Gente

Tres puntos clave para ser un ‘buen ciudadano’ digital

Colombia ocupa el tercer lugar en el mundo con mayor riesgo de tener conductas dañinas en internet.

Ciudadano digital

Pensar qué quiere publicar en internet puede ser una buena práctica digital.

Foto:

123rf

20 de febrero 2018 , 09:33 p.m.

Nos ha pasado a quienes tenemos cuenta en redes: recibir un comentario ofensivo durante un debate o que algún conocido publique fotos o mensajes personales que era mejor no haber compartido... y es común leer que hay una regla general de internet: “Mientras más tiempo pases en línea, más probable es que te sientas peor contigo mismo (por culpa de los demás)”.

Para la periodista estadounidense Devon Maloney, quien escribe en una sección digital llamada ‘Internet y leyes de ética 101’, esa ‘ley’ puede mitigarse.

Comportamientos invasivos, matoneo y propuestas sexuales ya hechas no pueden deshacerse, pero, como ‘ciudadanos digitales’, podemos evitar ser sus perpetradores.

Es una buena noticia para un país como Colombia que, entre 23, es el tercero del mundo con mayor riesgo de conductas negativas de este tipo en internet, después de Perú y Sudáfrica. Así lo afirmó el Índice de Civismo Digital de Microsoft de este año.

Como explica la directora jurídica de seguridad digital de Microsoft para Colombia, Jimena Mora: “Con ‘civismo digital’ nos referimos a que, teniendo en cuenta que en América Latina pasamos casi ocho horas al día en internet contribuyendo a una vida digital, deberíamos ejercer normas de conducta en ella”.

Para Roberto Martínez, analista de la consultora digital Kaspersky Lab, es un error pensar que en interacciones virtuales no hay interacciones humanas. “Al hacer un comentario ofensivo a otro o el hablar de situaciones falsas se sienten sus efectos en la vida ‘real’ ”, dice. Las personas detrás de los usuarios se ofenden, su autoestima puede dañarse y, por causa de fenómenos como el de las ‘noticias falsas’, el consumo de la información se ve afectado de verdad. Por eso, le damos tres consejos para ser un ‘buen ciudadano’ web.

1. Diversifique su percepción de internet

Como confirmó un estudio del Centro de Investigaciones Pew, de EE. UU., Facebook, Instagram y Google sugieren publicaciones y páginas más llamativas para el usuario, dependiendo de sus gustos y disgustos. Esto implica que nuestras redes sociales pueden convertirse en ‘burbujas’ que replican información similar todo el tiempo, lo cual genera que no estemos entrenados para recibir comentarios que pueden ser contrarios a nuestra forma de pensar. Por eso, para no ser incendiario en el mundo digital hay que saber respetar otros puntos de vista y saber ignorar lo que debe ser ignorado o aquello a lo que no se debe responder de inmediato. Como explica Roberto Martínez, “es un tema personal si quieres responder a los comentarios ofensivos de otros o no, pero el que tú reacciones o te enganches en una discusión pública puede causar afectaciones”.

Tómese el tiempo de leer y revisar el contenido y de tratar de entenderlo sin compartirlo inmediatamente. De lo contrario, siempre se enfocará en defender su punto de vista en vez de tratar de entender cómo piensan otros usuarios.

2. Siéntese a analizar cómo quiere que sea su persona digital

Si está presente en el mundo digital, sepa la diferencia entre la persona que usted se considera en el mundo ‘físico’ y la imagen que da de sí en sus perfiles digitales. Aun así, el analista Roberto Martínez considera que “todos deberíamos tener las mismas normas de comportamiento que usamos en la vida real”. Si no debe gritarle a un vecino, tampoco debe gritarle a alguien en internet. Tómese el trabajo de definir su ética digital (cómo se comporta, cómo debate o qué imágenes comparte entre sus amigos, por qué lo hace, con qué propósito, a quién va a afectar ese contenido, etcétera), aunque esta actitud vaya en contra del impulso típico por compartir contenidos en redes sin pensarlo dos veces. “El hecho de que tengamos perfiles que ‘ocultan’ nuestra persona real no nos salva de estar afectando la autoestima, el bienestar y la realidad de otros (como es el caso del trolling)”, añade el analista Martínez. Para hacer todas estas reflexiones, puede hacer ese ejercicio, a veces incómodo, otras, gracioso, de sentarse a repasar lo que ha publicado en sus perfiles, recordar por qué hacía esas publicaciones y evaluar si las sigue teniendo, si tienen sentido o no.

Todos deberíamos tener las mismas normas de comportamiento que usamos en la vida real

3. Tómese el trabajo de entender la herramienta

Tanto en Facebook como Twitter, Instagram y YouTube existen normas de convivencia que, de no ser respetadas, pueden incurrir en sanciones para los usuarios como bloqueos de sus publicaciones o sus cuentas. Las comunidades de redes sociales pueden denunciar contenidos ofensivos, misóginos, racistas, acosadores, entre otros. Como explica Jorge Bermúdez, quien dirige el área de generación de contenidos de YouTube para Colombia y México, con 1.500 millones de usuarios a nivel mundial no hay equipo lo suficientemente grande para monitorear todo el contenido editorial y ahí es donde el sistema tiene en cuenta las denuncias de los usuarios. “Como usuarios no podemos negar nuestra responsabilidad en la construcción de una comunidad y, para construirla bien, también hay qué saber qué está permitido en una red social, qué no, y qué leyes nacionales nos protegen en redes sociales y cuáles no”, explica Mora. Por último, el analista Martínez concluye que “nuestra información siempre podrá ser recuperada aunque las redes nos den la posibilidad de ‘borrar’ nuestras cuentas. Si tenemos eso en cuenta, pensaremos más antes de publicar”.

VIDA MODERNA
EL TIEMPO

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA