Gente

‘Espero que esto termine con dignidad’: Kate del Castillo

Tras su episodio con el ‘Chapo’ Guzmán y la investigación judicial, la mexicana vuelve a su oficio.

Kate del Castillo, actriz mexicana

La naturaleza del nexo con el ‘Chapo’ Guzmán ha sido la polémica más dura que la actriz mexicana, Kate del Castillo, a sus 44 años, ha enfrentado en su vida.

Foto:

Cortesía Canal Caracol

07 de mayo 2017 , 01:23 a.m.

Kate tiene claridad de que fue en Chile, ante la inmensidad del desierto de Atacama, que Joaquín Guzmán Loera, alias el ‘Chapo’ Guzmán, el narcotraficante más buscado del mundo por años, fue ganando en su imaginario carne de ficción.

“Estábamos rodando ‘Los 33’ cuando supimos que lo habían agarrado”, dice desde Nueva York. Kate va sentada en el asiento trasero de una camioneta de vidrios polarizados, viste un traje de pantalón negro y viene saliendo desde los estudios del matinal ‘Good Morning America’, de la cadena ABC, en pleno Times Square. Al teléfono repasará lo que ha sido su vida desde entonces hasta hoy, cuando se encuentra en plena promoción de la serie ‘Ingobernable’, de Netflix.

Corría febrero del 2014 y en el set de grabación instalado a 25 kilómetros de Copiapó, la actriz mexicana compartía con sus compañeros, Antonio Banderas, Lou Diamond Phillips y la directora también mexicana Patricia Riggen, ideas sobre el hombre que entonces quedaba tras las rejas. Pensar en él no era un ejercicio nuevo para Kate. Dos años antes, en un arrojo literario, ella había tuiteado una carta abierta diciendo que confiaba más en el ‘Chapo’ que en el Gobierno de su país y lo invitaba a usar su poder para traficar cosas buenas. “Trafiquemos con amor”, le dijo.

Hoy dice que ni ese día en que escribió al ciberespacio ni esa tarde ante el fantástico gris del desierto chileno, pensó que el ‘Chapo’ se volvería ante sus ojos un ser real. Nunca imaginó que casi tres años después de su tuit los abogados del narcotraficante la contactarían para decirle que Guzmán quería conocerla, que admiraba su valentía y franqueza, que la había visto en la serie ‘La reina del sur’ y que, por todo eso, quería cederle los derechos de propiedad intelectual sobre su biografía para hacer cine, libros o televisión.

La naturaleza del nexo con Guzmán ha sido la polémica más dura que a esta actriz de 44 años le ha tocado enfrentar. Tras la espectacular fuga de Guzmán desde la cárcel en julio del 2015 y su recaptura en enero del 2016, se hizo público que la actriz mantuvo contactos con él desde septiembre del 2014. Y que en octubre del 2015, estando él en la clandestinidad, lo conoció. Ella, Sean Penn y dos productores hollywoodenses se internaron en la selva mexicana para discutir los detalles del proyecto artístico.

Hoy la actriz declara:

“Para mí él es simplemente... es que ni puedo no decirlo: es el narcotraficante número uno, el más buscado del mundo, y que ha traído mucha desgracia a nuestro país. Pero, por otra parte, le tengo un agradecimiento por la confianza que tuvo en darme los derechos de su vida, y en haber arriesgado su libertad al llevarme a conocerlo”.

Desde ese 2 de octubre, la actriz ha sido investigada por la Fiscalía mexicana. Sus comunicaciones electrónicas con el capo de la droga han salido a la luz y, a través de todas ellas, se ha insinuado una novelesca historia de seducción. Desde entonces, ella no ha podido regresar a su país.

¿Cómo está? ¿Más tranquila al cabo del tiempo transcurrido?

Yo siempre me he sentido tranquila porque me puedo ir a dormir en paz. Ahora, de que hay una persecución, la hay. Esa no me la inventé yo. Punto. (Judicialmente) ganamos los amparos y un juez federal ya les dijo que tienen que cerrar el caso (de supuesto lavado de dinero a través de su tequila, Honor) porque no me encontraron nada. Pero aún no lo han hecho. Y abrieron una segunda investigación, que no tengo clara de qué va, porque no te dicen mucho.

¿Qué significa para usted no poder volver a México?

Pues yo ya llevo muchos años viviendo en Estados Unidos, tampoco creas que voy mucho. A veces sí voy a visitar a mis papás, pero ellos también han venido a visitarme varias veces. Lo que quiero es que se acabe mi problema cuando se tenga que acabar. Las cosas se tienen que hacer bien hechas y seguir el debido proceso. Y, más que nada, espero que esto termine con dignidad, porque se me atacó sin dignidad. Entonces no tengo mucha prisa, la verdad.

En medio del huracán, usted denunció sexismo. ¿Por qué?

Porque si hubiera sido yo hombre, esto no estaría sucediendo. Es supersencillo. No les sucedió nada a los tres hombres con los que fui a verlo. Y, además, se tuvieron que ir por la parte de que yo tenía una relación con el señor (Guzmán). Entonces, imagínate.

Usted fue víctima de violencia intrafamiliar. ¿Cuándo se sintió más vulnerable?

Pues no sé. Ha habido mucho de eso al cabo de mi vida, pero sí puedo decir que solamente cuando eres vulnerable te puedes hacer más fuerte. Una cosa no existe sin la otra. Y esas experiencias me han hecho la mujer que soy ahora, para bien o para mal. Te dan fuerza y aprendes a conocerte en situaciones extremas.

¿Qué ha aprendido?

Más que nada, de mis flaquezas, porque mis fortalezas creo que las sé. Tal vez me he vuelto mucho más tolerante para ciertas cosas a las que antes no lo era, y completamente intolerante para cosas que sé que no me funcionan. He aprendido cosas como saber decir que no; antes me costaba trabajo. Y creo que no tiene nada más que ver con esto último que he pasado. Creo que tiene que ver con la experiencia de vida que vas teniendo. Llega un momento en que no necesitas quedar bien con nadie y que te aceptas tal cual eres. Y a quién le guste, bien; y a quién no, también. Y eso te da una seguridad, que es muy padre para una mujer a los 40.

El polémico encuentro

Del encuentro que Kate del Castillo tuvo con el ‘Chapo’ Guzmán en octubre del 2015 se han escrito cientos de páginas en revistas tan prestigiosas como la mexicana Proceso –la versión de Kate–, ‘The New Yorker’ –un perfil de la actriz– y ‘Rolling Stone’, con la controvertida versión de Sean Penn publicada apenas tres días después de que Guzmán fuera recapturado, en medio de las vanaglorias del Gobierno mexicano diciendo que había sido precisamente gracias a los contactos con los actores que se lo había ubicado. “Me quise morir”, ha dicho Kate del Castillo sobre la publicación que expuso su relación por mensajes. “Me sentí utilizada”, agregó.

“Después de eso estuve encerrada dos semanas sin salir de mi casa –cuenta–. Pues primero no tenía a qué, y segundo, estaban los ‘paparazzis’ detrás de mí. Había periodistas fuera de mi casa. Entonces, como no tenía a qué salir, dije “ni para qué”.

Además, eran momentos en que había mucha incertidumbre. No se sabía bien de qué me estaban acusando, ni quién me estaba acusando, si era el Gobierno mexicano o si era el Gobierno estadounidense. No sabía nada. Pues sí, fueron momentos difíciles”.

Hasta el día de hoy la versión de Kate es que ella invitó a Penn, a quien no conocía personalmente, a sumarse al proyecto biográfico sobre el ‘Chapo’ Guzmán por consejo de los productores que había contactado y tras ver que el actor tenía cercanía con temas sociales.

Ella dice que se reunieron un par de veces antes de emprender el viaje hacia el encuentro con el ‘Chapo’, pero que Penn nunca le dijo que había acordado con ‘Rolling Stone’ escribir lo que surgiera del encuentro.

Ojalá, hacer una entrevista (la que terminó realizándose vía videos semanas después).

Después de viajar casi diez horas en ‘jet’ privado, camionetas y avionetas, Kate y el grupo fueron recibidos afectuosamente por Guzmán. Tomaron tequila, comieron tacos, conversaron sobre la industria del cine. Ella, la única mujer, estuvo siempre a cargo de la traducción. Estaba en eso, con la adrenalina al cuello, cuando se sorprendió al escuchar que Sean Penn le hablaba al ‘Chapo’ Guzmán de publicar en la revista ‘Rolling Stone’. Ella siguió traduciendo, pero no sin dudar.

Dice que ha aprendido a decir que no. ¿Le dieron ganas de negarse a traducir lo que decía Penn?

Bueno, también había que ser un poco inteligente, ¿no? No estaba en una posición para decir que no en esos momentos. Primero, porque si me ven que me enojo con él, imagínate, que le hacen algo a Sean. No podía. Estaba con la cabeza a mil por hora. Hasta pensé que quizás era bueno hacer una entrevista para ahí basar nuestra película. En fin, me pasaron veinte cosas por la cabeza. Pero lo que sí tenía clarísimo es que no iba a hacer un pleito enfrente de este señor (Guzmán). Y rodeada de su gente, además.

¿Quiso proteger a Penn?

En ese momento, créeme que no pensé en todo. Pero desde luego no quería ni voltear a ver feo a Sean; que era lo que yo sí quería hacer en ese momento, porque tenía al señor Guzmán, clavado, viéndome. No quería que él sintiera una incomodidad de mi parte, porque yo sabía que algo podía pasar. Entonces sí, mi instinto tal vez fue ese.

***

Otro momento en que la cabeza de Kate dio mil vueltas fue cuando el sueño, al final de la tensa jornada, la empezó a vencer. Guzmán le recomendó dormirse y se ofreció a llevarla personalmente hasta el bungaló dispuesto para ese fin.

Aquí las versiones de Kate y Sean Penn coinciden: todos los invitados se miraron con una mezcla de temor y expectación cuando él corrió la silla de ella, la tomó gentilmente por el brazo y desaparecieron. Kate, una vez más, pensó que no era un momento para decir que no.

“Pues imagínate –ríe, ahora con alivio–. ¿Cómo iba a decir, ‘no, gracias’? Hay que también ser inteligente”.

“Gracias a Dios, y eso tengo que agradecérselo al señor Guzmán, él me respetó mi integridad física en todo momento.

¿Se ha vuelto a contactar con el ‘Chapo’ Guzmán (ahora en una prisión de Estados Unidos)?

No, mis abogados están en contacto con los suyos, pero yo no.

¿Lo está evitando?

Pues no necesariamente. Sin duda quiero hacer la película, una serie, con los derechos que tengo. En algún momento tendrá que haber un acercamiento conmigo o con quien vaya a escribir el guión.

¿Y ha tratado sus diferencias con Sean Penn?

No. No me interesa en lo más mínimo.

CLAUDIA GUZMÁN V.
El Mercurio (Chile) - GDA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA