Gente

Denuncian acoso en la popular comunidad de Facebook Wikimujeres

Varias mujeres han declarado que este grupo, que tiene más de 13.000 miembros, difama y discrimina.

WikiMujeres

En los últimos años, el grupo, que fue creado en el 2015, se había consolidado como un espacio de promoción y de empoderamiento.

Foto:

Facebook: WikiMujeres

25 de julio 2017 , 09:57 a.m.

Wikimujeres es un grupo cerrado de Facebook que conecta a más de 13.000 mujeres y cuya popularidad se ha extendido a países como Perú, Argentina, Ecuador, Panamá y por supuesto Colombia.

Ser aceptada en la comunidad no es tan fácil. Se requiere ser invitada por alguna mujer que pertenezca al grupo y es necesario que se conozcan personalmente. Además, debe tener cierta cantidad de amigas en común –dependiendo de la ciudad– que ya estén dentro de Wikimujeres.

En los últimos años, el grupo, que fue creado en 2015, se ha consolidado como un espacio de promoción y de empoderamiento, pero también de resolución de situaciones cotidianas como encontrar trabajo, niñera, colegios, un plomero, etc.

Sin embargo, varias denuncias se han presentado contra Wikimujeres, algunas relacionadas con la estigmatización y la difamación, bien sea de algunos de sus miembros o en otros casos de empleadas del servicio que trabajan en las casas de quienes pertenecen al grupo.

Este martes en 'La W Radio', Valeria Santos, abogada y una de las corresponsales de esta emisora, envió una carta en la que ratificaba una de esas denuncias.

“A mí también me sacaron de Wikimujeres por decir que lo que hacían estaba mal. Lo más canalla es que son 13.000 mujeres que publican la cédula de sus empleadas de servicio, hacen una lista negra y las acusan de ladronas, de abusadoras de niños o de simplemente malas empleadas, sin tener sentencia de un juez que diga que estas empleadas cometieron un delito”, explica Santos en el documento.

Según su denuncia, aunque el grupo sea cerrado, la enorme cantidad de personas que pertenecen a este y las denuncias que hacen “tienen un impacto en el buen nombre y la reputación de las marcas”, “que obviamente no se pueden defender”.

Y agrega: “En vez de ser un lugar de empoderamiento de la mujer, se volvió un grupo de mujeres de estrato 6 que discrimina, calumnia y agudiza la brecha social de nuestro país”.

En efecto, según la denuncia de Santos, lo que ha hecho el grupo es publicar las cédulas de empleadas del servicio, que a su juicio no han hecho su trabajo bien o incluso las culpan de delitos, a manera de “alerta” para el grupo.

“Publicar las cédulas de empleadas del servicio, que son probablemente la población femenina más discriminada y en estado de vulnerabilidad de nuestro país, sin concederles el derecho a defenderse o a probar su inocencia ante un juez, acabando con su buen nombre, pero además con su única forma de subsistencia, que es su trabajo es muy grave", explica Santos.

Otra denuncia, también hecha en 'La W' por una publicista, confirmó esta información diciendo además que se han puesto fotos de las empleadas y que las denuncias, que casi siempre se mueven a través de una etiqueta, pueden incluir a médicos que no satisfacen la atención de alguien o cualquier queja en la prestación de un servicio a una 'wikimujer'.

“El tema es que muchos de los miembros de este grupo dan como cierta esa información y no se dan cuenta de que pueden ser solo opiniones personas. Entonces todo el grupo asume que lo que está diciendo una es verdad, eso le hace mucho daño a la gente. Nadie pregunta si esto tiene dos caras o no”, indica.

La controversia con este grupo viene desde hace días, pero nació especialmente por el caso de la expulsión de Natalio Ulloa, una colombiana que vive en Chile y quien fue víctima de ciberacoso, según ella, por no estar de acuerdo con la actualización del manual de convivencia del grupo.

“Hice un comentario en uno de los 'posts' que hablaba justamente sobre la importancia de cuestionar las reglas que impone esta señora. Dije que esas reglas me parecían fascistas, que estaba aburrida de eso y que cogieran oficio. Yo sabía que eso iba a generar que ella me echara del grupo, que era exactamente lo que quería, pero no pensé que ella fuera a tomar mi comentario y a ponerme en escarnio público", le dijo Ulloa al portal Vice.com. ELTIEMPO.COM contactó a Geraldine Pomato, fundadora de WikiMujeres, para hacerle una entrevista y está a la espera de respuesta. 

Fundadora envía un comunicado

Por ahora la única respuesta sobre esta caso se dio en ese grupo de Facebook donde se publicó un comunicado de Pomato en el que explica algunos aspectos sobre esa comunidad. 

En el documento, habla de cómo nació la idea de esta plataforma, de cuántas integrantes tiene y el número de países en donde hace presencia y hace énfasis en que el espíritu del grupo es el respeto.

"La interrelación al interior de la comunidad que se ha conformado, dentro del más profundo respeto por las libertades individuales pero así mismo bajo el derecho de asociarnos, ha permitido a miles de mujeres obtener alianzas con otras personas en sus iniciativas sociales, de emprendimiento, comerciales o incluso de relacionamiento laboral. En este orden de ideas, WikiMujeres es un grupo que propende por la construcción de tejido social", indica. 

Además, especifica que al ser un grupo comunitario se han establecida regalas en un manual de convivencia para que las opiniones "no supongan señalamientos" o "sobrepase el derecho a la libre expresión"

"En este orden de ideas, cualquier integrante cuyos comentarios u opiniones no se funden en el mayor respeto por las demás personas que conforman esta comunidad, puede ser retirada del grupo en el que en cualquier caso no está en obligación de participar", explica Pomato. 

Y luego desglosa una a una las denuncias que se han hecho diciendo, por ejemplo, que en caso de empleadas o auxiliares de servicio doméstico, ella misma ha dicho en el grupo que "no es viable hacer ese tipo de publicaciones".

"No existe un “inventario” de empleadas o auxiliares de servicio doméstico promovido por WikiMujeres y las publicaciones individuales que se han realizado por alguna persona sobre este tema no han sido objeto de difusión o apoyo de mi parte como administradora del grupo", afirmó. 

Sobre algunos profesionales que se han denunciado, la fundadora de la comunidad explicó que "rechaza la información de que la comunidad de WikiMujeres acabe o ponga en entredicho la reputación de médicos u otro tipo de profesionales"

"La implementación de un manual de convivencia que aceptan los integrantes que deciden vincularse al grupo o permanecer en él, establecen como regla que no pueden efectuarse denuncias o señalamientos individuales de terceros", indicó. 

ELTIEMPO.COM

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA