Gente

‘Yo me voy a otro país y tú te quedas’: ¿qué hacer?

Ideas para enfrentar esta situación cuando su pareja decide viajar.

Viaje

Puede ser sano acompañar y apoyar a su pareja en el proceso de irse a otro país si deciden continuar la relación.

Foto:

123rf

06 de febrero 2018 , 10:09 p.m.

“Tengo una supernoticia: ¡me dieron un trabajo en Europa! Me voy dentro de cuatro meses, me van a pagar superbién, y desde ahí creo que podría hacer mil proyectos, mil cosas...”.

Las palabras que me decía mi novio de entonces en el 2015 empezaron a esfumarse en mi cabeza después del “me voy dentro de cuatro meses”; después del “me voy”, de hecho.

Aunque ambos sabíamos desde hacía más de un año que ese era su sueño y su meta laboral, nunca habíamos hablado sobre qué iba a pasar con nosotros si le ofrecían mudarse de Colombia. Resultado: nos dejamos un día después de esa noticia. Y ya.

La semana pasada, le pregunté, que hubiera hecho distinto frente a la situación y me contestó: “La verdad, hoy tampoco tengo ni idea”. Lo mismo me pasa a mí, no sé cómo lo enfrentaría hoy. “Nosotros nunca lo discutimos bien, simplemente asumíamos que era una situación fea, pero que no podía ser de otra manera. Que formarnos en estudio y en el trabajo era primordial, y punto. Pero lo hubiera hablado desde mucho tiempo antes de confirmar que sí iba a irme, creo”, me dijo.

Sea por una beca, una oferta laboral o un intercambio, cualquier oportunidad de que su pareja se vaya a otro país, para vivir una experiencia única y que seguramente le hará crecer como persona y como profesional, puede verse opacada a la hora de pensar qué va a pasar con la relación.

De hecho, por ejemplo, el portal especializado en mudanzas globales MoveHub indica que cada vez son más las personas que, que entradas a la vida profesional (de los 25 años en adelante) se mudan a otros países para tener mejores oportunidades laborales: cuatro de cada diez en todo el mundo lo hacen precisamente por esa razón.
Si está pasando por esta situación y se siente abrumado o no sabe cómo enfrentarla, siga estos consejos.

1. Hable del tema sin presionar

Pedro, bogotano y periodista cultural de 28 años, me contó que en el 2012, cuando empezó a hacer sus papeles para irse a Estados Unidos a hacer una maestría, él y su novia hicieron la misma mala jugada. “Hablamos muy poco sobre lo que pasaría entre los dos cuando me fuera”, dijo. Y añadió: “Yo pensé que realmente no había futuro, pero no lo discutimos expresamente”.

Viéndolo en retrospectiva, sentencia: “Creo que no hablamos porque no queríamos enfrentarlo, o por lo menos yo no. Lo que terminó pasando fue que la relación fue muriendo de a poco”. No se enviaron mensajes durante meses. ¿Y la última llamada? Fue para dejarse.

Frente a esta situación, la psicóloga de familia María Elena López explicó: “No hablar del tema es normal porque empiezan a surgir miedos reales que pueden ser paralizantes: que la distancia haga perder el afecto del otro, que disminuya el nivel de compromiso, que uno se sienta estancado mientras el otro avanza, entre otros factores, pero no hay que dejar de hacerlo”.

Por eso, expresar sus preocupaciones es esencial para ir trabajando el distanciamiento antes de que llegue el día de partir, si es el caso. “Conversen al respecto sin forzarse a tomar todas las decisiones de manera inmediata, con franqueza pero sin presión”, recomendó ella. “En esos momentos no se tienen todas las respuestas; estas se van aclarando a medida que se vaya avanzando en el proceso, y es algo que nunca recae en uno solo, sino en ambos”, añadió.

2. Aproveche para ser creativo

Que nos abramos a las posibilidades que nos da la tecnología es una de las recomendaciones de la terapeuta de pareja Nelly Rojas.

“Es cierto que uno de los problemas principales por resolver es cómo se va a manejar el sexo a distancia, en especial si se trata de una pareja monógama”, explicó Rojas. “Pero eso no significa que, por ejemplo, si quieren quedarse uno a uno, no se puedan usar los chats y las videollamadas a su favor. El cibersexo siempre es una buena opción para estos casos”.

La idea es probar dinámicas diferentes que ambos crean que podrían funcionar a distancia antes de que su pareja se mude. ¿Cómo les iría si tuvieran una relación abierta o si se mandaran cartas por correspondencia todos los meses? “Ese tipo de ejercicios pueden fortalecer la conexión emocional, incluso si no siempre se está físicamente”, dijo, por su parte, María Elena López.

El punto es que pueden buscar maneras creativas de mantener la intimidad y la confianza antes de la hora de partida. Como mínimo, explorar y prepararse para estas dificultades lo hará crecer como persona. Si no le funcionan, al menos lo sabrá por experiencia.

Y, bueno, si se va a tomar la decisión de terminar, López recomienda que esto también se decida antes de que la pareja se vaya, para así poder hacer un duelo en su propio espacio.

3. Hagan planes y acepten los cambios

¿Cuánto va a durar el distanciamiento? ¿Qué puede pasar después? ¿Cómo caben sus expectativas en el futuro que se imagina con su pareja, aunque esté por fuera por un tiempo?

“Si es una relación de pareja funcional, respetuosa, basada en la confianza, el respeto y el cariño, siempre se van a poner estas y otras cartas sobre la mesa: deben evaluar el norte que tienen ambos, si se puede compartir o no, hasta dónde puede llegar y hasta dónde no”, opina la terapeuta Nelly Rojas.

Con estas preguntas en mente, vale la pena discutir cuestiones tan pragmáticas como qué tanto dinero habría disponible para visitarse o qué parte de sus planes profesionales y/o educativos pueden ayudarlos a volver a retomar la relación ‘con normalidad’.

Ahora bien, esto no significa que todos los planes deban adaptarse, sí o sí, a un plan futuro inamovible. “A veces tenemos que aceptar que, con el transcurso del tiempo, las cosas cambian y surgen otras prioridades”, aclara Rojas, y hace énfasis en que esta es la razón por la cual no es bueno hacerse promesas en este contexto, sino mantener siempre una comunicación efectiva. “Lo importante es estar muy atento a qué tanto les interesa a usted y a su pareja continuar con la relación”, dice. “Eso va a determinar el éxito o fracaso en este contexto”.

Pero para que no haya sorpresas y desilusiones, lo mejor es hablar con tiempo de las expectativas de cada uno.

MARU LOMBARDO
@puntoyseacabo

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA