo esperamos que nazca sanito.

¿Seguirán viviendo en Holanda? ¿El niño nacerá allí?

Por ahora tengo contrato allí, pero estoy esperando a ver qué sale. Me gustaría otra liga, otro club, para seguir creciendo. Quiero un cambio, ya son cuatro años allá. Me gustaría la liga inglesa, pero al final las de España, Italia y Alemania son buenas. Y pues Thiago nacerá donde estemos instalados. Donde estemos juntos como familia.

Texto: Ángela Landínez Olaya
Realización: Paula Sanmiguel
Maquillaje: Álex Ramos
Fotos: Hernán Puentes

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA