Gastronomía

Donuts Queens, el reino de las donas artesanales en Bogotá

Dos pasteleras bogotanas fundaron esta tienda que revoluciona el mundo de las donas ‘gourmet’.

Manuela Echeverry y Aida Gómez

Manuela Echeverry y Aida Gómez se inspiran en postres tradicionales para preparar sus donas.

Foto:

Abel Cárdenas / EL TIEMPO

24 de septiembre 2017 , 02:32 a.m.

Mientras las donas tradicionales están cubiertas de chocolate y de adornos dulces, las Donut Queens llevan elementos inesperados como tocineta, miel de maple o, incluso, una cubierta parecida a la de la pizza de pepperoni.

A simple vista estas son las más exóticas. Sin embargo, un vistazo más detenido a la oferta de la tienda, que incluye cerca de 40 sabores distintos, permite entender mejor la visión de Manuela Echeverri, cofundadora de la tienda, quien, después de estudiar el mercado de las donas ‘gourmet’ en el mundo, concluyó que “una dona puede ser un postre completo y no solo un bocado industrial para un momento informal”.

Con esta idea en mente, y luego de encontrar que en Colombia la oferta de este bocado es fundamentalmente industrial, Echeverri comenzó la aventura de Donut Queens junto con Aida Gómez.

Empezó con una tienda virtual que impulsaron desde la red social Instagram. Más tarde –hace 8 meses para ser exactos– abrieron su primer local en Bogotá, y hace menos de un mes abrieron el segundo.

Desde la apertura del primer local, Echeverri y Gómez empezaron a reunirse desde las cuatro de la mañana para preparar entre 100 y 300 donas.
Ahora, con el segundo local y tres empleados más, la producción varía entre 300 y 800 donas.

El menú incluye donas como la Queen Ariadna, inspirada en el merengón, o la Queen Sofía, en el brazo de reina. Otras tienen sabores famosos. Tal es el caso de la Queen Daenerys, que sabe a chocolate Ferrero Rocher, y la Queen Penélope, que sabe a galletas óreo.

“Nos inspiramos en postres famosos y les dimos forma de dona. A cada opción le pusimos el nombre de una reina. El pie de limón, por ejemplo, es un postre muy popular en Inglaterra. Por eso, la dona de ese sabor se llama Queen Isabel. Y a la dona que se inspira en el ‘crème brûlée’ la llamamos Queen María Antonieta”, explica Echeverri.

Tampoco han dejado pasar la oportunidad de relacionar sus sabores con personajes de la famosa serie ‘Game of Thrones’: además de la Queen Daenerys –que es, por cierto, la más vendida– está la Cersei Lannister, un ‘mousse’ de mantequilla de maní y mermelada de frutos rojos.

La propuesta se inspiró en la variada oferta de donas de Portland, Nueva York, Providencia, San Diego y Miami.

Es impresionante lo abierto que está el mercado bogotano a estos sabores raros

A Echeverri y Gómez les sorprende la respuesta del público. “Es impresionante lo abierto que está el mercado bogotano a estos sabores raros”, dice Echeverri. “Las de pizza y las de tocineta están entre las más vendidas. Y entre las donas personalizadas que diseñamos la que más nos piden es la que tiene forma de unicornio”, agrega.

Cuenta Echeverri que el sabor de tocineta caramelizada y maple es muy común en países como Estados Unidos, pero que la dona-pizza, glaseada con queso derretido y salami, resultó de una lluvia de ideas.

Cada mañana, las creadoras de Donut Queens preparan la masa, las salsas y las cremas de los rellenos de manera artesanal y con productos que seleccionan diariamente en una plaza de mercado para ofrecer a sus clientes un producto fresco.

Una rápida evolución

La primera sede de Donut Queens, en la calle 75 con carrera 22, en Bogotá, es un espacio pequeño que funciona bajo la modalidad de autoservicio. Aunque los productos se pueden consumir allí, el espacio no consta de mesas, así que, por lo general, los clientes piden las donas para llevar.

“La idea fue crear un espacio en el que pudiéramos recibir los pedidos con anticipación, pero también recibir a los clientes que llegaran con pedidos inmediatos”, explicó Gómez.

Aunque el establecimiento tiene un horario de atención fijo, las donas se pueden acabar antes del momento de cierre, por lo que sus dueñas recomiendan hacer los pedidos con anticipación.

Para las fundadoras es muy importante su relación con los clientes, por eso han realizado concursos y actividades para interactuar más de cerca con ellos.

Cuando arrancaron con su tienda, por ejemplo, dejaron que los consumidores eligieran el nombre de una de sus donas, a la que bautizaron Queen Mariana Pajón (con crispetas de caramelo y chocolate), en honor a la deportista colombiana que, en ese momento, acababa de ganar su segunda medalla de oro en los Juegos Olímpicos.

Hace poco realizaron la segunda edición de su ‘All you can eat’ de minidonas, un concurso que premiaba a quien fuera capaz de comer más minidonas.

El segundo local de la marca fue inaugurado el mes pasado, en la carrera décima con calle 96, en Bogotá; funciona como el primero y está más cerca de su clientela inicial. Allí, además de las donas, Gómez y Echeverri ofrecen bebidas como café, gaseosas y leche.

MARÍA ALEJANDRA KARPF
Para EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA